x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Medio millar de reclamaciones

Los afectados por el atentado, que fueron trasladados a una residencia militar de Burgos tras pasar varias horas esperando un peritaje, presentaron más de 500 reclamaciones por daños en los vehículos, las viviendas y los comercios de la zona

Actualizada Jueves, 30 de julio de 2009 - 04:00 h.
  • P. DE LAS HERAS . COLPISA. BURGOS

EL destrozo ha sido mayúsculo. Los afectados pasaron ayer varias horas a la puerta de sus casas esperando un peritaje. Los bomberos, entrando y saliendo para desencajar marcos con cristales rotos y evitar males mayores.

El ayuntamiento burgalés calcula que, de momento, se han presentado medio millar de reclamaciones por daños en las casas y comercios de la zona. Y no es de extrañar porque, al menos, un centenar de vehículos salieron"tocados" en mayor o menor grado.

Los inquilinos de la casa cuartel, con sus viviendas auténticamente reventadas, fueron trasladados a la residencia militar, en las proximidades de la carretera de Logroño de la capital burgalesa. Son, en total, 117 personas, 42 de ellos niños.

Los vecinos de otros dos bloques cercanos, también desalojados por los daños que el atentado ocasionó en sus domicilios, fueron reubicados de manera diversa. La mayor parte optaron por acudir a casas de amigos y familiares. Pero el consistorio buscó alternativa a una veintena de personas.

Ayuda de todos

El alcalde, Juan Carlos Aparicio, destacó el ofrecimiento de hosteleros y constructores que pusieron a disposición de los damnificados habitaciones gratis y pisos sin ocupar. La Caja de Burgos también prometió ceder temporalmente el uso de viviendas de sin propiedad. Además, tanto esta entidad como Caja Círculo anunciaron apoyo financiero inmediato a quienes se han visto salpicados por el terrorismo etarra.

Algunos de los guardias civiles que residían en la casa cuartel aún tuvieron fuerzas para, después de ayudar a los vecinos, pasar toda la mañana trabajando y recogiendo pruebas que puedan servir para la investigación; para detener a quienes han destrozado sus hogares.

El alcalde se confesó impresionado porque, al llegar al lugar de los hechos, le conmovió la entereza de un agente herido que ayudaba a sus compañeros: "No se preocupe -le comentó-, es el segundo atentado que sufro".

Las fuerzas vivas de Burgos se presentaron enseguida en la zona. La policía local y los bomberos están justo enfrente, al otro lado de la Avenida de Cantabria adonde da la fachada del cuartel (los terroristas colocaron la bomba en la parte trasera, en la calle Jerez).

Rápido desalojo

Y muy cerca hay varios hospitales. Eso agilizó las cosas, también el desalojo de dos de los edificios colindantes cuyas puertas fueron arrancadas de cuajo.

Hacia las cuatro de la tarde, los habitantes del número 85, pegado al cuartel, volvían a sus casas para recoger algunos enseres después de que bomberos y policía hubieran comprobado que no había daños estructurales en sus viviendas.

Llevaban horas en la calle esperando. En la calle y en los bares de alrededor donde a mediodía no quedaba ya ni media migaja para hacer bocadillos.

"Lo que me reconforta a mí de todo esto -decía la panadera del barrio- es que todos estamos muy unidos, que ves que la gente es solidaria". Con el paso de las horas, sin embargo, hubo también indignación. "Esto es una negligencia -clamaba uno de los vecinos-; hace años que tendrían que haber prohibido que se aparque ahí, tan cerca del cuartel".

Lo cierto, según aseguraba Merche, otra afectada del vecindario, es que los coches se revisan siempre, se comprueba que son de la casa y se cuida que no lleven bombas lapa adosadas en los bajos. "Dicen -susurraba- que los terroristas han copiado la matrícula de un vecino".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra