x
    Navarra
FIESTAS

El presente, el pasado y el futuro salieron al encuentro del caballero estellés

Pablo Hermoso: "Cuando veo torear a Manzanares recuerdo mis comienzos en esta plaza de toros"

Actualizada Martes, 4 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • MARIANO PASCAL . ESTELLA .

La mirada de Pablo Hermoso de Mendoza parece contar muchas cosas. En tardes como ayer, en suEstella, los ojos de Pablo cuentan cosas del pasado , cosas del presente y miran con facilidad hacia el futuro.

Ni Pablo ni su gente saben decir la cifra exacta de festejos que han toreado en Estella. Calculan que son veintiséis y como referencia tienen que el único año que falló, estaba cumpliendo el servicio militar.

Por aquella época Navarra no estaba llena de molinos , los toreros hacían la mili y los palcos de autoridades no estaban repletos de mujeres, que es lo que sucedía ayer a orillas del Ega.

Guillermo alguacilillo

Porque, después de tantos años , la corrida que Pablo torea en Estella sigue plagada de guiños.

No había comenzado a hacer el paseíllo Pablo cuando su hijo Guillermo abría el cortejo a lomos de Labrit. Tras los caballeros, otro mulillero diminuto hacía por primera vez el paseíllo. Un rubiales llamado Andrés, y apellidado Hermoso de Mendoza, cómo no.

Pero tras el despeje la mirada de Pablo cambió por completo. Era una mirada del presente, de concentración, de quien se sabe objeto de todas las miradas desde hace veinte años. La del rey que salió de Acedo y que debe renovar el cetro año tras año .

Y mientras Pablo torea, sus mozos de cuadra esperan pacientemente en la puerta de cuadrillas. Intentan mantener tranquilos a los caballos que están punto de salir a torear y en sus voces se adivinan varios acentos. En el equipo de Pablo hay gentes estellesas, gentes de París y algunos otros llegados de México. Un equipo internacional, como la fama de Pablo.

Caviar el más inquieto

El presente de Pablo es también el de sus nuevos caballos. Esos potros que hacen maravillas entre los que destaca Caviar.

El joven caballo parece ser consciente de ser una estrella y se mostraba entre bastidores como el equino de manejo más problemático. Incluso se ganó varias broncas de los cuidadores. Luego, montado por Pablo y en la cara del toro, las dificultades parecían desaparecer.

Pero entre toro y toro de Hermoso, se coló Manzanares el alumno, pareciendo apretar al maestro. Manuel , congestionado, hacía los cambios de caballos sabedor de su responsabilidad. Tras cortar las orejas del tercero tuvo un guiño de complicidad con uno de los mozos de cuadra: ¡Lo maté! Muchos miedos diluidos se ocultaban tras la frase.

Maestro y pupilo

Una vez terminada la función, Pablo observaba con los ojos del pasado a Manzanares. "Viendo a Manuel me acuerdo de mis principios, de cuando esta corrida era la más importante del año. Y en el fondo, para mí, lo sigue siendo". Lleva tres años en la casa, en los que hemos entrenado juntos y se empiezan a ver los resultados. El producto va tomando forma".

Y por la puerta grande salieron ambos . Quizá en el futuro sean rivales. Quién sabe.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Pablo Hermoso recibe de su hijo el rabo del toro Adorinho. J.C. CORDOVILLA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • ¿No está prohibida, para los menores, la participación en espectáculos taurinos?. Ministril de Yerri