x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Incendiado el coche de una chica que dice haber participado en fiestas de Berlusconi

Por otro lado, el primer ministro italiano volvió a bromear sobre los escándalos: "Estoy hecho así y no cambio", afirmó.

Actualizada Jueves, 25 de junio de 2009 - 20:37 h.
  • AGENCIAS.

Unos desconocidos incendiaron hoy el coche de Barbara Montereale, una de las jóvenes que aseguran haber participado en las fiestas del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi. Los hechos tuvieron lugar poco antes de las cinco de la mañana, ante la residencia de la joven en la localidad de Modugno, en la provincia de Bari, cuando el Honda Jazz de la joven fue rociado con gasolina e incendiado. El diario italiano "La Repubblica" señaló hoy en su edición digital que se trata de un suceso "de perfil oscuro" y que por el momento se desconoce quién ha sido el responsable de los hechos.

El nombre de Barbara Montereale salió a la luz hace unos días a raíz de unas conversaciones grabadas por otra de las jóvenes que aseguran haber recibido dinero para asistir a dichas fiestas, Patrizia D'Addario.

Las grabaciones corresponden a conversaciones de D'Addario con el empresario Gianpaolo Tarantini, que se encargaba de reclutar mujeres para las fiestas del primer ministro, y con Barbara Montereale.

En declaraciones hoy al canal de televisión por satélite italiano SKYTG, Montereale manifestó que desconoce quién ha podido incendiar su coche y explicó que aceptó los regalos del primer ministro debido a su precaria situación económica.

Por otro lado, el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, ha vuelto a bromear sobre los escándalos en los que está envuelto ante unos obreros de la ciudad de L'Aquila: "Chicos, si todo va bien pienso que de verdad os traigo a las bailarinas, a las menores, porque de otro modo nos tomarán por homosexuales".

Uno de los responsables de la obra le ha respondido: "!Y nosotros nos las llevaremos a casa!".

Berlusconi ha visitado hoy la ciudad de L'Aquila, epicentro del terremoto que el pasado 6 de abril sacudió la zona y dejó 299 muertos, para asistir a la asamblea de Farmindustria (asociación de la industria farmacéutica) en la que ha pronunciado un discurso en el que aparecía muy relajado.

En la localidad cercana de Coppito, el político italiano se ha referido a las polémicas sobre las fiestas con menores en sus residencias de Cerdeña y Roma sobre las que todos los días la prensa aporta nuevos datos.

"Estoy hecho así y no cambio. Si me quieren así, me quieren. Y los italianos me quieren, tengo el 61 por ciento de popularidad, el récord absoluto de Occidente. Me quieren porque me sienten bueno, generoso, sincero, leal, que mantengo las promesas", ha asegurado.

La mujer que asegura haber cobrado por acudir a la casa del primer ministro italiano, Patrizia D'Addario, de 42 años, ha explicado en una entrevista publicada hoy por el diario "La Repubblica" cómo eran las fiestas de Berlusconi en su residencia de Palacio Grazioli en Roma en las que el primer ministro desplegaba sus dotes de show-man.

Según D'Addario había una veintena de chicas que llamaban a Berlusconi "Papi", excepto ella que se dirigía al primer ministro como "Silvio".

Cuando se sentó Berlusconi, "noté los tacones que llevaba en los zapatos" y cuenta que les puso un larguísimo vídeo, en el que se veía al primer ministro con los líderes internacionales, los mítines, una gente que cantaba "menos mal que Silvio está" y "en ese momento las chicas se pusieron a hacer la ola".

"El presidente se levantaba para pedir champán y aperitivos hasta que después fuimos al comedor" en el que -según explica- había una mesa muy larga decorada con muchísimas mariposas de varios colores.

La cena fue a base de pasta, embutidos, costillas y tarta de yogur y, según D'Addario, el presidente se levantaba y regalaba joyitas a las chicas que debían ponérselas inmediatamente.

Después de la cena, que se interrumpía "continuamente con cantos y bailes", Berlusconi y D'Addario bailaron "muy juntos" la canción My Way interpretada por un pianista.

Patrizia D'Addario dice que la celebración, en la que participaron el líder y 20 chicas, era "un harén" en el que existía "un sólo jeque, él".

Según la entrevistada, Berlusconi se dirigía a ella cuando dijo en medio de la cena: "conozco a una chica que ya no cree en los hombres. La haré volver a creer. La iré a buscar con mi jet privado".

D'Addario cobró 1.000 euros por acudir a esta fiesta, aunque en otra visita al Palazzo Grazioli, la acompañante profesional asegura que fue "una cosa más íntima" y no fue pagada porque recibió la promesa de ayuda en un proyecto de construcción de su familia.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual