x
    Navarra
FIESTAS

Encierro veloz en el Pilón de Falces

El último tramo de la cuesta del Pilón congregó el mayor número de caídas, al igual que el día anterior

Actualizada Martes, 18 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • G. MÉNDEZ . FALCES

Las vacas de Enrique Merino Gil, procedentes de Marcilla, avisaron desde el inicio que sería un encierro rápido y sin sobresaltos. Durante el encierrillo, como señaló Manuel Merino Garde, ayer responsable de las reses de su tío, los animales subieron "muy bien y muy rápido". La sabiduría popular de la localidad dice que cuando las vacas suben rápido y sin distraerse, el encierro no contará con sobresaltos y ninguna de las vacas se escapará del recorrido.

La sabiduría popular acertó y las vacas hicieron una carrera rápida, apenas 57 segundos, y compacta, ya que las 10 vacas corrieron en manada sin separarse.

Al inicio del recorrido hubo pocos accidentes, el más destacado el de un joven que se precipitó al suelo delante de las reses, que le pasaron por encima. Donde hubo numerosas caídas fue en el último tramo de la cuesta del Pilón, en el mismo punto que el día anterior. "Es un paso estrecho y había bastante gente, es inevitable que acabemos cruzándonos. Me he encontrado con otro mozo más lento y hemos ido al suelo juntos", explicó el calagurritano Paco Rodero Mangado, que había ido a Falces después de correr el encierro de Tafalla. Orlando Gil Santolaya, de 49 años y procedente de San Adrián, también tropezó en el mismo sitio. "A un lado tienes la pared y al otro el tablado. Me he caído de rodillas contra el suelo y he intentado cubrirme con la base de la pared, pero un chico alto no ha podido esquivarme y me he encontrado de lleno contra la piedra", comentó Gil. Ambos corredores, que comenzaron la carrera desde el inicio de la cuesta, resaltaron que había "bastante gente para ser lunes" en el encierro.

Primera vez en el Pilón

Entre los corredores de ayer se encontraban los componentes de la cuadrilla francesa Tethieu, que corren unos 70 encierros al año, y que venían por primera vez a Falces. Sebastian Decarnelle, de 38 años, es uno de sus miembros. "Ha sido apasionante. He corrido el último tramo hasta la plaza, sin problemas. Vengo de correr en Tafalla, y normalmente vamos desde allí a Dax, Francia, a una feria donde también hay vaquillas. Pero hoy hemos aprovechado para acercarnos, y repetiremos seguro", afirmó Decarnelle.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Las vacas enfilan la cuesta del final del Pilón detrás de estos dos mozos. JORGE NAGORE

Un corredor cae justo delante de la trayectoria de las vacas. ALBERTO GALDONA

El espacio en el tramo asfaltado propició carreras más cómodas a los mozos. EDUARDO BUXENS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra