x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Muere la doctora que sobrevivió a un cáncer de mama en la Antártida

Durante una entrevista en 2003, Nielsen relató que, después de detectarse el tumor sabía que nadie la podía ayudar porque estaban incomunicados como en una estación espacial

Actualizada Miércoles, 24 de junio de 2009 - 16:18 h.
  • AGENCIAS. Washington (EE UU)

Jerri Nielsen, una doctora estadounidense que captó la atención de los medios al tratarse a sí misma con quimioterapia un cáncer de mama en una remota estación de investigación en la Antártida, ha muerto a los 57 años de edad, informó hoy su hermano.

Eric Cahill dijo a los medios de comunicación que Nielsen murió ayer, martes, rodeada por su familia en Massachusetts (noreste de Estados Unidos).

En el invierno (hemisferio sur) de 1999, Nielsen, la única médico destacada en la Estación Amundsen Scott de la Antártida, encontró un bulto en su pecho. Después de consultas con médicos en Estados Unidos por mensajes electrónicos y videoconferencia, Nielsen se practicó una biopsia.

Tras diagnosticarse a sí misma un cáncer de mama y ante la imposibilidad de acceder a la estación durante el invierno, la Fuerza Aérea de Estados Unidos lanzó con paracaídas equipos y medicamentos que permitieron a Nielsen iniciar su quimioterapia.

Meses después, en octubre fue posible evacuar a Nielsen, junto con otro miembro del equipo de la base polar, para su traslado a Estados Unidos y allí recibir un tratamiento médico.

Aunque el tumor dio señales de haber remitido, el cáncer reapareció en 2005 y se extendió al hígado y huesos de Nielsen. En octubre pasado, Nielsen informó de que su cáncer había alcanzado al cerebro.

Durante una entrevista con Efe en abril de 2003 en Madrid, Nielsen relató que, después de detectarse el tumor sabía que nadie la podía ayudar porque estaban incomunicados como en una estación espacial "y no había modo de salir de allí en meses".

"Puede ser que las extremas condiciones provocaran la aparición de mi cáncer, pero también puede ser que esto me salvara", precisó Nielsen, quien pidió ayuda al soldador de la estación para llevar a cabo dos biopsias con las que los médicos estadounidenses evaluaron que el cáncer empeoraba.

Nielsen explicó que en la Antártida las heridas apenas cicatrizan durante los meses de luz y que tuvieron que "pegarlas con el pegamento que se usa para la porcelana, directamente sobre la piel, y mantenerlas así un mes".

"Del hielo, aprendí que nos necesitamos los unos a los otros y que somos capaces de hacer cualquier cosa ante situaciones límite", concluyó Nielsen tras describir la Antártida como el sitio que cambió su vida y donde aprendió lo que significaba la amistad.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual