x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CONVERSACIONES DE AGOSTO | ELENA SAINZ MANAGER FINANCIERA EN GUINEA ECUATORIAL

Los fletes marítimos de una azagresa en Guinea

"En Guinea conviven muchas religiones y creencias, pero sin que surja ningún problema"

Actualizada Domingo, 16 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • GABRIEL ASENJO . PAMPLONA

Es producto de una generación educada en la cultura de los idiomas e internet. Con 25 años ha tenido tiempo de trabajar en China. Hoy se responsabiliza en Bata de MAC Guinea SA, una agencia vinculada a una naviera hispano-guineana. En su tarjeta se lee "financial manager". Trabaja en un negocio mayoritariamente reservado a los hombres. Sabe como pocos de muelles, descargas y aduanas.

Conoció en Beijing el éxito de los Juegos Olímpicos, pero una oferta de trabajo le ha llevado a Bata, Guinea Ecuatorial (antigua Guinea española), un país en el que reside desde enero y que adora. Su cumpleaños en junio lo celebró ofreciendo un insólito encierro simulado, pero recuerda que no hace mucho tuvo que correr delante de un cebú.

Trabaja como manager de una agencia de una naviera. Su tarea le exige estar disponible las 24 horas al día en el puerto o en el despacho. En Guinea los sábados son laborables pero cuando puede disfruta de la playa. Vive y trabaja cerca del mar, lo cual, admite, constituye un privilegio, de la misma forma que se considera privilegiada por estar en su empresa. El gran aprendizaje de su vida "es que debes saber adaptarte a cualquier circunstancia"

¿Qué conclusiones ha extraído de su experiencia en China?

Que es una gente muy pacífica, muy trabajadora y muy patriótica y orgullosa de su país, algo que no vemos tanto en España. Los chinos nos dan una lección en eso. Lograron unos Juegos Olímpicos extraordinarios, los mejores. Y veremos qué es capaz de hacer Londres. Será muy difícil que lo mejoren. Tienen una cultura del trabajo de la cual nosotros carecemos. Son extremadamente trabajadores. Desde luego sus horarios están muy lejos de las 35 horas laborales de Francia. El trabajo es otro de sus orgullos y no tiene que ver nada con imágenes que, desde nuestro punto de vista, podrían ser de explotación.

¿Qué debe tener siempre presente un inversor español en China?

Primero adaptarte a su cultura y costumbres. Conocerles. Debes saber que si tú ganas dos es porque el chino gana contigo cuarenta. Debe ganar para que tú también puedas ganar. Eso lo averigüé cuando fui a alquilar un piso. El que llega a China debe darse cuenta que su forma de operar en nada tiene que ver con Occidente. Es muy importante establecer buenos contactos y que te acepten. Si no estás encima todo el tiempo es muy difícil llevar adelante un negocio en China. Se debería poner un titular pondría paciencia. Necesitas mucha paciencia y buenas relaciones.

¿Por qué cambió de continente?

Lancé un currículo para probar suerte porque vi un anuncio de trabajo en Guinea Ecuatorial y me dije: ¿por qué no? Me llamaron. Tuvimos una serie de entrevistas y me dieron el puesto. Era la primera española que traían de fuera. Y ahora estoy tan contenta con ellos como la empresa conmigo. Estoy superagradecida.

¿Qué patrones de vida y de actuación ha debido cambiar?

Sobre todo el de la forma de trabajar. No se trabaja al ritmo de Madrid, pero lo que necesitas en dos horas aquí lo consigues en cinco o seis horas, pero lo consigues. Todo llega. Realizas un plan de trabajo y acaso únicamente consigues la mitad, pero cuando te adaptas, todo va rodado. Ellos bromean y te dicen que su ritmo de trabajo es el que han heredado de los españoles.

¿En qué consiste su jornada normal de trabajo?

Prácticamente me paso todo el día trabajando. Tras levantarme, lo primero que hago es organizar la oficina con lo que se va a hacer ese día. Los días más intensos son cuando llega un barco. Tienes que controlar mucho las mercancías que lleva, dónde está cada cosa y dónde y cómo se descarga .Todos los trámites administrativos en las aduanas y cómo sale la carga del puerto. Cada día surge un problema nuevo que debes solucionar. Pero, al final, todo se soluciona. También hay días que acabas para las ocho de la tarde y puedes ir a jugar a padel o a tomar una cerveza. Pero este trabajo te exige estar activa las 24 horas al día.

Al margen de cualquier machismo. ¿Ser mujer y rubia en Guinea constituye una ventaja o una desventaja?

Tiene su parte negativa y su parte positiva. Pero yo no he tenido nunca un problema con nadie. Les haces ver que piensas diferente. El respeto es muy grande.

Escenificó un encierro en Bata...

Era en junio, por mi cumpleaños. Hicimos una fiesta sanferminera total, con un toro de madera y los invitados vestidos con pañuelo y faja. Fue en una casa con piscina. Alucinaban porque muchos no conocían Sanfermines. Asistieron muchos libaneses, italianos, mejicanos, franceses, guineanos y españoles. En Guinea se nota mucha presencia de canarios, pero a la mayor parte de la gente le parecía increíble.

¿Qué ha aprendido en Guinea?

Su forma de vivir. A ser feliz con lo que se tiene. Y eso es muy importante. Hay días que se va la luz o no tienes agua y llegas sudando de la oficina porque hace mucho calor. Son cosas que, como las tienes en España, no las valoras.

¿Cómo es el estilo de vida de la familia guineana?

Al principio te llama la atención el sentido comunitario. Todos son primos o hermanos. Realmente viven la familia, muchos en una misma casa donde todo es de todos. Es un poco la España de hace más de 50 años. Familias de muchos hijos, aunque también hay casos en que el hombre puede tener más de una mujer.

Haga de guía en un país alejado de los circuitos turísticos.

No es una experiencia de monumentos emblemáticos, es una experiencia del día a día para ver cómo vive la gente. El otro día iba con el coche y vi gente bailando. Cualquier acontecimiento lo celebran bailando. Era el cumpleaños de un ministro. A mí me gusta más la parte continental que la de la isla, pero es algo personal. Tienes la oportunidad de meterte en el interior y ver animales. Conviven muchas religiones y creencias, pero sin que surja ningún problema religioso. Si se fija en España hay muchos guineanos, pero no se les nota porque es una gente muy pacífica y buena que nunca da problemas.

¿Cómo influye la presencia del petróleo en la economía y la vida de Guinea?

El gobierno esta invirtiendo mucho. Observo cerca de donde vivo la construcción de un paseo marítimo que nada tiene que envidiar a cualquier paseo español de la costa. Se invierte en el pueblo.

¿Qué es lo que importa Guinea?

Prácticamente de todo excepto fruta y madera. Era exportador de cacao, antes vivía prácticamente del cacao, pero ahora no es un mercado importante.

¿Se nota en el transporte marítimo la crisis que se observa en Europa?

En mi sector, no. Y en el país observas que la crisis no afecta. En todo caso la palabra crisis aparece cuando negocias con los occidentales.

¿Algo insólito o subrealista que le haya sucedido? ¿Alguna peripecia?

Al llegar me sorprendía que se cruzase un lagarto o un ratón en un restaurante. O si me salía un ratoncillo en casa gritaba. Ahora igual le doy de comer. Un día fui a ver un terreno en construcción y me salió un cebú con bastantes cuernos.

¿De qué suele desconfiar?

Cuando viajas siempre tienes que ir con la guardia levantada. Y sobre todo en el plano de los negocios. Es distinto tratar con personas que trabajan en una ONG sin ánimo de lucro que en mundo de los negocios.

¿Con qué planes de futuro sueña?

Nunca puedes decir dónde vas a acabar, ni a nivel personal ni profesional. No es que tenga un perfil fijo para un trabajo. A día de hoy, con 25 años, creo que es mejor seguir aprendiendo de nuevos mercados. Y posiblemente, lo que haga mañana no tendrá nada que ver con lo que estoy haciendo hoy.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Elena Sáinz, de vacaciones en Azagra. MONTXO AG

Elena Sáinz, de vacaciones en Azagra.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual