x
    Navarra
ARQUEOLOGÍA

Las excavación en el castillo de Tiebas revela un conjunto de azulejos medievales

El revestimiento es, probablemente, del tiempo de su construcción por el rey Teobaldo II, en 1260

Actualizada Jueves, 13 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • FERNANDO HERNÁNDEZ . TIEBAS

El castillo de Tiebas tiene en sus piedras (más bien en sus ruinas) cicatrices de buena parte de las guerras que ha sufrido Navarra desde la Edad Media. Pero también guarda un recuerdo de sus primeros años, cuando fue construido como palacio y no como instalación defensiva.

Las obras de consolidación de las ruinas del castillo han revelado una zona pavimentada con azulejos de época medieval, probablemente del tiempo de su construcción como castillo del rey Teobaldo II.

Los azulejos, en colores ocres y con dibujos geométricos, vegetales y de dragones fueron importados desde Francia, probablemente desde Champaña, la tierra natal de los Teobaldos, ya que la técnica que se utilizó no es la misma que se empleaba en España, según explica Mikel Ramos Aguirre, del gabinete arqueológico Navark.

Los azulejos serán retirados estos días y, según comentó el consejero de Cultura y Turismo, Juan Ramón Corpas, serán trasladados al almacén de arqueología del Gobierno foral, donde serán estudiados. Posteriormente, se tomará una decisión sobre cómo exponer los elementos hallados.

Mikel Ramos señalaba que se desconoce cuál podía ser el uso concreto que podía tener esa sala, aunque recuerda que el castillo -en realidad un palacio- tenía una función eminentemente residencial.

Este revestimiento cubre aproximadamente la quinta parte del total de la sala, que tiene en total casi 22 metros de largo por 8,8 de ancho y estaba oculto bajo 500.000 kilos de escombros que han sido retirados en las últimas semanas.

Bajo la sala azulejada se encuentra la bodega, que ha sido ya limpiada y en uno de cuyos laterales se pueden ver unos espacios en los que, probablemente, se guardaban las cubas. La bodega tiene dos agujeros en su techo, uno de ellos antiguo, y que había sido reparado antiguamente, y otro provocado por la caída de una gran piedra, probablemente durante el bombardeo del castillo en las guerras civiles del siglo XV.

Fuera del recinto del palacio, las excavaciones están sacando a la luz otras estancias, como las cocinas, en el lado este (hacia las canteras) o las letrinas, en el oeste del castillo.

Teobaldo II construyó el castillo en torno a 1260, en un momento en el que el obispo de Pamplona ocupaba el palacio real de la capital navarra. Su hermano y sucesor Enrique I y Carlos II, ya en el siglo XIV, también habitaron el palacio, que también sirvió para custodiar el tesoro del reino, como depósito del archivo de la Cámara de Comptos, del Archivo Real y de algunos documentos del obispado. En 1378 fue destruido por las tropas castellanas.

Reconstruido por Juan II en torno a 1445, volvió a sufrir daños importantes en las guerras civiles, en 1449 y 1494, y también parece que fue incendiado en el entorno de la batalla de Noáin, en 1521. Quedó abandonado definitivamente alrededor de 1640; vuelve a aparecer en la historia durante la Guerra de la Independencia, con enfrentamientos entre las tropas de Espoz y Mina y las francesas, y también en las guerras carlistas.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Uno de los grupos de azulejos, con dibujos de dragones en el círculo exterior. NOEMÍ LARUMBE

Imagen de otro grupo de azulejos.

La limpieza de uno de los conjuntos de azulejos. NOEMÍ LARUMBE

Diseños geométricos y vegetales en otro grupo de azulejos. NOEMÍ LARUMBE

De izquierda a derecha, el consejero Juan Ramón Corpas; Diego Prim Monreal, alcalde de Tiebas-Muruarte de Reta; Cristina Arcaya, directora del Servicio Navarro de Empleo; Pedro Luis Lozano Úriz, director general de Cultura y Mikel Ramos Aguirre, director de la excavación. NOEMÍ LARUMBE

Los arcos góticos marcan la sala abovedada situada al suroeste del castillo . NOEMÍ LARUMBE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Si el Sr. Corpas anda por medio, el Castillo está en peligro.D. Teodosio de Goñi
  • Estoy de acuerdo fg. Que el gobierno de Navarra lo reconstruya, como con el de Olite. Cuidado con todo lo que vaya apareciendo su sitio es el castillo.carmen
  • Que pena de castillo, tenemos una joya ahí, como unas ruinas y nadie les hace caso..., a ver a partir de ahora...fg