x
    Navarra
LARRAGA EN FIESTAS

Una tarde detrás de las vaquillas

Una treintena de personas se encargan de los festejos taurinos, el alma de las fiestas navarras

Actualizada Miércoles, 12 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • G. MÉNDEZ . LARRAGA

EL presupuesto de Larraga para las vacas es de 14.776 euros, la mayor partida. Una media aproximada de 2.110 euros por cada uno de los 7 días de fiesta, lo que es un gasto importante para un espectáculo que mueve mucho más que aficionados. Una tarde de vacas en un pueblo como Larraga, municipio en el que conviven las ganaderías Macua Corera y Alicia Urriza, es un buen ejemplo de todo lo que mueve uno de los espectáculos fundamentales del verano navarro.

"Parece mentira la afición que produce para tan sólo una hora y media que dura el acto", comenta Marisa Ibáñez García, alcaldesa de Larraga. "En el recorrido del encierro hay que abrir y cerrar entre 12 y 14 puertas, sin contar las de la plaza, todos los días. Para eso estamos 5 personas", explica.

Pero hay más trabajo. La plaza instalada en Larraga exige más trabajo que las plazas portátiles. José Antonio Andrés Tabernero, de 56 años, lleva 16 años trabajando para el Ayuntamiento como peón, tras venir desde Salamanca hace 24. "Me levanto a las 7 u 8 de la mañana, y soy el encargado de barrer la plaza y regarla. También tengo que colocar todos los tablones que se quedan fuera de sitio", expone.

Al igual que los fuegos artificiales, las vaquillas requieren de los permisos, seguros y regulaciones pertinentes. También es necesaria la presencia de un director de lidia. "Es una obligación para el transcurso de los festejos, y se encarga de que todo esté en orden en la plaza. Tiene que estar atento para que no haya menores, que no se maltrate al animal y comprobar que el vallado está en orden", comenta Ramón Echávarri Legorburu, de 43 años y director de lidia en Larraga desde hace 8 años. "Se cobra, y también tengo un seguro obligado por la ley, pero sobre todo hay afición", comenta. La presencia de un veterinario no es imprescindible, ya que es obligatorio tener la guía sanitaria del animal (el DAY) en regla. "Nadie se arriesga a sacar un animal enfermo", afirma Villa.

Personajes clave

Para atender a las personas se requiere la presencia de ambulancias y personal sanitario. "Ahora, aunque hay menos valientes y nosotros tenemos menos trabajo, sigue habiendo mucha afición", comenta Ángel Julián Martínez, azagrés de 42 años. Su empresa familiar, Ambulancias del Olmo, recorre Navarra de punta a punta cubriendo sobre todo estos festejos. Él, junto a un equipo de otras cuatro personas, deben estar alerta durante el encierro con las dos ambulancias preparadas.

Pero mientras unos trabajan para que todo salga bien, otros aprovechan el espectáculo. Jesús Mendoza Sádaba, de 35 años, estaciona su furgoneta de helados justo al lado de la plaza. "Un pueblo sin vacas es un pueblo sin nada. Yo pongo aquí el puesto para aprovechar que hay más negocio", comenta. Otra figura imprescindible de los festejos taurinos es la orquesta. "Estamos todo el día de faena, con el mono de trabajo", explica el director Mario Merino García, de 33 años. "La gente se porta muy bien con nosotros. Si las vacas están aburridas, tocamos de todo, cantamos o lo que haga falta", añade.

Pero con todos estos actores, falta todavía la pieza clave del reparto: las vacas. Juan Carlos El GalloMartínez, de 39 años, lleva desde los 13 en el mundo ganadero. Responsable de la ganadería raguesa Alicia Urriza, que se reparte las fiestas del pueblo con Macua, cree que es un mundo "bastante dejado de lado". El Gallo tiene 100 animales moviéndose por la geografía navarra para las fiestas. "Es duro, porque no puedes descansar, y tienes que estar durante el verano mañana, tarde y noche", sentencia.

Por fortuna El Gallo cuenta con una cuadrilla que hace honor a su afición y le ayuda a montar los encierros en Larraga. "Las vacas son animales nobles. Aquí estamos por afición, todos los días, todos los años. Tenemos buen rollo, y también nos gusta correr los encierros", explica Ignacio Elduayen Irigoyen, de 40 años. "Somos el alma de la fiesta, y no creo que la fiesta esté como debería. Pero tenemos la fortuna de tener una buena tarde, en la que las vacas salen como tienen que salir, y pegas una buena tarde con los aplausos de la gente. Es un gran día", afirma El Gallo. "Nos conformamos con cubrir los gastos y tener para vivir, no queremos nada más", sentencia Villa.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

LOS EMPLEADOS MUNICIPALES. De izquierda a derecha: Javier Idarte Yoldi, Carlos Nieto Cacho, Ramón Echávarri Legorburu (director de lidia), Ramón Labiano Armendáriz, Araceli Guillén Echeverría y José Antonio Andrés Tabernero se encargan de los accesos al encierro y del estado de la plaza. G. MÉNDEZ

LA BANDA ALEGRÍA RAGUESA. Estela García López, Saray Sanz Jiménez, Leticia Rodrigues Acarreta, Rocio Arizmendi Martínez de M., Nuria Ibáñez Cáncer, Amaya Rodríguez López, Mila López Elduayen, Pili Arribas Macua, Carmen Rodríguez González, Nora Rodríguez Suescun, Marta Merino García, M. Ángeles López Elduayen, Paula Majo Colomo, Igor Cacho Ugalde, Saray Rodríguez Díaz, Andrea Rodríguez Suescun, Andrea Suescun Baztán, Aitana Causapie Hijazo, Carlos Merino García, Eduardo Tanco Izaguirre, Jesús Mª Rodríguez Zapata, Pili Suescun Molinero, M Ángeles Arviza Ibáñez, Iván Álvarez Colomo, Jesús Ibáñez Guillen, J. Miguel Arevalo Rodríguez, Asier Leoz García, Andrea Majo Colomo, Txus Martínez Argaña, José A. Guinda Alvarez, Mikel Suescun Velloso, Oscar García Lucea, Jesús Garcia Elorz, Patxi Uriarte Lucea, Andrés Zabalegui Martínez de M., Rubén Rodríguez Colomo, Javier Molinero Ibáñez, José Mª Echavarri Legorburu, Marcelino Pérez Fernández y Mario Merino García. G. MÉNDEZ

LOS SANITARIOS. Dos ambulancias y cinco sanitarios se encargan de cubrir los espectáculos taurinos. De izquierda a derecha: Diana López Aramendía (enfermera), José Mª Duquela Marmolejos (médico), Ion Corrales González, Conchi Julián Martínez y Ángel Julián Martínez. G. MÉNDEZ

LOS ENCARGADOS DE LAS VAQUILLAS. De izda. a dcha. y de arriba a abajo: Iñigo Vidarte Marco, Fernando Villa Domínguez, Imanol Fernández Elizalde, Juan Carlos "El Gallo" Martínez (ganadero), Jose Antonio Moreno Suescun, Ignacio Elduayen Irigoyen y Javier Imaz Corera. Transportan las vaquillas y velan para que todo salga bien, y eso les lleva prácticamente toda la tarde. G. MÉNDEZ

EL PUESTO DE HELADOS. Jesús Mendoza Sádaba y su sobrino, Daniel Sádaba Sola, en su furgoneta, que hace de puesto de chucherías y heladería durante las fiestas de Larraga. Aunque durante el día está en la calle principal, el negocio por la tarde, con la gente, está donde están las vaquillas. G. MÉNDEZ

Las vaquillas son el centro de las tardes de Larraga y congregan a miles de personas en la plaza. G. MÉNDEZ


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra