x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Detenida en Alemania la madre de 19 años que supuestamente mató y abandonó a su bebe en un respiradero

El arresto se produjo gracias a una Orden Europea de Detención por un presunto delito de homicidio

Actualizada Jueves, 13 de agosto de 2009 - 17:55 h.
  • AGENCIAS. Palma de Mallorca

La Policía Alemana ha detenido a la madre de 19 años y de origen alemán, Anna L., acusada de un supuesto delito de homicidio, después de que su hijo recién nacido fuera encontrado muerto en el respiradero de un edificio de Palma de Mallorca. Tras las investigaciones de la Policía Nacional, se dictó a las Autoridades Alemanas una Orden Europea de Detención y Entrega contra la presunta asesina.

Con el fin de que nadie supiese de su embarazo, la joven viajó una semana de vacaciones a la isla. Allí, llevó a cabo, supuestamente, la acción homicida y el ocultamiento del cadáver de su hijo, junto a la placenta, en un respiradero del cuarto de baño de un inmueble situado en la zona de las Maravillas (Playa de Palma).

El recién nacido fue encontrado por los bomberos, gracias al aviso que dieron los vecinos ante la existencia de un fuerte olor, producto de la putrefacción del cadáver. Extraído del respiradero, se pudo comprobar que el bebé estaba completamente formado, haciendo presagiar que se trataba de un homicidio.

"Gracias a la gran labor realizada por los médicos forenses en la autopsia y posteriores exámenes se determinaron diversas lesiones con síntomas de vitalidad y aire en algunos alveolos, que unido a que el bebé estaba completamente formado y apto para la vida, mostraban que el recién nacido vivió", destacó la Policía.

Embarazo oculto

Así, comenzaron las investigaciones policiales y tomándose diversas declaraciones, se concluyó que la autora del acto habría sido una joven alemana. Ésta viajó una semana con una amiga de la misma edad a la isla donde se alojaron en una vivienda de unos conocidos. Sin ir a la piscina o la playa y usando ropas muy amplias, ocultó su embarazo hasta que el día del parto, indispuesta achacando dolores, acudió al cuarto de baño y dio a luz y muerte al recién nacido para, después, esconderlo, "no contando con que el fuerte olor de la descomposición haría saltar las alarmas", informó la Policía Nacional.

Posteriormente regresó a su país junto con su compañera a la que nunca contó nada. Los agentes señalaron, que lo que en un principio iba a ser una investigación sencilla, se vio dificultada ante la carencia de datos de la presunta autora por parte de los residentes del domicilio. No obstante, una red social de Internet que aportó una de las testigos --amiga de las jóvenes alemanas--, las reservas de billetes y otras investigaciones, dieron luz al caso.

Ante esta situación, los días 2 y 3 de agosto se solicitó a las autoridades alemanas datos de las implicadas (domicilios), al tiempo que se les indicó que con ellos se pretendía dictar una Orden Europea de Detención y Entrega por parte de la Autoridad Judicial española.

Orden europea de detención

Una vez identificadas plenamente y comunicadas todas las actuaciones al Juzgado de Instrucción número 12, que desde un primer momento estuvo al tanto de todas las investigaciones, se dictó una Orden Europea de Detención y Entrega contra Anna L. y una Comisión Rogatoria a fin de que las Autoridades Alemanas tomaran declaración como imputada a su acompañante Laura S.

De esta manera, Anna L. fue detenida por la Policía Alemana en virtud de dicha Orden, estando actualmente a la espera de la resolución y entrega tras haber declarado ante la Fiscalía Alemana y reconocer los hechos, si bien indica que no tuvo intención de matar a su hijo.

Por su parte, su acompañante tomó declaración igualmente en cumplimiento a la solicitud de la Autoridad Judicial Española, de la que se desprende que, al igual que el resto de testigos, no tuvo ningún conocimiento de los hechos ni del estado de gestación de su amiga.

La investigación concluyó que la presunta homicida llevó a cabo la acción homicida y posterior ocultamiento del cadáver y placenta con el único fin de que nadie supiera de su embarazo. Finalmente, la Policía recalcó que ni la detenida ni su amiga tienen antecedentes en España ni Alemania y añadió que en el marco de la investigación se han obtenido varias muestras de ADN para determinar sin duda la maternidad.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual