x
    Navarra
FIESTAS

Los mayores cambian el lugar de la comida a la casa de cultura

Los últimos años la venían celebrando en la plaza de los Fueros, pero hubo quejas porque se acumulaba mucho calor

Actualizada Sábado, 8 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • ENRIQUE MORANCHO . ARGUEDAS

Arguedas se encuentra en la recta final de sus fiestas patronales en honor a San Esteban y ayer viernes la jornada correspondió a los mayores, que quisieron honrar a su patrón y a la Virgen del Yugo.

Como es habitual en el programa, los actos se iniciaron con la presencia de los mayores en la parroquia para asistir a la misa que fue oficiada por el misionero arguedano y padre agustino recoleto, Jesús María Mena Isla, que desarrolla su labor religiosa en la frontera de EEUU con México, concretamente en el paso de Texas. Mena estuvo ayudado por el parroco Santiago Jiménez.

Finalizada la eucaristía, los mayores, acompañados por varios miembros de la corporación y la charanga, se dirigieron a la sala de exposiciciones de la casa de cultura donde tuvo lugar este año la comida que sirvió el restaurante Marisol de Cadreita. El menú consistió en piña natural con gambas, fritos variados, lenguado con salsa de marisco, cordero asado con ensalada, tarta y helado, vino y licores.

Dos novedades

A la reunión gastronómica se habían apuntado 110 personas -45 más que en 2008-. El menú costaba 16 euros y los jubilados tuvieron la compañía del alcalde José Antonio Rapún y de varios concejales. En la sobremesa, el grupo Azabache ofreció un concierto en la plaza de los Fueros.

La fiesta de los mayores tuvo dos novedades con respecto a años anteriores. La primera fue que ayer no se rindió homenaje a los mayores de más edad. El ayuntamiento tenía por costumbre acudir a sus casas y entregarles una placa de recuerdo y un ramo de flores a cada uno -hombre y mujer-. "El alguacil era el encargado de enterarse de las personas a las que se iba a homenajear este año y nos comentó que había una lista de tres o cuatro mayores, pero, por su delicada salud, no era aconsejable acudir a sus domicilios", comentó Alfredo Rodríguez Irujo, concejal de Cultura y Deportes.

Ante la suspensión de este acto, el Ayuntamiento de Arguedas ha acordado dejar dos años sin realizarse estos homenajes. "Pasado este tiempo veremos qué fórmula empleamos para retomar el acto", añadió Rodríguez.

Además, ayer la comida se sirvió en una sala con aire acondicionado de la casa de cultura en lugar de la plaza de los Fueros. En los últimos años se habían escuchado quejas de los mayores por el fuerte calor que se concentraba en ese lugar público y se dejaba notar en el descenso de inscripciones que se contabilizaban.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Los mayores dialogan a la salida de misa en la parroquia de San Esteban. E.M.

ACTUACIONES INFANTILES EN LAS MAÑANAS DE EL TINGLAO Los niños tienen su cita casi todas las mañanas en la plaza El Tinglao. Ayer viernes, a las 12 horas y protegidos del sol por unos toldos que se han colocado durante las fiestas, los pequeños asistieron a ver y escuchar un teatro infantil a cargo del grupo Títeres de Cachiporra, que puso en escena la obra titulada El ladrón de sandías. E.M.

UN DESCANSO PARA LA CHARANGA EN LAS FIESTAS La música es una de las partes más importantes de las fiestas y la charanga, el grupo que más las anima en la calle. En la foto, los músicos de la charanga Pimkitipón esperaban ayer, a la sombra de los árboles, la salida de los jubilados para acompañarles hasta la plaza del General Clemente donde tenían prevista la comida. E.M.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra