x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TELEVISION

Vivir entre "sin papeles"

Samanta Villar vivirá en este último capítulo en una finca con 1.300 personas en condiciones infrahumanas

Actualizada Miércoles, 24 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • D.R. . COLPISA. MADRID

HA sido la experiencia más intensa de mi vida". Con esta frase, resumía Samanta Villar su peregrinaje de nueve meses por 21 días, en los que ha sufrido en sus carnes vivir en la calle, los problemas alimenticios o el culto al cuerpo. Para terminar la temporada, Cuatro emite este viernes (23.30 horas) Sin papeles, en donde la periodista convive durante tres semanas con un grupo de africanos llegados de forma ilegal a España.

En el balance de la temporada, la protagonista de esta producción de Boca Boca aseguró que han dado "información en forma de emoción y de realidad". Un formato que tendrá continuidad la próxima temporada, según confirmó el director de Antena de Cuatro, Fernando Jerez. El primer capítulo versará sobre la crisis.

Jerez destacó que 21 días ha sido el mejor estreno de la cadena, y ha liderado su franja durante gran parte de sus emisiones con una media de 2,2 millones de telespectadores. Villar debutó Entre cartones, cuando vivió en las calles de Madrid, a la intemperie, al margen del ambiente navideño. Gracias a Manuel, de 51 años, Samanta aprendió a guarecerse y evitar peligros. Después estuvo Sin comer: tres semanas bajo una estricta dieta supervisada médicamente. Conoció a Rosa, una joven madre de dos niños, a la que su enfermedad ni siquiera le permitía hacerles la cena.

Después, se recorrió Ámsterdam, Madrid, Bilbao y Málaga fumando porros. Junto a una familia norteamericana nada convencional participó en Holanda en la Cannabis Cup. A continuación, Villar vivió enEl Vacile, donde durmió en una chabola junto a Rocío y Manuel, sus dueños. Compartió el espacio con ellos sin poder ducharse, con escasez de comida y recursos. Por último, Samanta luchó, peleó, acató y discutió con el entrenador de las estrellas, Fernando Sartorius, que pretendía transformar sus hábitos de alimentación y deportivos. Además de narrar la situación en la que viven estas personas, 21 días también ha servido para mejorar las condiciones de vida de alguno de ellos. De esta manera, uno de los mendigos del primer capítulo vive ahora cuidando la finca malagueña de una de las consumidoras de cannabisdel tercer programa.

El último capítulo se centra en la inmigración ilegal, pero con un enfoque diferente: qué pasa con las personas que malviven una vez que han llegado a nuestro país. En esta ocasión, la reportera catalana vivirá en medio del bosque, en una finca onubense conocida como Las madres donde vivieron más de 1.300 personas durante cuatro meses en condiciones infrahumanas.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Samanta Villar con un inmigrante ilegal. CUATRO


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual