x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
PEDRO IZURA TEATRO | LAS GRACIAS MOHOSAS

La fascinación por lo feo

Actualizada Domingo, 2 de agosto de 2009 - 04:00 h.

P OCO podemos decir de la autora, ya que apenas nada se sabe de ella. Tuvo dos hermanas monjas a las que, parece, dedicó este texto que tituló Tragicomedia de los jardines y campos Sabeos, para divertirlas un poco. El libreto es un divertimento, un entreacto breve de una valentía y descaro fuera de toda duda. Trata de la poligamia de los desheredados de la tierra. Los trata como protagonistas y como tales, triunfan.

Tullidos, lisiados, ciegos, cojos, jorobados, forman un cortejo nupcial de una extraña apostura. Van a requebrar a Aglaya, hija de Baco en busca de su mano. Seis desechos humanos buscan la felicidad. En casa de Baco se encuentran con que éste quiere casar también a sus otras dos hijas, así nueve almas se encuentran en el escenario presentando su apuesta al amor. Baco propondrá un torneo, una justa donde los ganadores conquistarán los favores de sus hijas. En una escena propia del mismísimo Valle y sus personajes carnavalescos, nuestros seis contrahechos protagonistas rivalizan en fuerza e ingenio. Imposible otorgar un veredicto y así los seis victoriosos conquistadores se casarán con las tres gracias mohosas.

Un carnaval poligámico, donde es difícil rivalizar en belleza, quizás la interior, en el que sorprenden la nula importancia que se presta al hecho de que los personajes sean ejemplos vivos de lo escondible. Feliciana Enríquez de Guzmán otorga a estos olvidados el poder de la normalidad, y eso es lo más sorprendente y a la vez atrayente del libreto. Sin olvidar el carácter lúdico de las palabras y el verso ágil y directo. El chino director y responsable de este montaje, enriquece el texto aportándole un ritmo despiadado. Las repeticiones de frases (que recuerdan más de una vez el trabajo de La Zaranda), la construcción de unos personajes creíbles, vivos, tan cercanos al astracán que es imposible no enamorarse de ellos.

La música, acompañamiento indispensable de la función, es otro acierto, las canciones y el aire aflamencado de palmas y coplas son el engrudo necesario para que todo quede unido sin fisura alguna. Casi siempre hemos oído versiones castellanas de la música popular en los montajes clásicos, pero la autora es sevillana y este homenaje parece imprescindible.

Los actores, impecables. El trabajo corporal es sencillamente soberbio. Movimiento y verso de la mano. Esta lectura atrevida y audaz de un clásico es un acierto como una bocanada de aire fresco. Montajes de este tipo nos recuerdan que no está todo hecho sino que todo está por hacer, sólo hay que creer en lo que se hace y hacerlo con firmeza. Claro que esto es muy fácil de decir. La compañía Teatro del velador recuperó este texto tras una década de su estreno, para el Festival de teatro Clásico de Almagro el año pasado. El Festival de Olite, con buen criterio, ha programado esta pequeña exquisitez y ha conseguido completar una programación muy completa. Tomando los riesgos necesarios y cubriendo un amplio espectro del panorama teatral actual.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual