Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

El día a día de las dos peñas de Estella

Las reuniones en torno a la mesa contribuyen en gran parte al ajetreo que reina en sus sedes durante casi las 24 horas del día

Actualizada Jueves, 6 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • M. M. E. . ESTELLA

Sus blusones blancos los identifican. Con puños azules, los de San Andrés, y de color verde, los socios de La Bota. Son las dos peñas que existen en Estella y, durante estos días de fiestas, sus locales recogen con creces la mayor actividad del año. Aunque también contribuyen activamente en la organización de algunos actos del programa oficial, es, sin duda, en el entorno de sus sedes donde mayor ambiente generan.

Los típicos almuerzos y las charangas que les acompañan en la sobremesa contribuyen a ello.

A José Antonio Lozano Secaduras y Jorge Ugarte Collado les tocó ayer ser los encargados de la peña San Andrés. Estos dos vecinos de Estella se ocuparon, entre otras tareas, de llenar las cámaras de bebida, de preparar los almuerzos o de designar a los camareros que atenderían la barra durante todo el día. Unas obligaciones que ellos asumieron ayer, pero que van rotando en fiestas por los 17 miembros que componen hoy la junta.

Ellos llegaron a su local de la plaza San Martín a las ocho de la mañana y tenían previsto quedarse hasta las cuatro de la tarde. Toda una jornada laboral de ocho horas para supervisar y mantener inalterable el buen funcionamiento interno de un colectivo con más de 400 socios.

Ayer prepararon también un aperitivo para los integrantes de la comparsa de gigantes y cabezudos. Fue sólo una de las cortesías que esta peña realiza en fiestas de puertas para afuera y ayudan a mantener casi perenne su actividad las 24 horas del día. Sólo durante tres horas, de seis a nueve de la mañana, el local permanece cerrado. Es hora de limpiar.

José Antonio Lozano y Jorge Ugarte Collado llevan, por este orden, más de dos y una década como socios. Con 52 y 51 años, son los integrantes de mayor edad de una junta que se renueva cada cuatro años y preside ahora Javier Nicuesa Santamaría. En el último año y medio, se ha multiplicado el número de entradas a la peña, sobre todo de gente joven. Por este motivo, el colectivo está estudiando ahora la posibilidad de ampliar el local, en el que permanecen desde la fundación en 1984. "Ahora entran en torno a 180 personas, pero queremos garantizar sitio para unas 300", comentó Jorge Ugarte Collado. Este, el sentimiento de hermandad, es sin duda la política de esta peña y se mantiene inalterable en cada almuerzo, comida o cena que organizan. Ayer, algo más de medio centenar se reunió en este punto para tomar el primer aperitivo de la jornada.

La cuadrilla de Jesús Chasco Martínez, como todos los días de fiestas, se citó a las diez en la cabina de la Once de Baja Navarra. Ayer, tocaba pimientos de Valdelobos, chorizo de jabalí de Montejurra, ciervo de Lóquiz y cangrejos del Ega. "Todo producto de la tierra", indicó Chasco. Con él fueron los nueve de siempre: Segundo Martínez Améscoa, Daniel Cedrón Esparza, Martín Mauleón González, José Luis Albéniz Echarri, Paco Otazu Pérez de Ciriza, Javier Ganuza Salsamendi, Jesús Pérez Campos y Rafael Urra Martínez. "Llevamos unos 20 años juntándonos aquí y es nuestra tradición", dijo Chasco.

Otro de los fijos es José Manuel Olea Ruiz de Larramendi, de 69 años, que ayer se sentó como todos los años con Rodolfo Isaba Lacarra, de 58, y Juan Pedro Andueza Elcano, de 64. Se sumó un cuarto plato, el del hijo de este último, Diego Andueza Ayúcar. "Este momento del almuerzo es lo mejor de las fiestas. Es un rato muy agradable", dijo el primero, uno de los fundadores de esta peña.

Nueva etapa en Valdeallín

En la peña La Bota el tema gastronómico está funcionando este año a medio gas. Acaban de cambiar de local, ahora en la calle Valdeallín, y todavía no disponen de cocina. Aún así, sus miembros no han renunciado este año a la tradicional comida del socio. Tuvo lugar el martes y reunió a un centenar. Una empresa de catering asumió la elaboración de los platos y los comensales pudieron madurar el proyecto de reforma del local que ahora tienen entre manos. Disponen de 400 m2 y quieren convertirlo en un espacio sociocultural. Están ilusionados y así lo corroboró ayer uno de ellos, Carlos Santamaría Gastón, de 46 años. "Después del verano convocaremos una asamblea para hacer lo que la gente decida", dijo.

De momento, ya son un centenar los nuevos socios que han entrado atraídos por esta idea y, en total, son casi 500. "La barra está funcionando tan bien que nuestras previsiones iniciales se agotaron ya en el primer día", dijo Joseba Domblás García, socio desde hace más de dos décadas.

Ayer, su peña organizó con ayuda del Ayuntamiento el deporte rural de la plaza de Los Fueros. También son ellos los que se encargan de los conciertos de rock nocturnos y los que animan con la charanga de Barañáin Mutil Gazteak el ambiente de la plaza de toros. Hoy despedirán las fiestas con la tradicional Bajadica del Che.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

El desfile de la peña La Bota hacia la plaza, un ritual que se repite todos los días antes del festejo taurino de la tarde. MONTXO A. G.

José Manuel Olea Ruiz de Larramendi (izda.) enseña el pisto que tenían ayer para almorzar. MONTXO A. G.

Jesús Chasco Martínez (centro) brinda con sus compañeros de mesa durante el almuerzo. MONTXO A. G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra