x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Dos detenidas por robar y matar a dos hombres mediante "el beso del sueño"

Les conocían en discotecas y los acompañaban a sus domicilios con la excusa de mantener relaciones sexuales

Actualizada Jueves, 13 de agosto de 2009 - 15:32 h.
  • AGENCIAS. Madrid

La Policía ha detenido a dos mujeres que drogaban a sus víctimas para robarlas y que mataron a dos hombres por excederse en el estupefaciente que les hacían beber. Buscaban a hombres en locales de copas de ambiente maduro y con la excusa de tomar la última copa y mantener relaciones sexuales se dirigían al domicilio de la víctima. Cuando el hombre se distraía, la joven disolvía una sustancia estupefaciente en su bebida para dejarle dormido. Aprovechaba entonces para robarle dinero y los objetos de valor de la vivienda antes de abandonarla rápidamente. La Policía ha detenido a dos mujeres, Verónica Elisabeth P.M., de 34 años, y a María Sary C.B., de 26, a la que considera implicadas en al menos siete robos en los que emplearon el mismo método.

Los agentes comenzaron las investigaciones sobre las presuntas responsables cuando recibieron en mayo la denuncia de un ciudadano víctima de un robo. Afirmaba haber entablado una conversación con una mujer en una discoteca de Madrid y posteriormente había acudido con ella al domicilio del hombre. Ya en su casa, tomó unas bebidas preparadas por la joven, y quedó inconsciente. El hombre tuvo que ser trasladado al hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, donde quedó ingresado a causa de su gravedad. Relató que tras recobrar el conocimiento comprobó que le habían robado diversos efectos y dinero en metálico.

La inspección ocular de la vivienda que efectuaron los agentes de la Brigada Provincial de la Policía Científica determinó que Verónica Elisabeth había estado en la casa. Los policías averiguaron que la mujer había abandonado la vivienda en un taxi tras perpetrar el robo. La Policía localizó al conductor del vehículo utilizado en ese desplazamiento. El conductor proporcionó información para localizar y detener a la presunta autora del robo.

Las averiguaciones dieron pronto sus frutos y los policías detuvieron a Verónica Elisabeth y a su cómplice Maria Sary cuando se dirigían a algún local de copas en busca de una nueva víctima. En el momento de la detención, la primera de ellas escondía en su ropa interior cuatro bolsas de la sustancia que utilizaba para dormir a sus víctimas.

En relación con estos hechos, los agentes investigan los fallecimientos de dos varones a los que robaron en sus domicilios por el procedimiento descrito y a los que, presuntamente, suministraron esta droga. Las detenidas no medían la cantidad de la sustancia estupefaciente que empleaban por lo que existía el riesgo de que el estupefaciente, unido a alguna posible patología de las víctimas, les provocara la muerte.

Encontraton objetos robados en su casa

Los policías realizaron un registro en el domicilio de las arrestadas e intervinieron numerosos efectos procedentes de sus robos, entre otros, una televisión, ordenadores portátiles, cámaras de foto y vídeo, joyas, relojes, teléfonos móviles y reproductores de MP3. Asimismo, hallaron varias pelucas de mujer y tabletas de pastillas de diferentes medicamentos. A las arrestadas se les imputan, además de las sustracciones en las viviendas de los dos hombres fallecidos, al menos otros cinco robos, si bien los investigadores no descartan más denuncias de perjudicados por hechos similares o que se produzcan nuevas detenciones.

La investigación la ha llevado a cabo el Grupo V de Homicidios de la Brigada Provincial de Policía Judicial y Brigada de Policía Científica de Madrid, con la colaboración de los agentes de la comisaría de Alcalá de Henares.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual