x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CANTANTE

Kiko Veneno: "De lo que se trata es de sentirse dignos como seres humanos"

El artista gerundense actúa hoy a las 21.30 en Civican, dentro del ciclo "Escena 2009". A sus imprescindibles unirá nuevas composiciones que tocará junto a La Banda del Retumbe.

Actualizada Miércoles, 12 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • SANTI ECHEVERRÍA . PAMPLONA .

Sin prisa pero sin pausa José María López Sanfeliu "Kiko Veneno" ha ido escribiendo una nueva etapa de canciones tras la publicación de su último disco El hombre invisible en 2005.

El artista que nació en Gerona pero que creció en Cádiz y Sevilla vive una etapa bastante más relajada en cuanto a conciertos y composiciones que aquella en la que recorrió muchas plazas con sus compañeros de aventuras de la época de formaciones esenciales en la evolución del pop-rock hispano como Veneno y Pata Negra. Entonces le llamaba "Jipo" por su pasado Hippy. Kiko compuso para Camarón aquel maravilloso Volando voy, un tema que dio corazón a La leyenda del tiempo, el disco que revolucionó la historia del flamenco. Y es que sin Kiko Veneno la evolución de la música popular hubiera sido diferente, probablemente mucho más aburrida. Desde aquel Venenode 1977 pasando por Seré mecánico por ti (1981), El pueblo guapeao(1989), Échate un cantecito(1992), Está muy bien eso del cariño(1995), Punta Paloma (1997), La familia pollo (2000) hasta finalmente El hombre invisible. Kiko ha jalonado de imprescindibles como Echo de menos, Lobo López, Joselito, En un Mercedes blanco, Viento de poniente, Memphis blues, Casa cuartel, Lince Ramón. Serán el grueso del arte que hoy exhibirá en el patio de Civican junto a nuevas composiciones como El mosquito suicida, Dice la gente, Cuando caiga la noche, La rumba de la crisis.

¿Va bien la grabación de los nuevos temas?

Va bien, aunque estamos pasando unos días de calor muy fuertes. Son agotadores. Pero estamos contentos y los estoy grabando con La Banda del Retumbe que es el grupo que me acompaña en directo. Algunos de ellos los vamos a tocar en Pamplona.

¿Y aquel concierto en Elizondo, en festivales de Navarra, en aquella carpa donde le gritaban beste bat -una más- y entendió ¡vete ya!?

Cómo me acuerdo de aquello. Madre mía que calor hacía también aquel día, como se sudaba. Debajo de aquella carpa había hasta vapor no se si del calor o de los sudores de la gente.

Por cierto ¿qué fue del Mosquito suicida?

Es una de mis nuevas canciones, una historia muy infantil, y le da por picar y picar de una manera muy alegre. Es muy carnavalesca, una murga de Cádiz. Es un disco que va a tener un sonido original, con una manera original de tocar las canciones, y añadimos algunos clichés y sonidos africanos. ¿De qué va La rumba de la crisis?

De momento tienen título provisional, no se si será el definitivo. No es que sea una canción muy explicativa de las cosas de la crisis pero es rumbera, graciosa, con su poquito de mensaje.

¿Y para un veterano como usted, con lo que está lloviendo últimamente, no le salen ideas como para componer 10 canciones al día?

Como a cualquiera. No es cuestión sólo de ideas sino de poder transmitir un poco de alegría, o de algo. En este caso en La rumba de la crisis intentamos transmitir alegría a través de la música.

¿Ahora hay que ayudar a las personas a ver el lado positivo?

Claro, como decía aquel entrenador de fútbol "siempre en positivo". Hay que mosquearse y protestar pero siempre hay que saber buscar lo mejor, la consideración, la cooperación... Ir "contra a" no conduce a nada, sólo a la guerra.

¿Y cuándo pasan atentados como los sucedidos estos días atrás se revuelven las tripas?

Más que nada ya es una cosa cansina. Si le pasa a alguien de mi familia estaría hecho polvo, bueno, si le pasa a cualquiera. Pero después de tantos años sucediendo ya se ha convertido en una cosa terrible, de puro horror. Ya es una película mala y después de tantos años saca lo peor de nosotros.

¿La música sufre una crisis?

Creo que no, más bien al contrario. La cultura y el arte siempre tienen más posibilidades de prosperar cuando no hay "abundancia". La pasión por el dinero y por el despilfarro no propicia que la gente se afine más con el arte. Pero con épocas como éstas la gente se aguanta con lo que tiene para realmente descubrir lo que tiene. No es que agudice el ingenio porque de eso estamos sobrados y ya está todo escrito. Así que de lo que se trata es de convivir, reírse, pasarlo bien, de sentirse dignos como seres humanos.

¿En situaciones así nos podemos hacer mas egoístas?

Sí, porque no vemos nuestro lugar en el mundo para poder incidir. El mundo es algo que se nos escapa, por eso se nos hace más fácil convertirnos en bulto. Sólo respondemos a algunos impulsos emocionales grupales, tribales, que parece que son los únicos que quedan vivos, y nos parecen un poco reaccionarios, pero es una necesidad vital de encontrar algo. Porque lo que necesitamos de nuevo no es ser una serie de bultos sino individuos, cada uno consciente, libre y responsable. Y ahora estamos en un momento en que podemos pensar en estas cosas y decirlo en voz alta. Y hace cinco años no podíamos hablar de esto porque la gente estaba en otro rollo.

¿Ahora lo que hace falta es más gente con carácter?

No. Lo que hace falta es un sistema de vida en el que nosotros podamos depositar nuestra confianza y nuestras responsabilidades. En el que podamos sentirnos útiles y activos, que podemos competir pero sin tener que quitarle el pan a nadie, sin envenenarle. Hay que aprender a convivir porque con la tecnología que tenemos podemos convivir del carajo con los otros. Y cada uno en su sitio, comiendo sus tomates y sus lechugas, con una tecnología global que ayude a todo el mundo. Que ayude a los africanos a sacar agua, a tener electricidad y luz. Y a nosotros a tener nuestros jardines ecológicos. Hay que aprender a convivir con nuestra música y nuestro arte, que lo que importa es el individuo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El cantante, Kiko Veneno.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual