x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
MARIO TRELLES | PRESIDENTE DE LA SOCIEDAD DE LÁSER MÉDICO QUIRÚRGICO

"El tratamiento con láser no lo es todo, existen limitaciones"

Un buen diagnóstico, un profesional preparado y sentido común para aceptar que el láser "no lo es todo" son esenciales antes de iniciar terapias con este instrumento que ha revolucionado el tratamiento de muchas enfermedades.

Actualizada Sábado, 27 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • M.J.E. . PAMPLONA

El láser médico es un instrumento que emplea una luz específica para tratar enfermedades y hoy se aplica en casi todas las especialidades de la medicina. Así lo indicó Mario Trelles, presidente de la Sociedad Española de Láser Médico Quirúrgico, una entidad que ayer reunió en Pamplona a un centenar de especialistas con motivo de su XVII congreso.

¿Cómo ha cambiado el láser los tratamientos?

A diferencia del bisturí, el láser permite que el cirujano se mueva, además de con precisión, en un territorio quirúrgico libre de sangre. Con láser se pueden hacer maniobras de corte y al mismo tiempo sellar los vasos y los pequeños capilares linfáticos. Conlleva que los postoperatorios sean más blandos, menos dolorosos y con menor proceso inflamatorio. Por eso, el paciente se recupera más rápido.

¿Cómo se puede mejorar?

En tres facetas. Vamos hacia una nueva tecnología que nos permitirá actuar con más precisión al conocer cómo reacciona el tejido cuando lo toca el láser. Otra parte es profesional. Se necesitan cursos de perfeccionamiento, etc. Y la tercera parte es precisar que es una terapia de tipo médico. Vivimos un auge con los aparatos de láser, que se han diversificado en territorios no médicos. Es un gran asunto pendiente.

¿Por qué?

Tratar enfermedades o eliminar lesiones necesita primero un diagnóstico y quien está preparado para eso es el médico.

¿El uso debe ser siempre por parte de médicos?

Sí. Hay aplicaciones como depilaciones o tratamientos de rejuvenecimiento cutáneo que pueden ser hechas por expertos educados dentro del ámbito médico pero éste debe estar presente cuando se practica la terapia. El médico debe diagnosticar, pautar, protocolizar y preparar la energía de cada aparato. Si se desconoce el territorio del cuerpo sobre el que se aplica puede haber problemas.

La realidad es que se ha generalizado su uso, sobre todo en estética, y no siempre por médicos.

Es así y lo vemos con preocupación. El médico no quiere guardar este instrumento para su propio uso. El problema es que el paciente se vea expuesto a situaciones de peligro y a complicaciones por una mala práctica o porque no existe diagnóstico. Y lo más lamentable es que luego se acusa al láser. Es consecuencia de la falta de una regulación estricta. Hay que dejar patente que es una práctica médica, no una especialidad, es un instrumento que tiene el médico y le ayuda.

¿Cuáles son esos riesgos?

Desde quemaduras o cicatrices no deseadas hasta lesiones, por ejemplo si se dispara en la cara sin protección adecuada puede dañar la visión debido a que la luz es intensísima y puede anular la capacidad del ojo para la visión. O casos en que se elimina la pigmentación y no se recupera.

¿Con control médico y una buena indicación el láser es seguro?

Totalmente. Un buen diagnóstico, un profesional preparado en la especialidad y el sentido común son fundamentales. Éste para saber que el láser no lo es todo sino que también existen unas limitaciones para este tratamiento, que se puede combinar con las técnicas convencionales.

¿Alguna especialidad se ha beneficiado más del láser?

La oftalmología. Gracias al láser se puede actuar sobre la retina, sobre los vasos que funcionan de forma inadecuada en el ojo, sobre el glaucoma. Y también en dermatología por la precisión. Se pueden hacer tratamientos que respetan mucho la integridad del tejido vecino a la lesión. Antes la cirugía era más agresiva y se eliminaba más tejido. Las lesiones vasculares, esas manchas que tenían algunos recién nacidos, se pueden tratar y no tiene comparación con otros tratamientos.

En oftalmología hubo reticencias porque se temía el resultado de las intervenciones a largo plazo ¿Cree que se han superado?

Sí. Las reticencias son lógicas cuando sale algo nuevo. Estos tratamientos no se hacen porque a alguien se le ha ocurrido sin más sino que antes de lanzarse al mercado pasan numerosos controles y autorizaciones y los médicos deben aprender. En este caso no creo que fuese por el aparato sino porque la formación hace años podía ser más limitada.

¿Se aplica en otras especialidades?

También se ha beneficiado la traumatología, ginecología, urología y los tratamientos oncológicos, sobre todo en cirugía de tipo paliativo en pacientes que tienen cánceres extendidos en la cara.

¿Con todos esos avances por qué se identifica tanto con la cirugía estética?

La sociedad vive un momento muy estético. Y este instrumento ha supuesto un gran avance en las aplicaciones estéticas. Por eso se ha popularizado. Puede haber intereses comerciales pero bien pautado tiene unas indicaciones incuestionables en comparación con otras técnicas.

¿Por ejemplo?

En rejuvenecimiento de la piel, en tratamiento de las arrugas, del pelo, en tratamientos vasculares, de venas de la cara, en eliminación de pigmentaciones, de tatuajes, etc.

¿Es la panacea?

No creo que en medicina haya ningún tratamiento que sea una panacea. Todos tienen indicaciones precisas y contraindicaciones y efectos secundarios, que pueden ser leves, como enrojecimiento, hasta complicaciones graves. Pero hoy contamos con aparatos con los que casi puede predecirse el resultado.

¿Es complicado formarse en España en el manejo del láser?

No. España es un país donde se miran muchos países de Europa ya hay cursos y máster. Estamos a un tercio del camino. Hemos avanzado mucho pero vendrán instrumentos más pequeños y la tecnología seguirá revolucionando este campo. Dentro de poco veremos aparatos capaces de hacer tratamientos en otras enfermedades.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Mario Trelles y Cristina Ciriza, presidenta del Congreso. CALLEJA


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual