Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
INTERNACIONAL

Obama brinda con unas cervezas para cerrar la polémica racial

"No es una cumbre, somos tres personas que vamos a compartir una cerveza al final del día y ojalá podamos escucharnos unos a otros"

Actualizada Sábado, 1 de agosto de 2009 - 04:00 h.
  • MACARENA VIDAL . EFE. WASHINGTON

El presidente de EE UU, Barack Obama, fue ayer el anfitrión del encuentro más esperado de su mandato en los jardines de la Casa Blanca: la llamada "cumbre cervecera" con el catedrático negro Henry Louis Gates y el policía James Crowley, protagonistas de un polémico altercado racial.

El encuentro había suscitado un enorme interés en los medios de comunicación, que se preguntaban en grandes titulares si "la cumbre cervecera conseguirá saciar la sed de diplomacia", después de que Gates y Crowley se enfrentaran cuando el policía detuvo a Gates en su domicilio tras un aviso de posible robo.

Dos de las principales cadenas de televisión, CNN y MSNBC, mostraban en sus imágenes un reloj que marcaba la cuenta atrás para el comienzo de la reunión.

En los últimos días el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs, se había visto acribillado a preguntas en sus ruedas de prensa diarias acerca de qué marcas de cerveza exactamente tomarían los convidados, o en qué lugar preciso de los jardines iban a sentarse.

Para todos los gustos

La respuesta: Obama una Bud Light, Crowley una Blue Moon, Gates una Sam Adams Light y Biden una Buckler sin alcohol. Se sentaron en las proximidades del Despacho Oval.

El propio Obama se declaró ayer, antes del encuentro, "fascinado por la fascinación" despertada. Finalmente, tras toda la expectación despertada, los periodistas debieron resignarse a presenciar el comienzo del encuentro a más de cincuenta metros de distancia, sin poder hacer preguntas a los participantes.

En torno a una mesa blanca se sentaban Obama y el vicepresidente de EE UU, Joe Biden, en mangas de camisa. En una posición manifiestamente menos relajada se encontraban Crowley y Gates, ambos de chaqueta y corbata.

Los cuatro consumían cerveza en jarras de una pinta, mientras picaban cacahuetes y pretzels -unas galletas saladas en forma de lazos- de unas bandejas de plata en medio de la mesa.

El sargento de Policía, más próximo a Obama, parecía dominar la conversación, mientras que Gates, reclinado sobre el respaldo de su asiento, le escuchaba atentamente junto a Biden.

Tanto Gates como Crowley habían acudido junto a sus familias a la Casa Blanca y pudieron recorrer la residencia presidencial antes de sentarse a charlar.

En un comunicado tras el encuentro, Obama reveló que los dos implicados ya habían conversado entre ellos, "lo que les honra".

El origen de la polémica

El encuentro informal se produjo después de que Gates, una de las principales autoridades en estudios afroamericanos en EE UU, quedara detenido por alteración del orden público el 16 de julio cuando Crowley, avisado de posible robo en el domicilio del catedrático de la Universidad de Harvard, acudió a investigar qué ocurría. Gates acababa de llegar de viaje y había tenido problemas para abrir la puerta de su vivienda en Cambridge (Massachusetts).

El presidente se vio involucrado cuando, en una rueda de prensa opinó que la policía había actuado de manera "estúpida". Finalmente tuvo que disculparse.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

En primer plano, Joe Biden, Barack Obama y Henry Louis Gates (al fondo izda.) sonríen ante la conversación del sargento James Crowley. REUTERS


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra