x
    Navarra
INTERNACIONAL

El final de una pesadilla

Las periodistas estadounidenses Euna Lee y Laura Ling regresaron ayer a California después de que el dictador norcoreano, Kim Jong Il, les anulara la condena de 12 años de trabajos forzosos y prisión

Actualizada Jueves, 6 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • EFE . WASHINGTON

LAS periodistas Laura Ling y Euna Lee, liberadas el martes por Corea del Norte gracias a la mediación de Bill Clinton, llegaron ayer junto con el ex presidente estadounidense al aeropuerto Bobo Hope, en Burbank (California, EE UU).

Minutos antes de las 15.00 hora española, el avión que las transportó desde Corea del Norte tomó tierra en EE UU donde sus familiares, así como docenas de periodistas y funcionarios congregados desde horas antes en el lugar, esperaban para dar la bienvenida a Ling y Lee.

Abrazo de una hija

El reencuentro con sus familiares, al pie de la escalerilla del avión, seguido en directo por las cámaras de televisión, fue extremadamente emotivo, especialmente por la forma en la que la hija menor de Euna se agarró al cuello de su madre nada más verla.

Entre las personalidades que les esperaban en el aeropuerto junto a su familia, se encontraba el ex-vicepresidente Al Gore, que es el fundador de la cadena de televisión en la que trabajan.

Minutos después de que bajaran del avión las liberadas lo hizo el ex-presidente Bill Clinton, quien fue efusivamente saludado por su colega, Al Gore, así como por los familiares de las detenidas, quienes le expresaron su agradecimiento.

Ling describió ayer cómo fueron llamadas a una reunión por sorpresa y, tras encontrar, de repente allí, al ex-presidente Bill Clinton, supieron que "la pesadilla llegaba a su fin".

"Temíamos que nos enviaran a un campo de trabajo", dijo, emocionada Ling en una conferencia de prensa después del reencuentro con su familia. "Pero sin más aviso nos llevaron a un sitio para una reunión, y cuando se abrió la puerta allí vimos... Al presidente Clinton", agregó. "Quedamos conmovidas y supe que la pesadilla de nuestras vidas llegaba a su fin".

Vuelta a casa

"Ahora estamos de vuelta en casa y libres", dijo Ling, quien agradeció al presidente Barack Obama, a la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y también expresó "gratitud al gobierno de Corea del Norte por la amnistía concedida".

Ling, de 32 años, y Lee, de 36, fueron arrestadas en marzo y condenadas en junio a 12 años de cárcel y a trabajos forzados por entrar ilegalmente en el país y por actividades contra Corea del Norte.

Las dos periodistas trabajan para la compañía Current TV, de California, fundada por el ex vicepresidente Al Gore.

Clinton viajó a Pyongyang el lunes y se reunió durante más de tres horas con el presidente norcoreano Kim Jong Il, quien luego extendió un perdón a Ling y Lee.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Euna Lee (izda.) se abraza a su marido y su hija y Laura Ling (3ª dcha.) se emociona con su hermana, su madre y otros familiares en California. REUTERS

Al Gore consuela a Lee mientras Ling da las gracias ante Clinton. REUTERS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra