Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
LA DESAPARICIÓN DE MARÍA PUY PÉREZ

La ex pareja de María Puy Pérez confiesa que la asesinó y la enterró en Sesma

Confesó el crimen a un policía foral, que se ganó su confianza y al que Morentin telefoneaba "como a un amigo"

Actualizada Martes, 23 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • LAURA PUY MUGUIRO/M.MUNÁRRIZ . PAMPLONA / SESMA

Han tenido que pasar ocho meses para que se confirmasen los peores presagios: José María Morentin Duarte, ex pareja de María Puy Pérez Ezpeleta, la estellesa de 50 años desaparecida desde el 11 de octubre, confesó ayer que la mató el mismo día de la desaparición, que la descuartizó y que enterró sus restos en un campo de cereal de Sesma. Y ayer, en el punto que Morentin señaló, se hallaron restos humanos que podrían pertenecer a la mujer, a falta de un análisis forense.

El presunto asesino declarará hoy ante el juez que instruye el caso. Ante la Policía Foral, que lo tenía arrestado por haber protagonizado un altercado el sábado en Lodosa, dijo que la había matado porque "la quería mucho y no quería que sufriera". En estos ocho meses, Morentin siempre ha mantenido su inocencia. Aseguraba que María Puy se ausentaba por propia voluntad.

La Policía Foral y la Guardia Civil, que iniciaron juntos la investigación sobre la desaparición de la mujer, trabajaban ayer en la búsqueda de los restos de la estellesa. Lo hacían en un campo de un coto de caza de Sesma, a cien metros de la carretera que une esta localidad con Lodosa.

Con indicaciones del autor

Morentin fue trasladado allí para que indicase con exactitud dónde había que buscar, labores que podrían prolongarse varios días. El terreno en el que se trabaja es un área de unos 35 metros cuadrados. Es un campo no rastreado hasta ahora. "Enterró los restos en hoyos profundos para evitar que salieran a la superficie cuando se arara la tierra", indicó ayer el jefe de la Policía Foral, Alfonso Fernández Díez, que compareció en rueda de prensa junto al consejero de Interior, Javier Caballero. Hay otra búsqueda pendiente: la de los efectos que utilizó para matarla, descuartizarla y enterrarla (cuchillo, hacha y azada). En la confesión del crimen, Morentin dijo haberlos tirado al río.

La ex pareja de la vecina de Estella confesó su autoría la madrugada de ayer, en las dependencias de la Policía Foral de Estella. Allí estaba detenido desde el sábado, por el altercado en Lodosa, en la pescadería que regentan su hermana y su cuñado. Además de increparles y agredirles, Morentin proclamó que diría dónde estaba María Puy si le pagaban. El cuerpo autonómico le arrestó por amenazas de muerte, lesiones y alteración del orden público. Con estas imputaciones iba a pasar ayer a disposición judicial.

Pero de madrugada, pocas horas antes de esa comparecencia, confesó el crimen. Lo hizo ante un policía foral, uno de los investigadores de la desaparición que se ganó la confianza de Morentin desde el 13 de octubre, tras dos días sin noticias de la vecina de Estella: Morentin declaró que había estado con ella, incumpliendo así una medida de alejamiento dictada por el juzgado debido a un episodio de malos tratos en octubre de 2007 que ella denunció. Por incumplir el alejamiento, Morentin fue detenido, momento en que conoció al agente del Área de Investigación Criminal de la Policía Foral. Después, ingresó en prisión hasta el 13 de enero.

Fernández indicó ayer que en este tiempo el agente "incluso ha recibido llamadas de Morentin como si de un amigo se tratara". Y ayer, de madrugada, en un momento de la conversación, le confesó el crimen, relato que después ratificó ante su abogado: declaró que consiguió que ella acudiera a ese campo y que allí le clavó un cuchillo en el cuello que le causó la muerte. "Después, abandonó el cuerpo y fue hasta su casa de Ayegui para recoger una azada y un hacha". Regresó al lugar en que había dejado el cuerpo, lo descuartizó y lo enterró.

Ayer, la búsqueda del cuerpo comenzó a las ocho de la mañana en presencia de Morentin. A las doce se hallaban los primeros restos. La familia de María Puy fue conocedora del proceso tras comunicárselo la Policía Foral.

Además de manifestar que la había matado porque no quería que sufriera, Morentin se refirió en su confesión a problemas económicos. Ésta fue también la causa de la discusión de la pareja en octubre de 2007 y por la que él le puso una espada en el cuello. "Como grites, te mato. A mí no me hables más del dinero que me pones nervioso, y de esta noche no sé si vas a pasar", le dijo Morentin a María Puy después de haberla zarandeado, haberla arrastrado hasta el baño cogida por los pelos y haberla golpeado varias veces contra la mampara. Y por estos hechos, se sentará en el banquillo de los acusados en noviembre. Lo comunicó el pasado jueves el Tribunal Superior de Justicia de Navarra, al mismo tiempo que la familia de María Puy se concentraba para pedir la celebración del juicio. El fiscal y la acusación particular piden 2 años de cárcel.

Agentes de la Policía Foral y la Guardia Civil buscan restos de la estellesa desaparecida desde el 11 de octubre en un campo de cereal en las afueras de Sesma.

Agentes de Guardia Civil y Policía Foral al lado de la carpa que cubre las excavaciones donde se hallaron los restos. Al fondo, Sema. MONTXO A.G.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra