x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
DAVID JIMÉNEZ

Chupinazo en el Alto Aragón

Actualizada Martes, 18 de agosto de 2009 - 04:00 h.

E STA semana os escribo desde la capital del alto Aragón, donde vivimos años tras año sus "Sanfermines" en verde, llamados aquí Sanlorenzos, que por algo es este "muchacho" el que "patrocina" las fiestas de esta ciudad llamada Huesca. Porque un músico navarro que se precie debe salir a tierra extraña para conquistar nuevos territorios y dejar constancia de su sello musical.

Dicho lo cual y mientras el amigo "Migas", trompetista donde los haya nos deleita, con una guitarra prestada, la sobremesa de esta primera comida de feria a los acordes de I want a dance, iremos desgranando los entresijos de los chupinazos.

Porque este acto simboliza el niño que toda persona lleva dentro. Es el día que representa como ninguno las ganas de vivir y disfrutar de la vida. Da igual los habitantes que tenga la ciudad, todos tienen la misma ilusión por vivir de forma especial "su día festivo por excelencia".

Hoy los "Fatos" oscenses así lo han entendido y ataviados con sandías en la cabeza y su vestimenta llena de vino añejo y zurracapote han querido explotar ese sentimiento. Tal ha sido el derroche de brebaje que la ropa que nos acompaña puede ser tarea de análisis próximamente en la Mancomunidad de Residuos Sólidos. Porque los cohetes en grana están tan presentes como el artefacto que da inicio a las fiestas. Un artefacto que más de una vez ha dado algún que otro susto, como aquel que por el sobrepeso cayó en medio de la plaza de la localidad.

En aquella ocasión los músicos salimos indemnes, no como aquella otra en la que el Chupinazo golpeó en la repisa del tejado bajo el cuál nos encontrábamos, dando como resultado un trombón en la UVI y un trombonista ayudando a los peñistas a portear la pancarta durante el recorrido posterior. Se podría hablar mucho de la batalla por ganar espacio entre músicos y peñistas, o de los cubos de agua que hay que sortear a cada paso; también se podría hablar de la gente que atraviesa sin pudor el círculo imaginario que forma la charanga, así como las competiciones de carros de hipermercado por ver quién es el más rápido, pero lo dejaremos para otro momento. Toca devolver la guitarra tras "La niña de ayer", "No hay tregua", "Guantanamera", casi todo el repertorio de los Mojinos escozios y hasta un concierto de Aranjuez de rigor y marchar rumbo a la plaza de toros, donde nos esperan el Fundi con sus banderillas, el Talavante y Castella. De los toros no les podré decir gran cosa (la crítica taurina para los entendidos), en todo caso de la merienda y del ambiente que se genera en una corrida en el norte (la mayoría a imagen y semejanza pero en pequeño de Pamplona), pero eso es otro cantar del que ya habrá tiempo de hablar.

Para concluir, los saludos de rigor para las hermanas Raya por sus cantes y bailes, a Toño por poner la nota de humor y a Miguelín y Bayarín por su personalidad. Todos ellos y los demás amigos siguen haciendo que nos encontremos allá donde vamos como en nuestra casa. Hasta la semana que viene.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Los músicos de la charanga, disfrutando del ambiente en el chupinazo de Huesca. DAVID JIMÉNEZ


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual