Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
FIESTAS

La iglesia de San Miguel ejerció de anfitriona en las vísperas del patrón

La obra en San Pedro hizo que la parroquia acogiera por primera vez el acto religioso

Actualizada Domingo, 2 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

Ayer la escalinata de San Miguel vivió una imagen insólita para enmarcar dentro de las estampas típicas festivas. Por primera vez, esta parroquia acogió las vísperas en honor a San Andrés al encontrarse en obras la iglesia de San Pedro que cobija el relicario del patrón local. Y sus peldaños, a las cinco y media de la tarde, recibían por primera vez la huella de la corporación local acompañada de su comitiva de gaiteros, banda de música, guardia de honor, timbaleros y maceros.

El cambio de escenario impidió que a la cita se sumara también la comparsa de gigantes y cabezudos ya que los accesos en pendiente a la iglesia con la lluvia recién caída los convertía en demasiado resbaladizos. Por lo demás, el ritual cumplió con el guión establecido por la tradición con el bandeo de campanas un cuarto de hora antes y los cohetes anunciado la salida de la corporación que esta vez enfiló por la calleja de Los Gaiteros, calle Mayor, Zapatería y Chapitel.

Dentro de la iglesia, se colocó el relicario de San Andrés en el altar que la cofradía del patrón estellés había trasladado esa misma tarde desde San Pedro en una furgoneta. El acto religioso estuvo oficiado por el párroco de San Miguel, David Galarza, que contó con la ayuda de su homólogo en San Pedro, José Mari Martincorena.

Coro de San Miguel

Durante las vísperas, el coro de San Miguel que dirige Félix Armañanzas Echarri entonó el Te Deum ayudado al órgano por Tere Labayru Azanza. También se pudo escuchar en la iglesia los sones de la Marcha de San Andrés con que se cerró el acto religioso en el que David Galarza pidió "dar testimonio de fe en estos tiempos que tanto peligra".

El estellés Marino Oronoz Garde se encargó de las preces con un recuerdo para la estellesa asesinada por su ex pareja, María Puy Pérez Ezpeleta, y los dos Guardia Civiles muertos a manos de ETA, el burgalés Carlos Sáenz de Tejada García y Diego Salva Lezáun, natural de Pamplona y vecino de Mallorca.

Al término del acto religioso, los presentes pudieron acercarse a adorar las reliquias de San Andrés que hoy, también por primera vez en su historia, descenderán de la escalinata de San Miguel para la procesión.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La corporación se encamina por Chapitel hacia San Miguel. MONTXO A.G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra