x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TERRORISMO

Golpe policial a ETA con la desarticulación de un comando preparado para atentar

Los detenidos no estaban fichados y disponían de todo los necesario para perpetrar atentados en cualquier momento

Actualizada Miércoles, 24 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • MELCHOR SÁIZ-PARDO . COLPISA. MADRID-SAN SEBASTIÁN

El Cuerpo Nacional de Policía desarticuló en la madrugada de ayer en Guipúzcoa un comando etarra listo para atentar. Los agentes detuvieron a los tres miembros legales(no fichados) que habían formado el recién nacido grupo y al que la banda ya había enviado desde Francia 75 kilos de material explosivo para preparar artefactos.

Los servicios de Información de la Policía Nacional golpeaban a ETA apenas cuatro días después de que los terroristas mataran a uno de los agentes de Información, Eduardo Puelles, aunque descartan que el comando tenga relación alguna con el asesinato en Arrigorriaga del pasado viernes.

De madrugada

La operación antiterrorista, coordinada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, que se desplazó a Guipúzcoa, se desató pasadas las 02.00 horas. Efectivos de la Comisaría General de Información y de la Brigada Provincial de Información de San Sebastián irrumpieron simultáneamente en cuatro domicilios y locales de Usurbil, Lasarte, Astigarraga y la capital guipuzcoana.

El objetivo principal era la captura de la pareja que supuestamente lideraba el nuevo talde: Patxi Uranga Salbide, de 32 años; y su novia Olatz Lasagabaster Anza, de 30 años. Ambos fueron detenidos en una vivienda habilitada en una nave industrial del polígono de Ugaldea, a las afueras de Usurbil.

El tercer arresto, el de Ainara Vázquez Martínez, de 32 años, tuvo lugar en Astigarraga. Las fuerzas de seguridad aún investigan su grado de vinculación con el nuevo comando. Vázquez, amiga íntima de la pareja, fue segunda suplente en la lista de ANV al ayuntamiento de Astigarraga en las municipales de 2007.

El arsenal

En el piso de la nave de Usurbil los agentes encontraron el arsenal que esperaban: 64,6 kilogramos de nitrato amónico (repartido en 38 paquetes marcados con el anagrama de ETA de 1,7 kilos cada uno) y otra treintena de bolsitas de polvo de aluminio, igualmente con la firma de la banda, con un peso total de diez kilos. Un material suficiente para fabricar unos 75 kilos de amonal.

Además, las fuerzas de seguridad hallaron 25 metros de cordón detonante artesanal para reforzar la explosión, distintos utensilios para la confección de artefactos en una caja de herramientas, varios teléfonos móviles, dos walky talkies, linternas, un monitor, unos grilletes (esposas) y una bandera con el anagrama de la banda terrorista.

En ese registro, y en otros tres practicados en Guipúzcoa, los funcionarios también hallaron un manual de lucha callejera, diversa propaganda de ETA y "gran cantidad" de material informático y documentación que ha comenzado a ser estudiada para conocer los planes etarras.

Los agentes, que se incautaron igualmente de los vehículos particulares de los tres detenidos, un Opel y un Seat Ibiza, para su análisis, entraron a primera hora de la mañana en la sede que en San Sebastián comparten la revista Gaztezulo, donde Uranga trabaja como periodista, y la sociedad de promoción del euskera Bagera, donde Vázquez está administrativa. Los funcionarios se llevaron para su estudio los ordenadores.

Meses de investigación

Según comunicaron mandos de la lucha antiterrorista, esta célula etarra estaba siendo vigilada desde hace, al menos, quince meses, tanto por los servicios de Información de la Ertzaintza como de la Policía Nacional.

Finalmente, tal y como marcan los protocolos de coordinación, la policía autonómica dejó el caso en manos del CNP, que tenía más avanzadas las investigaciones.

Los nombres de Uranga Salbide y Lasagabaster Anza fueron conocidos por las fuerzas de seguridad a raíz de que el entonces jefe del comando Vizcaya, Jurdan Martitegi, dejara abandonada una furgoneta en la que aparecieron indicios que señalaban directamente a la pareja detenida ayer.

Tras meses de seguimientos, los agentes comprobaron que Uranga y su novia habían recibido en fechas recientes y en una sola entrega desde Francia el explosivo ahora incautado, por lo que decidieron proceder a los arrestos.

Todo lo necesario

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, destacó ayer el "carácter preventivo" de esta operación y aseguró que los detenidos ya conformaban un comando "armado" de terroristas "en condiciones de actuar de manera inminente".

Las detenciones de ayer en Guipúzcoa elevan a 44 el número de arrestados en lo que va de año por su presunta relación con la banda terrorista ETA, 27 de ellas en España, 15 en Francia, 1 en Venezuela y otra en el Reino Unido.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Policías nacionales se llevan a Patxi Uranga Salbide, de 32 años, que fue detenido en Usurbil junto con su novia, Olatz Lasagabaster. EFE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual