x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Las Perseidas, cita obligada del calendario astronómico veraniego

Fragmentos muy pequeños de polvo se queman a gran velocidad a 100 kilómetros de altura y producen un destello que suele durar menos de un segundo

Actualizada Domingo, 9 de agosto de 2009 - 11:24 h.
  • AGENCIAS. Pamplona

Los aficionados a la astronomía o, simplemente, quienes gustan de mirar al firmamento para observar los fenómenos celestes tienen este mes de agosto, como cada año, una cita obligada con la lluvia de estrellas fugaces conocida como las "Perseidas". Las "Perseidas" son también conocidas como "Lágrimas de San Lorenzo" ya que el 10 de agosto, día dedicado a este santo, suele ser uno de los de mejor visibilidad del fenómeno, y en la Edad media y en el Renacimiento se asoció esta lluvia con las lágrimas que vertió San Lorenzo al ser quemado en la hoguera.

Se suele denominar a este fenómeno como una lluvia de "estrellas fugaces", aunque, según ha explicado a Efe el director del Planetario de Pamplona, Javier Armentia, realmente se trata de meteoros, sucesos que ocurren en la atmósfera, a unos cien kilómetros de altura, cuando fragmentos muy pequeños de polvo se queman a gran velocidad y producen un destello que suele durar menos de un segundo.

El origen de las "Perseidas" es un cometa que se conoce como Swift-Tuttle, descubierto de forma independiente por Lewis Swift el 16 de julio de 1862 y por Horace Parnell Tuttle tres días más tarde.

Del 17 de julio al 24 de agosto de cada año, ha señalado el astrofísico, la Tierra pasa por una zona del espacio en la que flota polvo de la cola de este cometa y ese material cae a gran velocidad en la atmósfera y produce esa luz que se denomina estrella fugaz.

Ese material microscópico no está repartido de igual manera durante el mes de duración del fenómeno, sino que tiene momentos máximos, lo que los astrónomos llaman las "corrientes de meteoros", y en este caso esa fecha va a tener lugar entre el 12 y el 13 de agosto, una noche en la que, en unas condiciones idóneas, se pueden llegar a ver unas 100 estrellas fugaces por minuto.

Aunque las "Perseidas" no son demasiado ricas en bólidos (fragmentos de mayor tamaño), también pueden verse en ocasiones estrellas fugaces "chisporroteantes" y algunas que parecen presentar una fluorescencia.

Este último fenómeno, ha comentado Armentia, se debe a que el polvo del cometa se precipita a una velocidad "impresionante", de unos sesenta kilómetros por segundo, y llega a ionizar la atmósfera, que es lo que produce una peculiar fluorescencia en algunas de estas estrellas fugaces.

Este año, la observación de las "Perseidas" en su momento máximo (entre el 12 y 13 de agosto) puede verse afectada por la luz de la Luna, que en esa fecha está en cuarto menguante, por lo que es conveniente buscar un lugar adecuado para contemplar el fenómeno.

Como en cualquier observación astronómica, ha indicado Armentia, lo mejor es buscar un lugar oscuro, libre de contaminación lumínica, lo que supone "marcharse de los núcleos de población en general", y también es conveniente desplazarse a un paraje en el que sea visible la mayor porción posible de cielo.

Los aficionados a la astronomía deben tener presente además que el "radiante" o punto de la bóveda celeste de la que parecen partir las estrellas fugaces está situado al norte de la constelación de Perseo, cerca del Doble Cúmulo.

Las personas que, ya en el lugar de observación, quieran inmortalizar esta lluvia de estrellas, deben colocar sus cámaras fotográficas en un trípode con el obturador abierto, preferentemente en dirección a la constelación de Perseo, para captar en una imagen varias trazas o estelas luminosas de las estrellas fugaces.

Estas fotografías tienen además una utilidad práctica y es que permiten hacer un muestreo de las estrellas fugaces si el aficionado se pone en contacto con la Asociación Española de Meteoros y Cometas, que todos los años hace un recuento de las "Perseidas".

Sin embargo, el paso de las "Perseidas" por la atmósfera terrestre también puede detectarse por los radioaficionados, que en esta época del año perciben en sus equipos unos característicos pitidos en algunas frecuencias.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • """ está situado al norte de la constelación de Perseo, cerca del Doble Cúmulo.""" Para los de casa, hacia donde tenemos que mirar, al N, S, E W geográficos, de lo que entendemos la mayoría de los mortales pcorro
  • Y yo como cada año me lo perderé T__TLeila

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra