x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Una jaima para recordar en Estella los 50 grados del verano saharaui

A la cita acudieron muchas de las familias de acogida de niños, de las que doce pertenecen a la comarca estellesa

Actualizada Domingo, 9 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • DN . ESTELLA

Aunque la jaima instalada ayer entre el verde de los árboles del parque de Los Llanos no invitaba a imaginarse la dureza con la que se vive en los campamentos de refugiados del Sáhara, allí estaba Said Haffed para explicarlo. Este adolescente de 14 años y que pasa su segundo verano en una familia de acogida de Villatuerta hablaba de un paraje yermo con 50 grados a la sombra. "El desierto es duro", añadía. Y también en invierno porque la escasez de comida se prolonga durante todo el año.

El recorte de la ayuda humanitaria ha hecho que este año la Asociación Navarra Amig@s del Sáhara (Anas) haya aumentado el número de niños de entre 7 y 12 años en acogida, que ha pasado de los casi noventa hasta los 133. De ellos, 14 se han repartido entre doce hogares de la comarca. Y si durante estos meses a los pequeños les tocará descubrir y compartir las costumbres locales, ayer a ellos de la mano de Anas pudieron mostrar en Estella un poco de su cultura.

Además de la jaima, donde se servía el té con el ceremonial que el pueblo saharaui envuelve este gesto costumbrista, hubo juegos infantiles, venta de artículos de artesanía de su país así como una exposición con material fotográfico y escrito para narrar el devenir diario de un campamento de refugiados.

A la cita acudieron muchas de las familias de acogida, como Carlos Azcona Ontoria, un profesor de Estella casado y dos hijos de 17 y 14 años, con los que convive Dih, de 9. "Es una experiencia positiva porque sabes que ayudas un poco a un chaval en su desarrollo para que pueda aguantar el resto del año. Sí es cierto que te trastoca la vida familiar, pero yo creo que se trata de algo positivo y enriquecedor".

Marian Ibáñez Sanz, trabajadora familiar de Ancín y con una niña de 3 años, también ha sumado a su vida estival a Hadjoub, de 12. "Es el cuarto verano que pasa con nosotros y ya está acostumbrado a la vida que llevamos y a la del pueblo. Es un poco frustrante comprobar que a su regreso no se ha desarrollo lo que debiera".

La pareja formada por Marian García Domeño y Jesús López Olangua se han animado por primera vez. "Al estar de excedencia pensé que tenía el tiempo para dedicarme a la acogida". La beneficiada ha sido Bakina, de 7 años. "Mi hija, que tiene uno más, intenta mucho limar las diferencias culturales. Y aunque sea al principio un choque, merece la pena".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Said Haffez y Ziortza Etxabe Sanemeterio; Koldo Pérez Cambra y Marian Orude Dueñas, de Anas. M.M.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual