x
    Navarra

Viana y Bargota, centros de brujería en Tierra Estella

LA LOCALIDAD DE BARGOTA HA DADO A LA BRUJERÍA NAVARRA UNO DE SUS PERSONAJES MÁS ILUSTRES, EL BRUJO JOHANES, QUE FUE DENUNCIADO ANTE LA INQUISICIÓN

Actualizada Martes, 4 de agosto de 2009 - 03:59 h.

El espacio fronterizo con Castilla, cercano a la sede del Tribunal del Santo Oficio en Logroño, concentra los casos más septentrionales de brujería en Navarra. Este cuarto itinerario, Brujos en tierras estellesas, incluye los pueblos de Bargota y Viana. Cada mes de julio, Bargota se convierte en la capital de la brujería durante una semana al acoger numerosas actividades sobre el tema.

Viana. Los orígenes de la brujería se mezclan con el judaísmo. La ciudad contó con una floreciente comunidad judía que fue centro del odio popular por sus peculiares costumbres y la prosperidad de sus negocios. A ellos se culpaba de cualquier penuria que afectase a los cristianos. Todo era resultado de la mala voluntad de los judíos y brujos y de las ponzoñas que fabricaban, para cuyo efecto necesitaban la sangre y el corazón de los niños cristianos... Precisamente era en el prado de Salobre (laguna de las Cañas) donde celebraban sus aquelarres los brujos de toda la comarca. A ellos acudían, por supuesto, el brujo de Bargota y la reina de aquel aquelarre, una muchacha ciega de Viana a la que llamaban "La Ciega Endregoto".

Bargota. La localidad ha dado a la brujería navarra uno de sus personajes más ilustres, el brujo Johanes (XV-XVII). Realizó sus estudios eclesiásticos en Salamanca, donde se inició en el arte de la brujería. Una vez en Bargota, ejerció de clérigo en la iglesia de Santa María y allí desarrolló sus oficios como hechicero, aunque nunca empleó su saber de manera dañina. Se decía que podía quitarse la cabeza cuando le convenía, o que era capaz de trasladarse a través de las nubes. En 1599, fue denunciado ante el Santo Oficio por actos de magia y encantamiento. Sin embargo, sólo fue condenado a un leve sambenito y a una penitencia en oraciones. Después de cumplir la pena, continuó ejerciendo de cura en Bargota hasta su muerte. Se cree que el brujo Johanes tenía un padrino protector, al parecer porque se trataba de una alta personalidad de la corte a quien el brujo habría ayudado.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra