x
    Navarra
SOCIEDAD

Sorogain, camino de integración

Ambos reconocen que no lo dudaron un momento cuando desde Aspace les ofrecieron el puesto

Actualizada Sábado, 8 de agosto de 2009 - 01:10 h.
  • JAVIER FELONES . CAMINO SOROGAIN

SOROGAIN, en el Valle de Erro, constituye un ambiente espléndido para la relajación, dar suaves paseos o subir alguna montaña de fácil ascensión. Pero, desde el inicio de la temporada de verano, es además un enclave de integración en el que los hermanos con discapacidad intelectual Sara y Daniel Villanueva Vidaurreta, de 37 y 29 años respectivamente, trabajan a diario por mediación de Aspace en el punto de información turística.

Estos vecinos del cercano Espinal conocen a la perfección el lugar y aconsejan a los turistas que hasta allí llegan sobre las potencialidades del mismo. "Las posibilidades de senderismo son básicamente tres: el del hayedo, el de los monumentos megalíticos o el que nos lleva a Urepel. El primero es accesible y se completa en unos cuarenta minutos, mientras que para realizar los otros dos se requiere más de dos horas. Todo depende del tiempo que se tenga y la preparación", señaló Daniel Villanueva.

Él mismo habla orgulloso sobre un lugar que domina a la perfección. "Sorogain alberga ganado de los Valles de Erro y Baigorri. En toda la zona de pastos se encuentran varios dólmenes y restos de la prehistoria. Tiene además un área recreativa con mesas, bancos y asadores de piedra para el que quiera venir a comer", indicó Villanueva.

Ambos hermanos reconocen que no dudaron un momento cuando desde la Fundación Aspace Navarra para el Empleo (FANE) les ofrecieron el puesto. "Yo trabajo de lunes a viernes y mi hermano sábados y domingos, siempre de 10.30 a 17.30 horas. Además, él lo compatibiliza con unas horas en Ecointegra, una planta de reciclaje en Aoiz propiedad de Aspace en la que yo también estuve", comenta Sara Villanueva.

Ánimos para el futuro

En Espinal se encuentran felices de que los hermanos hayan encontrado un trabajo tan cerca del pueblo. "Nos dicen que tenemos un "chollo" y nos animan a continuar", revela Sara Villanueva. Antes del trabajo en Sorogain y en Ecointegra, ambos ayudaron durante años a su madre Vicenta y a su hermana Idoya en una tienda de ultramarinos en su localidad. "Ahí aprendimos qué es el contacto con la gente, por eso ahora disfrutamos tanto con esta ocupación. A mí lo que más me gusta es precisamente eso, el poder hablar con gente tan diferente. Hasta aquí llegan turistas de todos los lugares, incluso de Canadá, Estados Unidos, Suiza o Francia", señala Daniel Villanueva.

Además, cada día es diferente. "Siempre surgen cosas nuevas. Recuerdo una vez en la que una pareja me pidió que les indicara cómo llegar hasta Pamplona por Urepel, cosa que es imposible. En otra ocasión, vino alguien que había visto una cría de aguilucho que no podía volar. Llamamos al 112 y se acercó un guarda forestal. Al final, resultó que el ave estaba en perfecto estado", indica Daniel Villanueva.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Sara y Daniel Villanueva Vidaurreta aconsejan a un turista ayer por la mañana en el punto de información turística del Camino Sorogain.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra