x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Sarkozy exige la liberación de una francesa juzgada en Irán por los disturbios

Estuvo cinco meses impartiendo clases de francés en la ciudad de Isfahan

Actualizada Sábado, 8 de agosto de 2009 - 09:46 h.
  • AGENCIAS. Teherán

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, exigió hoy la liberación inmediata de la ciudadana francesa Clotilde Reiss, quien comparece ante la Justicia iraní acusada de espionaje y de incitar a la violencia postelectoral en la república islámica. Reiss fue arrestada en Teherán el pasado 1 de julio en el aeropuerto de Teherán por cargos de espionaje y de incitación a la violencia cuando se disponía a abandonar el país, donde estuvo cinco meses impartiendo clases de francés en la ciudad de Isfahan. "Está acusada de recolectar información y de alimentar el desorden público", según la agencia semioficial de noticias Fars.

El Elíseo ha calificado estas acusaciones de "infundadas" y Sarkozy ha solicitado la puesta en libertad incondicional de Reiss. La agencia iraní tiene constancia de otra mujer de ascendencia europea entre los detenidos, concretamente una empleada de la Embajada de Francia en Irán. En este sentido, el Ministerio de Exteriores francés sólo ha admitido que tiene constancia de una mujer franco-iraní que fue detenida temporalmente el pasado día 15 de julio y que habría sido liberada tres días después.

Reiss, por su parte, está siendo juzgada en estos momentos por un tribunal iraní junto a un grupo de simpatizantes moderados a los que se les acusa de organizar las protestas que estallaron tras las elecciones del pasado 12 de junio en las que el presidente Mahmud Ahmadineyad revalidó su cargo tras unos polémicos comicios.

La semana pasada, cerca de un centenar de simpatizantes de la línea política "moderada" en Irán, fueron acusados de varios cargos entre los que se incluye el de conspirar contra la seguridad nacional, lo que está castigado con la pena de muerte, según la ley iraní.

Entre los acusados se encuentran por ejemplo el importante periodista Ahmad Zeydabadi y moderados de gran peso político, como Ali Tajernia, Hedayat Aghaie, Shahab Tabatabaie y Javad Emam, según Fars.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La francesa Clotilde Reiss (i) asiste a su juicio ante un tribunal revolucionario iraní de Teherán (Irán), el 8 de agosto de 2009, durante la segunda sesión del juicio a un grupo de opositores detenidos en las manifestaciones pos electorales en Irán.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Donde esta el G8?Ironia
  • Ese país tiene un nombre lo suficientemente irónico como para que nadie sensato ponga sus pies en él. IRÁN y NO VOLVERÁN. Debieran prohibir a los promotores de viajes organizar estancias allí por sí las moscas.JAVIER
  • Vaya, otro caso más parecido al de las periodistas de Corea, definitivamente cada día admiro más a los periodistas de sucesos internacionales en países declarados de alta peligrosidad en tema de derechos humanos. Ójala tenga la misma suerte que aquellas liberadas, espero...Suerte Clotilde

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual