x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ANÁLISIS SANTI ECHEVERRÍA

Michael, talento y desequilibrio

Actualizada Sábado, 27 de junio de 2009 - 04:00 h.

A los 50 años ha muerto Michael Jackson el llamado por muchos rey del pop, un artista polémico que poseyó tanto talento como una vida privada y pública muy controvertida. De esos 50 años se puede decir que los últimos 15 fueron una zozobra y una especie de caída en picado tanto en lo artístico como en lo personal.

Y aquí, que no queremos hacer prensa del corazón, no nos queda más remedio que comentarlo; si no, no se comprendería la trayectoria de un artista que logró tanta fama como vida atormentada tuvo que sufrir. Jackson ha sido un fuera de serie como intérprete, también un grande como compositor y una persona súperdotada para el hecho musical. A los cuatro años ya estaba encima de un escenario y sin duda que fue la sal y la pimienta de los Jackson Five desde que por decisión de su padre lo decidieran integrar en la banda de hermanos. Ya desde niño, Michael era una persona retraída y tímida que contaba con el toque del Rey Midas, tal y como demostró en discos como ABC(con los Jacksons) o Ben(segundo en solitario). Pero ya desde entonces la suerte le deparó empresarios más que padres, lo que sin duda comenzó a marcar la vida de un chico que llevaba el pelo a lo afro y tenía una rechoncha naricilla. El Michael adolescente fue desarrollando cualidades. Se espigó y comenzó a ser ese junco delgado mecido por el ritmo de forma cuasi visceral. A su envidiable voz de contratenor, con un tremendo registro de casi cuatro octavas y un oído impecable, fue sumando las cualidades de un bailarín de coreografías totalmente personales, tan picadas y sincopadas como el funky, su motor y detonante rítmico. Pero Jackson fue sin duda quien encontró el camino para hacer que los ritmos negros fueran asumidos por el gran público. Fue el que encontró los caminos para hibridar el soul y el rhythm and blues con el pop, el rock y lo que quiso. Cuando llegó el momento de Thriller(el álbum que ha vendido más millones de copias en toda la historia de la música) muchos quisieron ningunear a Michael afirmando que ese álbum no hubiera sido nada sin la gran producción de Quincy Jones, otro de los Midas de la música. Y sin quitarle nada al gran productor, si no hubiera tenido una materia prima de semejante calibre no habría podido conseguir un resultado así. A muchos otros ha producido y nunca logró los resultados obtenidos con Michael.

Jackson marcó modas, estilos y supo crear mito en vida con su capacidad para hacer hibridar el soul con la música dance, con el hard rock (tocaron para él Slash, Eddie Van Halen o Steve Stevens), o incluso el hip hop. Durante unos años Jackson supo reinventarse constantemente. Pero una persona de semejante sensibilidad y talento, además de una personalidad frágil, endeble y retraída, se fue "torciendo" por el precio de la fama y la megalomanía. Es difícil andar templado y en equilibrio en semejante cuerda floja. Entre los álbumes Bad(1987) y Dangerous (1991) ya se percibía un auténtico acantilado artístico. El talento se le escapó por entre las rendijas de las desgracias y las controversías personales y el artista se fue apagando. Que le sobrevivan esas canciones fantásticas que han logrado mover y motivar a varias generaciones.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual