Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

Desnudando el alma en Internet

Los diarios personales ya no se guardan bajo llave. Ahora incluso muchos de ellos se publican en Internet, a la vista de muchas personas. Algunas de ellas son amigos pero por algo se comienza a acuñar el dicho "Eres más falso que un amigo de Facebook"

Actualizada Miércoles, 19 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • SARA NAHUM . PAMPLONA

HE roto aguas. Ahora me estoy midiendo las contracciones con una aplicación del iPhone". Podría parecer una declaración muy personal pero lo cierto es que este mensaje lo pudieron leer la semana pasada cientos de personas. Quién habla es Sara, la mujer del Consejero Delegado de Twitter, una de las herramientas de comunicación más populares de la red. Fue narrando su parto, los primeros dolores, la llegada al hospital, la súplica de la epidural..

. Todo aquel que quiso pudo vivir en directo el momento en que dio aluz a través de los mensajes que iba escribiendo con su teléfono en su espacio de Internet.

Casos como éste se ven todos los días en la red. Personas a las que dejan sus parejas y describen su duelo, gente a la que despiden de su trabajo y cuentan sus sensaciones... Pero también se pueden seguir escenas alegres como cumpleaños, fiestas o vacaciones. Para más cotilleo, todo acompañado por fotografías. Facebook, Tuenti o Twitter son los nuevos escaparates virtuales de nuestras vidas. "Las ideas, opiniones y episodios de la vida cotidiana de la gente corriente que tradicionalmente se escribían y guardaban en cuadernos alejados de la mirada de los extraños, hoy se publican en weblogs que pueden leer diariamente miles de personas", explica José Luis Orihuela, profesor en la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. En un principio la gente escribe únicamente para sus amigos, aunque el círculo de amistades se va ampliando poco a poco, como una bola que crece y a la que no puedes parar y sin poder evitarlo todo el mundo acaba teniendo en su lista personas a las que nunca saludaría por la calle. De ahí la nueva expresión que dice: "Eres más falso que un amigo de Facebook".

Espiando a los ídolos

Los famosos no son una excepción. Ellos también han caído en esta moda que cada vez va ganando más adeptos. Y los fans encantados. Nunca antes había estado tan cerca de sus ídolos. Actores, políticos, deportistas... pocos son los que no se han buscado ya un hueco en la red. Detrás de algunas de estas páginas en lugar del personaje está su representante u otra persona cercana, pero la gran mayoría dirige su propia web. Allí cuelgan fotos personales, cuentan anécdotas. Es el nuevo lugar donde encontrar exclusivas. Y gratis.

"Las reservas y críticas que suelen formularse acerca de la privacidad y la intimidad pueden encauzarse fácilmente en la medida en que normalmente es el propio interesado quien define qué datos de los que aporta pueden ser consultados por qué usuarios de la red", afirma Orihuela. A algunos famosos, sin embargo, parece no importarles demasiado esta privacidad. Cuando Jennifer Aniston terminó con John Mayer éste escribió en su página: "Este corazón no viene con instrucciones".

Ashton Kutcher es otro de los actores que se reconoce como Twitter Adicto. Aunque a él Demi Moore nunca le dejará por esto ya que ella también consume esta droga a diario. De hecho, si no le dejó cuando él colgó en su espacio una foto de su mujer en ropa interior, la relación está más que asegurada. En esa ocasión Moore sí se enfadó pero Kutcher pidió a todos sus seguidores que dejaran escritos en el espacio de la actriz mensajes para que ésta le perdonara. Recibió más de tres mil y al final se ablandó. El último episodio de exhibicionismode esta pareja fue hace unos días cuando tuitearon el aterrizaje de emergencia que realizó su avión. "Mi avión acaba de realizar un aterrizaje de emergencia. El motor se ha calentado demasiado. Hay coches de bomberos por todas partes. Buenos tiempos", escribió Kutcher en su muro. Demi Moore también usó Twitter para publicar dos fotografías de la escena y comentar la situación: "¡un aterrizaje de emergencia siempre es una aventura!", puso.

La reina Rania de Jordania aprovechó la visita del Papa en mayo de este año para comenzar a escribir en Twitter y no ha parado desde entonces. No es la primera incursión de la reina en las nuevas tecnologías. Publica textos en su web personal y en Facebook donde tiene 61.000 admiradores. Además, tiene una gran actividad en Youtube. Allí precisamente fue donde dejó un mensaje explicando la razón por la que ha creado estos canales de difusión. "Es importante que nos unamos para acabar con todos los estereotipos; me sorprende las ideas erróneas que existen sobre nosotros: ¿Pueden trabajar las mujeres árabes? ¿Odian los árabes a los americanos?". Desde allí escribe diariamente la realidad de su país. Casi siempre en inglés.

Aunque también ella ha caído en la tentación de escribir cosas personales en Twitter, donde ya tiene 360.000 seguidores. Precisamente el día de la visita del Papa puso un mensaje que decía: "Luchando con los niños para que se pongan el traje". Al cabo de un rato publicó una imagen del pequeño vestido de calle y un mensaje que decía: "Como era de esperar he perdido yo". Actitudes que hacen más cercanas a las celebrities.Lance Armstrong, por ejemplo, comunicó por este medio que había sido padre por cuarta vez y acompañó el mensaje con una foto del pequeño. Además, en febrero denunció el robo de su bicicleta y ofreció una recompensa a quien la encontrara. A raíz del anuncio, se creó todo un foro para el seguimiento de la bici y finalmente fue devuelta. El deportista tiene más de millón y medio de seguidores en la red. ¡Como para no encontrarla!

Pero no todos se adaptan bien a esta repentina exaltación de la amistad. El cofundador de Microsoft, Bill Gates, anunció esta semana que abandonó hace poco Facebook después de recibir más de diez mil solicitudes de amistad de personas que no conocía. "La existencia de un perfil privado para amigos y de un perfil público para el resto de los usuarios de la red es una de las más elementales defensas contra intromisiones indeseadas", aconseja Orihuela.

Twitter, sin ser exactamente una red social, es la que más ha crecido en los últimos tiempos. Aunque, de momento, Facebook, creada por un veinteañero estadounidense, sigue siendo la más popular en todo el mundo. La española Tuenti, por su parte triunfa entre los adolescentes. El funcionamiento es prácticamente el mismo: escribir mensajes sobre cualquier cosa que se te ocurra y esperar la respuesta de tu amplio abanico de amistades. Lo que está demostrado es que, como dice el profesor universitario: "la vida de la gente está online y parece que a los desconocidos les interesa".

Suplantando personalidades

Zapatero, Rajoy, Obama, George Lucas, Paris Hilton, Britney Spears, Schwarzenegger, Yoko Ono... La lista de famosos y famosillos miembros de alguna red social es larguísima. También hay algunos personajes de ficción que no han querido quedarse atrás en esto de las tecnologías y tienen sus propias cuentas con miles de seguidores. Homer Simpson, Santa Claus, la Princesa Leia y Darth Vader son alguno de ellos. No sabemos quién estará detrás de cada uno de estos perfiles pero eso no parece importarles a las cientos de personas que diariamente les escriben mensajes. Famosos, desconocidos, personajes reales o fantásticos, en todos los casos la recomendación de los expertos para un buen uso de Internet es la misma, como recoge Orihuela: "El sentido común y la prudencia siguen siendo los mejores consejeros en lo que respecta a la difusión de información personal en una red pública como es Internet. Si estás en Internet y tienes secretos, mejor que ni los pienses".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra