x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
DAVID JIMÉNEZ

La diana, el acto "cortarrollos"

Actualizada Domingo, 9 de agosto de 2009 - 03:59 h.
  • ARANTZA FURUNDARENA. COLPISA. MADRID

S E acabaron las fiestas de San Adrián y sirva ello para mandar un saludo al "Consejo Regulador de la nota afinada de la Banda del Maestro Luri", y ello pese a no atender mis peticiones de tocar La Gran Evasión, El espárrago de Oro y La jota de San Adrián. Y a feria muerta, feria puesta, con ello evitamos las nostalgias que acarrean dejar de ver por un tiempo a toda esa gente que sin formar parte de mundo charanfónico, sí forma parte de los sentimientos de cada uno. Así pues, comenzamos estas líneas desde Arguedas, donde iremos desgranando ese acto "cortarrollos" que es la diana.

Por seguir un orden lógico, debería hablaros de los cohetes, chupinazos, explotos, etc (como el de aquí, bañado en rojo y grana), pero basta que por aquí todavía la diana es un acto emblemático, como para omitirlo en las presentes fechas.

Porque la Diana en Arguedas se puede programar a cualquier hora, que allí estará nuestro amigo "Polvareda" puntual como siempre a la cita, para mostrarnos la esencia de la diana. Esas dianas de pastas y moscatel, de recorridos kilométricos jaleadas por esos chavales/as setentones/as que son el verdadero espíritu de la fiesta.

Con el paso de los años, la diana ha perdido su esencia. Ha pasado de ser un acto en el que cada canción era acompañada de todas la viandas que los vecinos tenían en la despensa, a ser un acto en el que quién más quién menos recuerda a todos los antepasados del músico de forma poco elegante. Cada pueblo tiene sus costumbres, el salir a tocar diana supone no saber cuándo regresar, pero sí saber que el estómago no llegará de vacío (como diría un músico veterano de mi pueblo: "un músico bien comido y bien bebido aguanta una barbaridad, si hace falta hasta sin tocar"), ya que bastante suplicio sería para el concejal de turno, el jefe de la peña de turno. privarse y privarnos de un buen almuerzo, cuando sufre en silencio (y sin tener almorranas) la "puñeta" que supone en fiestas patronales madrugar sin haber casi catado la cama.

Pero hay otro tipo de dianas y otra manera de vivirlas, como las que describo ahora cuando son las 6 horas de la madrugada, camino hacia una de ellas. Porque en Arguedas todo el pueblo (incluidos sus inseparables mosquitos), sale guerrero a acompañar a la charanga hasta el momento del encierro. Aquí tomamos el relevo de los bares y hacemos de coche escoba ante toda la marabunta que no tiene casa o no recuerda si la llevaba puesta.

Ya nos tocarán pueblos en los que lo más elegante que se nos diga sea: "la próxima vez que paséis por aquí a esas horas os arrojo un cubo de agua". Al final, si algo bueno que tiene la diana es que se disfruta del "placer" de madrugar o de "empalmar" en buena armonía. No quiero olvidarme en estas líneas del pueblo de Barillas, donde también estaremos a lo largo de estos días. Un pueblo pequeño, en el que con la primera canción que tocamos nos salimos de él, pero con la misma ilusión que cualquier urbe por disfrutar de sus fiestas. Podremos saborear musicalmente su "Revoltosa de Barillas" casi más conocida mundialmente que la canción New York- New York de Frank Sinatra. Para acabar, los saludos de rigor van para Delia por su "soporte emocional" y a Bronte y Chuchín por su "apoyo logístico".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra