Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
DAVID JIMÉNEZ

La lotería del hospedaje

En las fiestas de los pueblos pocos lugares quedan por conquistar para dormir

Actualizada Sábado, 1 de agosto de 2009 - 04:00 h.

E STA semana os escribo (si mis compañeros de piso no lo impiden), desde la pensión que tenemos una decena de músicos con estudios avanzados en la carrera de "desorden" en la villa de San Adrián, una localidad a la que hemos llegado tras disfrutar de las gentes de Cadreita, Ablitas y Laguardia (Alava) en su feria del vino.

Unos músicos (como decía antes) especialistas como pocos en las asignaturas de "todo en el montón": "¿Dónde he dejado la toalla?" o "¡Juraría que traje una camisa más!". Y es que las vivencias de un músico empiezan desde las trincheras, bien sea en pisos, pensiones, hostales. que nos soportan feria a feria.

Son esos lugares testigos mudos de todo lo que acontece con unos seres que durante alrededor de siete días aguantan los ronquidos del compañero, el calcetín colgado en cualquier lámpara, el olor en las zapatillas a una mezcla de licores inenarrables, la ropa desperdigada a lo largo del suelo de la habitación., porque un músico se puede encontrar un día en un hotelazo (se cuentan con los dedos de una mano), pero estas sensaciones son siempre las mismas, bien sea en un hotel de cinco estrellas o en el mayor "antro".

Eso sí, la mayor felicidad sobre todo en una semana larga es encontrarse en el hospedaje con dos baños, más que nada para evitar esas prisas de última hora, y más si no estamos solos, ya que entre nosotros compartimos casi hasta el cepillo de dientes, sino que venga alguien de otro gremio y se nos quede encerrado dentro del baño, teniendo que forzar la puerta (como en las películas del Oeste) y desalojar al borracho de turno, que en sus condiciones poco espirituales se ha quedado dormido (omito en que asiento y por supuesto omito el hedor). También se puede dar el caso de que convivan los músicos en la pensión de una familia y que una habitación sea de paso obligado hacia el baño (saludos a toda esa familia maña -abuelos, padres, hijos y nietos- que tuve el placer de saludar en una feria cada 10 minutos que pasaba en la pensión). Aunque hay veces que no hace falta ni baño, como aquella pensión en un pueblo al sur de Francia que vio a una cuadrilla de hombres hechos y derechos dormir apretujados en una habitación por emitir el edificio ruidos "tétricos" (había que vivirlo desde dentro de esa casona hecha a imagen y semejanza de la de Psicosis).

Y es que en las fiestas de los pueblos es una lotería saber donde se va a dormir, ya que pocos lugares quedan por conquistar tras los frontones, gimnasios, polideportivos, escuelas, locales para la Cruz Roja, antiguas clínicas, campings. que nos han visto dormitar.

Llego ya al final de esta semana agradeciendo a la Charanga los RROTUNDOS (con quienes comparto esta semana el desorden de un músico) el sosiego que me han dado para poder escribir estas líneas.

Gracias Penélope por los cuidados culinarios y tu sonrisa perenne; gracias Antonio y Ana por tener la gallardía de prestar vuestra casa durante estos días y gracias peña el Bombo por permitirnos vivir las fiestas de esta villa bañada por los ríos Ebro y Ega. Gracias a vuestra llamada hemos podido seguir admirando a sus mujeres y el carácter indomable de sus vecinos, que hace de estas fiestas, entre otras cosas, una de las más visitadas de la comarca.

Hasta la semana que viene.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

La charanga, en plena actuación callejera. CEDIDA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra