x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

Bombada multigeneracional en Estella

La comitiva recorrió las principales arterias de la ciudad y realizó varias paradas en el recorrido, que terminó a las 14 horas

Actualizada Martes, 4 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • JAVIER FELONES. ESTELLA

Niños y mayores recorrieron ayer las calles de Estella en la tradicional bombada que marca el ecuador de las fiestas con la intención de señalar que éstas siguen con la misma intensidad tras el apoteosis del fin de semana. Los asistentes se reunieron en la plaza de San Martín para degustar el almuerzo ofrecido por la peña San Andrés antes del comienzo del acto.

Todos dieron buena cuenta de la chistorra, la panceta y la morcilla que allí se dispusieron para tomar fuerzas en la larga y calurosa mañana. Bien avituallados, los participantes enfilaron a las doce en punto de la mañana el puente del Azucarero para recorrer con el estruendo de sus bombos las principales calles de la ciudad hasta las 14 horas.

Los gaiteros Juanan Alonso Martínez y Asier Echegaray Bajo, estelleses de 43 y 31 años, fueron los encargados de marcar el ritmo de los bombos que se situaban tras ellos. Unos doscientos participantes se animaron a acudir a la que es una de las citas más populares de las fiestas de Estella.

Los niños fueron, de nuevo, los que más disfrutaron de una marcha que parece hecha a su medida. Andrés Pastor Lenderink, estellés de 11 años, acudió junto a su hermano Luca y su madre. "Suelo venir siempre que puedo. Me gusta mucho tocar el tambor y otros instrumentos como el berimbao, que se utiliza para la capoeira brasileña", señaló Andrés Pastor.

Desde 1993 sin faltar

Uno de los fijos a la bombada desde 1993 es Víctor Manuel Echarri Garzón, estellés de 44 años. "Procuro completar todo el recorrido porque me encanta. Me gusta todo de este acto que, para mí, es uno de los mejores de las fiestas", señaló Echarri.

Acompañada por su hermano Izan y su padre Lorenzo, también acudió la estellesa de 5 años Andrea Albalat Grimal. "Es la primera vez que vengo. Nos gusta mucho tocar a mí y a mi hermano. Mi tambor era de mi tío Él lo utilizaba cuando era pequeño. Ahora, como ya no le hace falta, me lo ha regalado para que pueda venir a la bombada", señaló la niña.

Los también estelleses Mario Vega Díez, de 6 años, y Miguel De Santos Hernández, de 8, tampoco faltaron a su cita con este acto popular. "Vengo con mi padre, mi madre y mi hermano mayor. Me gusta porque almuerzas aquí un buen bocadillo y luego vas por todas las calles a hacer ruido", indicó Vega.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Niños y mayores se dieron cita un año más en la bombada para recorrer las principales calles de Estella. MONTXO A.G.

Los más pequeños fueron los auténticos protagonistas de este acto. MONTXO A.G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual