x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TELEVISION

Fallece en Paraguay el periodista Julián Lago

Alcanzó el estatus de popular en televisión cuando en 1993 dirigió y presentó "La máquina de la verdad", espacio polémico

Actualizada Miércoles, 5 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • COLPISA/EUROPA PRESS. MADRID .

El periodista Julián Lago falleció ayer por la madrugada, a los 62 años, a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria, en el Centro Médico Bautista de Asunción.

El conocido director y presentador de La máquina de la verdad llevaba más de dos meses en coma y sufría una disfunción multiorgánica desde que el pasado 14 de mayo fue atropellado por una motocicleta en el pueblo de Coronel Oviedo, a unos 120 kilómetros de la capital de Paraguay, país al que el comunicador se trasladó a finales del año pasado para emprender una nueva vida.

En el momento del deceso, que se produjo a las 22,00 horas -las 04.00 en España-, Lago estaba acompañado de su novia, Yolanda Franco, con la que pensaba vivir en el rancho que se había comprado. Pero los planes del autor de la famosa frase "No me conteste ahora, hágalo después de la publicidad", se truncaron el pasado 14 de mayo cuando fue embestido por una moto cuando cruzaba una calle, accidente que le produjo graves daños cerebrales.

Operado de urgencia, tras esa primera cirugía en la cabeza, no salió del estado de coma y su estado de salud había empeorado en los últimos días.

Alejado de la profesión, Lago llevaba ocho meses residiendo en Paraguay, donde colaboraba con una comunidad indígena y había comprado un rancho y cabezas de ganado en Simón Bolívar, la localidad natal de su novia, quien, junto a la familia del periodista, intentó hasta el último momento su traslado a España.

El viaje, previsto para el pasado 20 de julio, fue suspendido porque el avión que lo iba a trasladar, propiedad de Francisco Hernando "El Pocero", tuvo una avería en su navegador al instalar el equipo médico necesario para el trayecto.

Espectáculo para mayorías

El diario El Norte de Castilla fue el debut profesional de Julián Lago (Valladolid, 1947), que pasó por varios medios del Grupo Zeta -Interviú, El Periódico de Cataluña y Tiempo-. Fundador y director de la revista Tribuna de actualidad, el periodista vallisoletano también fue el responsable de Tribuna de Salamanca, columnista de varios periódicos y tertuliano en varias emisoras. Pero alcanzó el estatus de popular en televisión, cuando en 1993 dirigió y presentó La máquina de la verdad, polémico espacio en el que los invitados se sometían al polígrafo. También condujo en la privada Misterios sin resolver y Por hablar que no quede.

Autor de varios libros -en el último, Un hombre solo, hacía una crítica a la "farándula del mundo periodístico"- y reconocido en numerosas ocasiones, Lago vivió una alborotada andadura con La máquina de la verdad, espectáculo para audiencia masiva -todavía se recuerdan los casi 9 millones de espectadores que acumuló la emisión protagonizada por Antonia Dell"Atte-.

Pasó la página de La máquina... como en su día cerró el ciclo de la prensa escrita."Cada momento tiene su expresión. Hubo un tiempo en que Misterios sin resolvery La máquina de la verdad formaban parte de mi necesidad profesional. No es que me dejara arrastrar por la moda, sino que me interesaba entrar en contacto con un público más amplio que el de los periódicos y menos elitista, con el pueblo llano. Y fue una experiencia enriquecedora", declaró.

Dijo Lago que no le movió un interés económico a la hora de hacer La máquina... y calificó de "leyenda" los millones que supuestamente cobraron algunos personajes que pasaron por el programa. Por ejemplo, de Antonia Dell"Atte "ganó mucho dinero gracias La máquina..., pero no tanto con el programa", aseguró este profesional para el que el morbo y el cotilleo "forman parte de la condición humana y gusta a más gente de lo que parece, incluso a algunos que leen las obras completas de Julián Marías", expresó.

De esa etapa televisiva recordaba episodios curiosos como el del día que se le acercó una chica en un bar y le dijo: "Yo tenía una mejor opinión de usted cuando estaba en prensa escrita, pero mi madre tiene una depresión que los médicos no consiguen curar y usted se la ha curado. Cada vez que se deprime me dice, "niña, ponme el programa de Espartaco Santoni en La máquina.... Lleva 14 veces viéndolo".

Dejó La máquina...y apostó por el debate en Por hablar...que no quede, programa que Telecinco suprimió por no conseguir la audiencia esperada, informó en su momento la privada, que no entró a valorar las afirmaciones de Julián Lago en distintos medios de comunicación, en los que el periodista afirmaba que él tenía dos contratos firmados con el canal, uno para realizar un programa diario durante 45 semanas y otro de 35 entregas de periodicidad semanal. Según Lago, los directivos de Telecinco le pidieron que renunciara a los espacios diarios.

En 1997 colaboró con Canal 7, de José Frade y la temporada siguiente dirigió el canal temático Conexión Financiera para la plataforma Vía Digital. Posteriormente, y además de conducir los programas Panorama de actualidad (2001-2004) y Espejo retrovisor, ambos en Canal 9, participó en las tertulias políticas de programas como La Respuesta (2003-2004), de Antena 3 y Alto y Claro (2004-2005), en Telemadrid.

En cuanto a la radio, fue colaborador habitual en distintas tertulias, como en La linterna en la Cadena COPE (1987-1988), El primero de la mañanaen Antena 3 Radio (1991-1992), La Mañana de la COPE (1992-1998) o en Onda Cero. Entre 1998 y 2001, además dirigió el programa informativo de análisis político La Espuela, en Radio España.

Tras participar en la tertulia política El gato al agua, emitida de modo simultáneo por Radio Intereconomía e Intereconomía TV durante 2007 y 2008, el periodista decidió dejarlo todo y marcharse a Paraguay.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Julián Lago con un ejemplar de Un hombre solo, uno de los libros que escribió. ARCHIVO


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual