x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CONVERSACIONES DE AGOSTO | IÑAKI AIZPÚN INSTRUCTOR DE SUBMARINISMO

El hombre que bucea con el tiburón blanco australiano

Dejó Pamplona hace quince años para probar fortuna en Australia con un inglés regular y poco dinero en el bolsillo. Hoy, es propietario de una escuela de buceo en Sidney, donde practica un particular encierro con tiburones blancos.

Actualizada Domingo, 9 de agosto de 2009 - 01:46 h.
  • ÍÑIGO SALVOCH . PAMPLONA

Continúa la mini-serie veraniega de entrevistas a personajes con perfiles poco comunes que un día iniciaron vidas y trabajos lejos de Navarra. Hoy, Iñaki Aizpún Rivas, colaborador de Diario de Navarra a través de la sección Navarros en la Aldea Global, recupera sus 15 años de vida en Australia y nos acerca la realidad de un país que todavía sigue siendo meca de aventureros y emprendedores.

Se fue con 23 años a Australia pero regresa a Pamplona cada año, ¿viene como sus compatriotas a correr el encierro?

Llevo años que no corro el encierro. Lo hice desde los 14 a los 23, pero luego, cada vez que he vuelto a Pamplona,no me he atrevido.

¿No le parece más peligroso nadar entre los tiburones de las playas australianas?

Pues una de las actividades de buceo que hacemos me recuerda bastante a esa adrenalina que uno experimenta en el encierro. Sumergimos una jaula vacía en el agua para que un buceador salte desde el barco y nade deprisa hasta la jaula antes de que llegue ningún tiburón.

¡Pero qué me dice! ¿Hay gente dispuesta a hacer eso?

La hay. Nosotros ofrecemos dos actividades con tiburones. Una, la tradicional, que consiste en meter al buceador en una jaula que se sumerge en el agua mientras los tiburones blancos son atraídos hacia ella. La segunda, para quienes la experiencia no les ha provocado suficiente miedo, es la que he relatado de nadar hasta la jaula.

Oiga, ¿y es seguro ese "encierro" con tiburones?

No, no es peligroso. Aunque muchos relacionan el tiburón con aquella película de Spielberg que nos dejó un miedo atroz a estos animales. Si lo haces bien, y en eso las medidas de seguridad en Australia son muy estrictas, no tiene por qué ser más peligroso que el encierro. Aunque este año ya hemos visto que el peligro está ahí.

En el encierro se intenta mejorar la seguridad ¿no hacen ustedes algo para ayudar al buceador?

El truco es dar de comer por el otro lado del barco a los tiburones antes de que el buceador salte, con lo cual, cuando salta al agua están distraídos. Es más fácil que un tiburón blanco ataque a un surfista o a alguien que está nadando que a un submarinista, que lo ve grande y soltando burbujas. Ahora, la adrenalina de saber que estás nadando con esos bichos por ahí cerca, lo es todo.

¿Se ha encontrado estos sanfermines con algún compatriota australiano por la Estafeta?

Sí, varias veces me he encontrado con alumnos de buceo y de español. Son gente afable, que se incorpora a la fiesta como uno más. Todos los jóvenes que conozco allá han estado en Sanfermines o tienen planes de hacerlo, pues es una fiesta que en Australia tiene una cobertura mediática bastante grande.

¿Qué les atrae de la fiesta?

El ambiente y que se pueda beber tan libremente. No olvidemos que en Australia son muy estrictos y no se puede beber en la calle a no ser que la botella esté oculta por una bolsa de papel, ni fumar en ningún lugar público. Por eso, cuando entran a cualquier calle del Casco Viejo les parece la mayor fiesta del mundo.

Incendios y cocodrilos

¿Y cómo se abrió paso usted en Australia con 23 años?

Los principios no fueron fáciles. Mi primer trabajo en Melbourne fue de limpiaplatos y mi inglés era muy malo. Luego fui a Sidney y mi suerte ya empezó a cambiar, mejoré el inglés y trabajé de camarero para restaurantes españoles. Más tarde, fui barman en una discoteca del casino, encargado de una cafetería bohemia... Fue en esa época cuando empezó mi pasión por el buceo. Me dí cuenta de que me apasionaba y me hice instructor. Hace diez años monté una escuela de buceo con la suerte de que me ha ido bastante bien.

Antes decía que en Australia nos conocen por los Sanfermines. Las noticias que nos llegan de aquel país suelen hablar de incendios devastadores o de inundaciones...

Así es. También genera de vez en cuando noticias exóticas, relacionadas con animales salvajes, ataques de cocodrilos... Y es que es un país tan grande, que entre lo exótico y lo desconocido.

Y usted que vive allí, ¿qué destaca de las cosas que sucenden a diario?

Es un país muy moderno, que está perdiendo un poco sus lazos con Inglaterra y que mira más a sus vecinos asiáticos. Es un país rico, donde la tasa de desempleo creo que está por debajo del 5%. Para mí, sigue siendo el país de las oportunidades, y cada año siguen llegando miles de personas jóvenes de todo el mundo con ganas de iniciar una nueva vida. Es un país que engancha, que enamora, con todos los servicios de una nación de primer orden y con una naturaleza casi por explorar.

¿Sigue existiendo desigualdad étnica para los aborígenes australianos?

Pues sí, a pesar de que Australia es el único país colonial que ha pedido perdón públicamente a la población aborigen. Desgraciadamente el aborigen que está en las ciudades no está adaptado, pertenece a una cultura tan primitiva, tan incrustada en la naturaleza y en unos principios básicos, que es muy difícil que se pueda adaptar al ritmo de las ciudades y de todos los adelantos tecnológicos. La mayor parte de ellos vive en reservas, en territorios que se les ha vuelto a dar. Pero en las ciudades les ves que tienen problemas de alcoholismo, drogadicción, a pesar de que allí todo el mundo tiene derecho a una renta básica y una vivienda.

Los australianos viven en una burbuja de prosperidad en un hemisferio de pobreza, ¿cómo se vive esa contradicción?

Sí, Australia, que es un país de 20 millones de habitantes, vive rodeado de otros más pobres, como Indonesia, que tiene 300 millones de habitantes y que lo están pasando mal. Pero incluso los australianos, que ha sido emigrantes, tratan de preservar su nivel de población en estos tiempos de crisis.

¿Existe miedo a la presión migratoria de Asia?

No es que haya miedo, pero sí cierto recelo, porque ellos ven en las noticias todo el problema de los cayucos y la emigración ilegal que está sufriendo Europa, especialmente España. Ellos no lo tienen tan complicado, porque hay más agua de por medio, aunque ya han llegado algunos barcos con más de cien emigrantes clandestinos. Pero los australianos no se andan con chiquitas, internan a los emigrantes ilegales en campos hasta que los expulsan otra vez. La política migratoria se ha endurecido.

El otro día oí un chiste. Dios había reunido a los principales mandatarios para anunciarles el fin del mundo. Obama comunicó a su gabinete que tenía dos noticias, una buena: "Dios existe" y una mala: "el mundo se termina en una semana". Castro, a su vez, comunicó a los suyos dos malas noticias: "Dios existe" y "la revolución finaliza en una semana", mientras que Zapatero transmitió dos buenas noticias: "Dios me ha invitado a una cumbre" y "la crisis se acaba en una semana". ¿Qué diría el Primer Ministro australiano?

Ja, ja. Pues les diría algo así como "no worries, be happy" (no os preocupéis, sed felices). Sigo pensando que Australia tiene una situación privilegiada a pesar de que como a cualquier país capitalista la crisis le afecta, pero va a salir adelante seguro. El espíritu australiano es el del apoyo mutuo y las mujeres australianas son todo terreno y hasta en los lugares más inhóspitos son capaces de sacar adelante a sus familias.

¿Cómo es la vida política australiana? ¿Andan también a la greña con los casos de corrupción?

Creo que la corrupción es un mal del que no escapa ningún país, aunque en Australia no es especialmente llamativo. Australia sigue un camino paralelo al español, hay dos grandes partidos y ahora le está tocando gobernar también al socialista. Las principales preocupaciones políticas del momento son que no aumente el desempleo y que las familias australianas puedan llegar a fin de mes. También ha sufrido un "boom" de que todo el mundo se compraba casas, pues el sueño australiano es el de tener una casa con piscina y barbacoa.

Pero con la cantidad de suelo que hay en Australia la vivienda no habría subido tanto como aquí, ¿no?

En las grandes ciudades está caro. Al igual que aquí, también ha habido mucha especulación. Si te vas alejado a pequeñas poblaciones o te adentras al interior del país, los precios bajan mucho, pero eso ya es un estilo de vida distinto.

Un año recorriendo el país

Está a punto de cumplir los cuarenta años, ¿cómo se plantea el futuro?

Los últimos diez años en el negocio de la escuela de buceo me lo he pasado muy bien. He salido adelante y estoy muy contento. En febrero cumpliré cuarenta años y estoy pensando regalarme un año sabático para hacer un viaje alrededor de Australia, por la costa. Voy a coger la furgoneta del negocio, le voy a quitar los asientos, voy a poner un colchón... y tira millas. A la aventura total; despertarte cada día en un lugar distinto, conocer lugares y personas diferentes. Trataré de trabajar en el buceo y, si hace falta, recogiendo fruta.

Trabajando en el mar, dedicándose a explorar Australia...¿no cree que más de uno le adjudicaría el adjetivo de "vividor"?

Bueno, es otra filosofía de vida. La de vivir el momento con la máxima intensidad, el aquí y ahora, sin tener demasiados problemas. Ya sé que una gran mayoría puede pensar eso, pero también es verdad que mucha gente que conozco de Pamplona me dice que les hubiera gustado en algún momento de su vida hacer esto. Desgraciadamente no sé si esta sociedad nos ata o nos mete unos miedos que nos deja sin cumplir esos sueños.

¿Les diría a los padres navarros que empujen a sus hijos a viajar más cuando son jóvenes?

A los padres y a los jóvenes. Les animo a que no lo duden y que al menos un año en sus vidas, bien cuando terminen de estudiar, bien cuando terminen una relación, se lo cojan sabático y vayan a cualquier lugar del mundo a conocer nuevas costumbres, nuevos idiomas. Yo creo que es algo que casi tendría que ser obligatorio y si hiciera falta subvencionar a las familias para que esto fuera posible. Es verdad que en España los padres están muy apegados a los hijos y aún les cuesta dejarles viajar.

¿Cómo lo ha hecho usted para integrarse con los australianos?

Tengo amigos de todas las razas y de todos los países, pero con el australiano es muy fácil llevarse bien; los españoles les caemos muy bien. En cualquier fiesta o reunión social lo español está de moda. Australia es un país en el que los jóvenes tienen un gran afán por cumplir sus objetivos y sueños, hay muchos que como yo han llegado de fuera, y eso se nota. Es un país muy tolerante y que apoya la iniciativa y la creatividad.

Algo habrá que se le ponga aún cuesta arriba, ¿no?

Pues pocas cosas, porque a nivel de alimentación, que es donde puede haber algún problema, me he adaptado.

¿Está rico el canguro?

Está muy rico, aunque si tuviera que matar yo al canguro no me lo comería. Es como el solomillo, un poco más seco, pero muy sabroso.

¿Sabe algo de aquellos emigrantes navarros que fueron décadas atrás a trabajar en la caña de azúcar y el pastoreo?

Quedan en Melbourne, Sidney y Townsville, donde hace poco se inauguró otro club vasco. Algunos, como los gemelos Zuasti, han vuelto ya a Pamplona y otros siguen aquí con sus recuerdos. Cuando puedo voy a escucharlos, pues ellos nos abrieron el camino.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Iñaki Aizpún practica el submarinismo en diferentes mares del mundo y tiene una escuela de buceo en Sidney, Australia.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Aupa Iñaki!!! un saludo enorme de un compañero tuyo de aquel maravilloso e inolvidable curso de COU (letra D,creo) en la mítica "Granja" que nos marcó un poco nuestras vidas a todos.con lágrimas en los ojos
  • Es magnifico que nos podamos encontrar a Españoles en cualquier sitio del mundo, especialmente dedicados a un deporte fascinante como el buceo. A ver si las nuevas generaciones continuan siendo aventureras. Carpe Diem http://wwww.oceanidas.net/blogantonio
  • Igual hay que correr el encierro metidos en jaulas...yo

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual