Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

La arquitectura de Moscú está en peligro por la urbanización desenfrenada

Un informe detalla los cambios y nuevas desapariciones del patrimonio arquitectónico de los que ha sido víctima la capital rusa en los últimos dos años

Actualizada Sábado, 1 de agosto de 2009 - 10:06 h.
  • AGENCIAS. Moscú

La herencia arquitectónica de Moscú, una singular combinación de edificios históricos, desde iglesias medievales hasta elegantes construcciones modernistas de posguerra, corre el peligro de desaparecer a consecuencia de una desenfrenada carrera urbanizadora. Un nuevo informe de la organización SAVE Europe's Heritage y la Sociedad de Preservación Arquitectónica de Moscú (MAPS), que actualiza un documento publicado en 2007, detalla los cambios y nuevas desapariciones del patrimonio arquitectónico de los que ha sido víctima la capital rusa en los últimos dos años.

El dossier de 300 páginas, elaborado con el apoyo del comité internacional para la Documentación y Conservación de Edificios, Paisaje y Barrios del Movimiento Moderno (Do.Co.Mo.Mo.), enumera los edificios amenazados, explica los motivos y expone la vía para un futuro más sostenible de la ciudad.

A pesar del éxito del anterior informe, que llamó la atención tanto a nivel nacional como internacional de la crisis que vive el legado arquitectónico de Moscú, la destrucción continúa y la amenaza es tan grande, que ha sido necesario editar una versión actualizada del documento, alertan sus autores.

A pesar de que el informe, titulado "El legado de Moscú en punto crítico", refleja un panorama desolador de valiosos edificios perdidos para siempre y de construcciones al borde de la demolición, Edmund Harris, uno de sus editores, no pierde la esperanza y confía en que Moscú aún puede ser salvada.

"Aquí ya existe un gran movimiento a favor de la conservación. La gente quiere implicarse, pero no sabe bien cómo", señala Harris, citado por el semanario "The Moscow News".

Es importante ser consciente de lo que está ocurriendo con el legado histórico de Moscú, subraya, algo complicado en una ciudad en la que la mayoría de gente se mueve en metro, por lo que invita a "ir a pie con mucha regularidad para ver lo que está pasando".

"El ritmo de cambio da miedo. Ves un edifico cubierto con una red verde y a la semana siguiente ya ha desaparecido", lamenta.

Según Harris, muchos arquitectos y usuarios de nuevos edificios también están descontentos con la situación, pero la presión del mercado se impone.

"El nivel de destrucción es casi comparable al de los años 1930 a 1960, con la diferencia de que hoy están en peligro aquellas pocas estructuras que tuvieron la suerte de sobrevivir a las purgas (de los líderes soviéticos Iósif) Stalin y (Nikita) Jrushov", señala la historiadora de planificación urbanística y arquitecta, Natalia Dushkina.

El documento ilustra un total de 18 obras históricas "amenazadas por la desenfrenada carrera urbanizadora de las inmobiliarias, abanderada por el alcalde Yuri Luzhkov".

El emblemático teatro Bolshói, en obras desde 2005, es una de ellas, y crecen los temores de que en el curso de su restauración resulte irremediablemente dañado.

Los pabellones agrícolas del Centro de Exposiciones de Rusia, comúnmente conocido por su siglas de la época soviética, VDNKJ (Exposición de Logros de la Economía Nacional de la URSS), son las partes más vulnerables de este macrocomplejo, que se debate entre la necesidad de ser rentable y el deseo de preservar su legado.

También la estación de metro Mayakóvskaya, del arquitecto Alexéi Dushkin, inaugurada en 1938 y considerada uno de los mejores ejemplos de la arquitectura estalinista de antes de la II Guerra Mundial, corre peligro por fallos en el sistema de drenaje.

El edificio que albergaba el Detski Mir (Mundo de los Niños) era hasta hace poco un paraíso para los niños de todas las edades, con un tiovivo en su majestuoso vestíbulo.

Pero desde que recientemente cerrara sus puertas por reformas, crecen los temores de que se convierta en un centro comercial como tantos otros, carente de carácter y personalidad.

"Las protestas que despertó la demolición del hotel Moscú y la reconstrucción del Detski Mir es un testimonio del afecto y la estima que tiene los moscovitas a los edificios del periodo estalinista", afirma Calder Loth de SAVE Europe's Heritage.

Harris y Clementine Cecil, coautora de "El legado de Moscú en punto crítico", subrayan que el objetivo de este informe es también "mostrar que existen numerosos especialistas capaces de llevar a cabo reformas adecuadas y conversiones imaginativas pero sensibles de edificios históricos en Moscú".

"Ha llegado la hora de prestarles mayor atención", afirman.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Imagen generada por ordenador de un proyecto arquitectónico en la capital de Rusia.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Mejor los rusos destruyan lo que les pueda recordar algún día su pasado imperial, así no tienen malas ideas... es jodido asumir pero terriblemente cierto.espíritu tranquilo
  • Es una pena que desaparezca la historia y que todo lo que veamos sea globalizado, e igual. Al final no hay diferencias a la hora de pasear por cualquier ciudad porque todos hacen lo mismo. alexander volkov

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra