x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CRÍTICA DE CINE MIGUEL URABAYEN

Entre la ficción y la realidad

Actualizada Miércoles, 24 de junio de 2009 - 04:00 h.

L A escritora Cornelia Funke está considerada por muchos lectores como la J.K. Rowling de Alemania. Porque igual que la autora de la serie Harry Potter,ella es la campeona en su país de libros infantiles. Sobre todo por la trilogía que inició con Corazón de tintaen 2003 y siguió con Sangre de tinta (2005) y Muerte de tinta (2008).

También ha publicado otras historias y series sobre Hugo el fantasma (cuatro libros) y Las gallinas locas(cinco), pero la que disparó todas las ventas y se tradujo a más de veinte idiomas fue la de la tinta.

Lo más notable de la carrera de Funke está en que ella no era escritora. Solo dibujaba las ilustraciones de libros e historias infantiles. Según ha dicho años después, muchas de esas historias no le gustaban y en 1993, a sus 35 años, empezó a escribir e ilustrar sus propias narraciones para niños. Y triunfó. Hoy vive en Los Angeles (su marido murió en 2006), con sus dos hijos que han debido disfrutar mucho con una madre tan imaginativa y conocedora de la psicología infantil.

Idea principal

Para ella, lo esencial es que cada obra suya tenga una idea básica. Así, lo esencial en Corazón de tinta estaba en que el protagonista era, como ella, un "cuentacuentos", una de esas personas que tiene el don de hacer creíbles las historias que imagina a quienes le escuchan o le leen. Pero en este caso concreto, ese protagonista tiene además el poder de hacer reales a los personajes de sus lecturas a viva voz. En la película - no conozco la novela - eso se insinúa en el mismo comienzo pero no se expone con claridad hasta que, doce años después de las escenas iniciales, el protagonista y su hija se enfrentan a uno de esos personajes.

La pareja está en Suiza, buscando un libro titulado Corazón de tinta que el padre leyó a su hija hace mucho tiempo. El resultado fue que varios de los personajes tomaron vida en el mundo real y la madre de la niña desapareció en el fantástico del libro. El padre cree que si encuentra un ejemplar y de nuevo lo lee en voz alta, ella podría volver con su familia. Justo lo contrario de lo que pide Dustfinger (Dedo Polvoriento) que estaba dentro de la historia leída y ahora es un vagabundo entre los humanos.

La idea es original y queda complicada porque otro personaje de los pasados a este lado del libro era el villano de la historia. Se ha convertido en un gangster que manda en su castillo, en el norte de Italia, y tiene sus ideas sobre quien debe volver a la historia y quien quedarse en el mundo de los humanos,en el que Capricornio (es su nombre) se encuentra muy a gusto. Desde que él aparece, la película pasa a ser una historia de persecuciones, capturas y fugas. Con, al final, la espectacular intervención de un destructivo fenómeno llamado La Sombra que Capricornio hace llegar por pura maldad.

Reparto

Así pues, Corazón de tinta es una película con una idea original como base y un desarrollo de acción que va resultando cada vez más absurdo conforme se acerca el final. Y como agravante, utiliza buenos elementos visuales e interpretativos en lo que acaba siendo un despilfarro de medios y talento. Esto último se refiere a los actores, ya que los realizadores han hecho coincidir a Helen Mirren, Jim Broadbent y Andy Serkis como secundarios de lujo. Pero ver a Mirren en un papel fácil y cabalgando en una ocasión sobre un blanco unicornio no es lo más apropiado para esta gran actriz. Tampoco Broadbent, como el escritor Fenoglio, se aproxima a sus buenas y variadas actuaciones (una de ellas le dio el Oscar en 2002).

En cuanto a Serkis, recordado por su extraordinario trabajo como Gollum de El señor de los anillos (en combinación con los ordenadores) aquí solo es un villano típico de películas de acción. El protagonista, ese "médico de los libros" cómo él mismo se define, ha sido el norteamericano Brendan Fraser por designación expresa de Cornelia Funke que, según declaró, lo había tenido como modelo mental mientras escribía Corazón de tinta. Pero él no saca mucho partido de su personaje. Se le veía más cómodo en La momia.

De todo el reparto, la que más brilla es Eliza Hope Bennet en el papel de Meggie, la hija de Folchart que encaja bien en su personaje y lo hace creíble . Lo mismo se puede decir del veterano Paul Bettany como Dustfinger, que solo piensa en su casa y su mujer. Por cierto, en sus ensueños y en el final aparece ella y podemos comprobar que es la actriz Jennifer Gardner, su esposa de la vida real. Sus dos apariciones elevan a tres los intérpretes oscarizados que han intervenido en la película.

Un aspecto interesante y discutible es la presencia de personajes de otros libros. No solo Farid, de Las mil y una noches, también Totó, el perrito negro de Dorothy en El mago de Oz. Y el cocodrilo de Peter Pan (en una escena). Y alguno más que no recuerdo ahora. Puede considerarse una extensión de la idea original pero en ese caso cabe preguntar por qué no incluir personajes de más entidad. Por ejemplo, Mowgli y sus hermanos lobos. La respuesta podría ser que añadirían confusión al argumento. Eso es precisamente el resultado con los que sí aparecen.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Meggie (Eliza Hope Bennett) se da cuenta de que es seguida por Dustfinger (Paul Bettany).


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual