Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LAS PRIMERAS PERSECUCIONES

Tras las huellas de la brujería

Los valles de Roncal y Salazar y la zona de Roncesvalles fueron objeto de las más antiguas cazas de brujas

Actualizada Martes, 4 de agosto de 2009 - 04:00 h.

Dieciséis localidades de Navarra forman parte de la Ruta de la Brujería, organizada en cuatro itinerarios que abarcan 222 kilómetros. Este recorrido turístico, creado por el Gobierno de Navarra, discurre por enclaves de gran belleza y misterio que fueron escenario de historias de brujas, aquelarres, pócimas, exorcismos y crueles persecuciones que acabaron en la hoguera.

El primer recorrido de la ruta, Las primeras persecuciones de la brujería navarra, abarca las localidades de Burguete, Burgui, Ochagavía, Roncesvalles y Vidángoz, una de las más antiguas áreas de represión de la brujería. Ya en 1329 tuvo lugar una gran redada en la zona.

Auritz-Burguete. En el siglo XVI, el licenciado Balanza, "el Torquemada navarro", extendió a esta zona las pesquisas que había iniciado años atrás en los valles de Roncal y Salazar. El proceso culminó con la quema de 5 brujos en la plaza de la localidad. En la propia iglesia de San Nicolás permanecerían colgados los "sambenitos", como símbolos de la infamia. A las afueras, antes de llegar a Roncesvalles se encuentra también el Bosque de Sorginaritzaga o Robledal de las Brujas, enclave donde en el siglo XVI se celebraron famosos aquelarres que motivaron persecuciones y quemas en la hoguera de nueve personas. Además, con el fin de purificar el lugar se levantó la Cruz Blanca.

Orreaga/Roncesvalles. Otro bosque relacionado con los rituales y la magia de los brujos es el de Basajaunberro, donde se puede dar un bonito paseo. Su nombre homenajea a un legendario personaje de la mitología vasca, Basajaun. Relacionado además con la Colegiata es el hecho de la defensa llevada a cabo por los canónigos a sus vecinos de Auritz-Burguete cuando estos fueron acusados en 1575. La mayoría de ellos fueron absueltos.

Ochagavía. En la localidad, el propio alcalde fue acusado de reunirse con sus compañeros brujos.

Paraje de Muskilda. Las sospechas y persecuciones tuvieron su culminación en varios procesos llevados a cabo en 1539 en Ochagavía y que alcanzaron al propio alcalde del valle. Los testigos aseguraron que se reunía en el paraje donde se levanta la ermita de Muskilda con las brujas de Ochagavía, Jaurrieta y otros pueblos. Juntos celebraban aquelarres con sus danzas nocturnas y preparaban conjuros y maleficios.

Burgui. En el siglo XVI tiene lugar un largo proceso antibrujeril en el que se acusa de brujería y hechicería a un hombre y tres mujeres, siguiendo el testimonio de varias muchachas que no debían actuar tan inocentemente como correspondía a su edad. Sus reuniones nocturnas de invocación al diablo tendrían lugar en la balsa junto al río.

Vidángoz. Esta localidad inicia cada año sus fiestas patronales en agosto con un toque mágico y recordando la tradición brujeril del valle mediante la celebración de la Bajada de la bruja. Una buena oportunidad de vivir la solemnidad de un aquelarre, pero teñido con un toque festivo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Cientos de personas contemplan la recreación de un aquelarre en la cueva de Zugarramurdi. ARCHIVO

La ermita de Muskilda señala el paraje donde se reunían las brujas de Ochagavía y otros pueblos. ARCHIVO

Vista de Areso, donde los brujos se reunían en la cueva de Uli.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra