x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

Cervezas y gorros para rebajar los 33º

En hora y media se cubrieron las 34 plazas disponibles del concurso y, como siempre, quedó una larga lista de espera

Actualizada Viernes, 7 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

AUNQUE ayer se cumplieron las previsiones meteorológicas y bajaron algo las temperaturas, 33 grados al sol son muchos grados. Y más si durante dos horas, hay que soportar el calor al lado de un hornillo y de una cazuela hirviendo. Pero en fiestas parece que todo se capea mejor por lo que nadie echó de menos unas copas más tupidas de los árboles de la plaza. Gorros, cervezas y antídotos se convirtieron en el mejor antídoto.

Era el caso de Oscar Apesteguía Martínez, de 33 años, y José Manuel de Antonio Echeverría, de 34, una pareja con un lustro de experiencia en este concurso. "Siempre nos quedamos los cuartos", bromeaban al reconocer que nunca habían logrado galardón. Y prometían continuar como aspirantes las próximas convocatorias. "Casados y con hijos, ya sólo podemos ir al concurso del chilindrón, al del ajoarriero y a los gigantes". Cuando se les preguntó por la elaboración de su guiso, se negaron en redondo. "Sólo vamos a decir que con mucho amor, que la receta es de la madre y esas cosas son secreto".

El donostiarra Manolo García García, de 65 años, también suma unas cuantas ediciones de experiencia. "Pero mi compañero Iñaki Astarriaga se hizo concejal, así que ahora vengo con el hijo", decía sobre Iñaki García Janáriz, de 25 años, que se reconocía poco aficionado a las labores culinarias. "Pero es un magnífico pinche", terciaba entre risas su padre, que no tuvo problemas en desvelar sus trucos culinarios. "Hay que desalarlo bien, tomarte tu tiempo en desmigarlo y después secarlo con mucho cuidado", recomendó.

Presencia femenina

Aunque no había ninguna norma escrita, durante décadas el concurso pareció un coto cerrado para hombres hasta que en 1993 se apuntó la primera pareja femenina integrada por Milagros Arbizu Alonso y María Jesús Emiliano. Entonces se generó una pequeña polémica entre los partidarios de su inscripción y quienes consideraban que debía ser una cita exclusiva para hombres. Y actualmente, como ayer, aunque su presencia continúa siendo casi anecdótica, nadie pone objeciones.

Al menos eso decía Karol Marco Ruiz, de 30 años, que participaba junto al marido de su prima, Roberto Castellano Fernández, de 28. "Y ella está guisando con mi novio. Las anteriores fiestas concursamos con nuestras parejas pero como nos salió un poco salado hemos cambiado. Y nos ha quedado perfecta".

También Carlos Gainza Echeverría, de 48 años, y Víctor Gómez de Segura Juániz, de 49, estaban convencidos de que su ajoarriero merecía un diez. "Pero porque ha cocinado Víctor, que yo de estas cosas no tengo ni idea. Eso sí, llevo un montón de años participando pero siempre de pinche y creo que siempre me habré quedado de los 25 para abajo", afirmaba Carlos Gainza, mientras Víctor Gómez de Segura le daba los últimos toques al guiso. "Hoy (ayer para el lector) nos lo cenaremos con la cuadrilla en la peña San Andrés. Un plato de lujo", decía el último.

Un día más de fiestas

El concurso del ajoarriero se ha convertido en un clásico del programa de fiestas y, a diferencia de la pañuelada donde existen al menos dos versiones sobre su origen, en Peñaguda sí tienen claro cómo comenzó esta cita culinaria. "Los fundadores de la sociedad eran amigos del alcalde de entonces, Miguel Lanz, que les propuso institucionalizar una costumbre muy típica de Estella , las meriendas de abadejo", rememora el socio Pedro de Miguel Torrano.

"Además, de esta manera se daba respuesta a una antigua demanda de los jóvenes que pedía un día más de fiestas y con el concurso se ampliaron hasta las siete jornadas actuales", añadió el presidente de Peñaguda, Jacinto Ramos Rebollero.Desde entonces, la sociedad ha conseguido una amplia respuesta a su convocatoria que cuenta con el apoyo del Ayuntamiento. "A lo largo de estos años se ha logrado el propósito para el que se creó el concurso, poner ambiente festivo por las mañanas", añadía Ramos Rebollero.

Un dato habla del éxito de la convocatoria, que en esta edición contó con la música de Gaiteros Iturrieta. "En tan sólo hora y media se cubrieron las 34 plazas disponibles". Y, como todos años, se quedó una larga lista de espera por si alguno de los inscritos fallaba.

A las 13.30 horas, los concursantes tuvieron que entregar las cazuelas en la bajera que la organización había preparado para que, a partir de las siete de la tarde, el jurado iniciara la degustación.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Algunos concursantes, como los de la foto, tuvieron una legión de seguidores. MONTXO A.G.

Algunos ni tan siquiera para la cabeza se olvidan del color propio de las fiestas. MONTXO A.G.

Sombrillas, gorros y cervezas; todo venía bien para mitigar el calor durante el concurso. MONTXO A.G.

Detalle de uno de los guisos, en el momento de añadir el bacalao. MONTXO A.G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra