x
    Navarra
TRIBUNALES

El Tribunal de Valencia archiva la causa abierta por los trajes de Francisco Camps

La sala del TSJCV aceptó la práctica totalidad de los argumentos y peticiones de la defensa, en contra de la Fiscalía

Actualizada Martes, 4 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • ALFONSO TORICES . COLPISA. VALENCIA

La Sala de lo Civil y lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ordenó al juez instructor, José Flors, el archivo definitivo de la causa abierta por cohecho contra el presidente de la Generalidad, Francisco Camps, y otros tres dirigentes o ex altos cargos públicos vinculados al PP.

Los cuatro eran investigados por recibir múltiples regalos, trajes y complementos en su mayoría, de empresas del caso Gürtel, la presunta trama corrupta dirigida por Francisco Correa y liderada en Valencia por Álvaro Pérez, "El bigotes".

La sala aceptó la práctica totalidad de los argumentos y peticiones de las defensas y rechazó todas las de la Fiscalía y la acción popular, que pretendían continuar la instrucción penal y ampliarla a las personas que pagaron los regalos.

La resolución deroga el auto dictado en mayo y confirmado en julio por el instructor, que abrió una investigación penal contra los cuatro imputados por considerar que existían "indicios racionales suficientes" para achacarles un delito de cohecho impropio y detalló hasta once hechos que lo sostenían.

Realidad "probable"

El juez consideró "una realidad muy probable" que los investigados no hubiesen pagado los trajes, pese a que ellos mantienen lo contrario, y descartó que los regalos fuesen un simple detalle social por las personas de que se trataba, el valor de los objetos, la reiteración con que los recibían y el probable interés del oferente por ganarse su gratitud.

Sin embargo, la sala, presidida por Juan Luis de la Rúa, a quien Camps definió en público como algo más que un amigo, concluyó ayer que los hechos por los que son investigados el presidente valenciano, el portavoz del PP en las Cortes Valencianas, Ricardo Costa, el ex vicepresidente de la Generalidad Víctor Campos, y el ex jefe de gabinete de la Consejería de Turismo Rafael Betoret, no constituyen un delito de cohecho impropio.

Este tipo delictivo, recogido en el artículo 426 del Código Penal, castiga con multa a "la autoridad o funcionario público que admitiere dádiva o regalo que le fuesen ofrecidos en consideración a su función".

Favor imposible

El auto del TSJCV señala que, aunque los cuatro imputados hubiesen recibido los citados regalos, no existe delito alguno porque ni Camps ni los otros investigados, pese a ocupar los más altos cargos del Gobierno, podían desde sus puestos hacer favor alguno o asignar de forma directa concesiones a la trama de Correa, ni consta que interviniesen en las adjudicaciones por valor de más de seis millones de euros que organismos de la propia Generalidad dieron a estas compañías entre 2005 y 2007.

La sala, en contra de lo mantenido por la Fiscalía y el instructor, considera que lo descrito en el artículo 426 no se puede aplicar "de forma automática" a Camps, Campos y Betoret, aunque todos recibiesen regalos caros y fuesen "autoridad o funcionario público" en el momento de los hechos denunciados, porque para que se produzca el delito deben recibir las "dádivas" en consideración a "actos propios de su función".

Es decir, de su "competencia como autoridad". Dice que este "nexo causal" entre regalo y función no existe porque no eran competentes para realizar las adjudicaciones y la trama corrupta, por tanto, no tenía nada que agradecerles o porque agasajarles, aunque de hecho lo hiciese.

El tribunal no sólo declara el archivo por no ver delito alguno, sino que cree que con lo investigado tampoco "cabe descartar de forma absoluta otras versiones" distintas a la defendida por José Flors.

En otras palabras, dice que puede ser cierta la versión defendida por Camps y el resto -que pagaron los trajes-, por las "contradicciones" observadas en las declaraciones del sastre José Tomás y por algunas irregularidades de las facturas y contabilidad de las sastrerías madrileñas.

Sin unanimidad

Esta interpretación de la ley que ha permitido exculpar al presidente valenciano ni siquiera logró la unanimidad del tribunal.

Fue defendida por De Rúa y Francisco Ceres. El tercer magistrado de la sala, Juan Montero, votó en contra del archivo de la causa y reclamó la continuación de la investigación penal de todos los imputados menos de Ricardo Costa, porque, según dice en su voto particular: "No estoy convencido de que los hechos imputados no sean delito".

Montero argumenta que para mantener la investigación abierta basta con que haya sospechas de delito, pero que para archivar la causa, como han hecho sus compañeros, hace falta "la seguridad (en sentido jurídico) de que los hechos no son constitutivos de delito", algo que entiende que no ocurre.

El magistrado también considera que los otros dos miembros de la sala se han extralimitado al reclamar el nexo entre el regalo y la posibilidad de trato de favor.

Camps, en su comparecencia tras conocer el fallo a su favor. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra