x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Ahmadineyad exige a EE UU y el Reino Unido que "dejen de interferir"

Actualizada Lunes, 22 de junio de 2009 - 03:59 h.
  • EFE/DPA. TEHERÁN

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, exigió ayer al Reino Unido y a Estados Unidos que dejen de interferir en los asuntos internos de Irán.

"Quieren minimizar la grandeza que ha logrado el pueblo iraní dentro y fuera del país, tras las elecciones presidenciales", aseguró el mandatario iraní. "Con estas opiniones prematuras os saldréis con toda seguridad del círculo de los amigos de Irán, así que os aconsejo enmendar vuestra postura intervencionista", advirtió Ahmadineyad.

Según el mandatario, estos países no conocen al pueblo iraní y se equivocan al enjuiciar "estos acontecimientos que elevan aún más la importancia de la República Islámica de Irán".

El presidente iraní afirmó que "en Irán viven 70 millones de personas que no quieren a los extranjeros" y aseguró que la Revolución Islámica accederá a su cota de grandeza y la autoridad en los próximos años.

El Gobierno checo, que ejerce la presidencia de la UE, informó ayer de que el Ejecutivo iraní convocó ayer a los embajadores y representantes de los países europeos en Teherán. El posible móvil de la convocatoria puede ser la "reacción" expresada por la UE sobre la situación que atraviesa el país.

Más reacciones de condena

Los jefes de estado y de gobierno europeos manifestaron, tras reunirse el pasado viernes en Bruselas, su "firme" condena a la violencia contra los manifestantes en Irán, y subrayaron que "los resultados de las elecciones deben reflejar las aspiraciones y deseos del pueblo iraní".

El ayatolá Ali Jameneí, líder supremo de la Revolución iraní, que ha negado el fraude y respaldado la polémica reelección de Ahmadineyad, acusó ayer a las potencias extranjeras de causar los disturbios que desde que se conocieran los resultados electorales agitan Irán. El ministro iraní de Exteriores, Manoucher Mottaki también repitió la acusación y advirtió de forma directa al Reino Unido, Francia y Alemania.

El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, fue un paso más allá y dijo que la Cámara debe reconsiderar las relaciones diplomáticas con estos países.

Las reacciones de los países occidentales no se hicieron esperar. La canciller alemana, Angela Merkel, exigió que se haga un nuevo recuento de todos los votos. "Alemania está del lado de la gente en Irán que quiere ejercer su derecho de libre expresión y libre reunión", señaló.

Por su parte, el ministro alemán de Exteriores, Frank Walter Steinneier, apeló en un comunicado oficial ante las autoridades de Teherán a que eviten una escalada de los acontecimientos.

El Gobierno francés condenó, a través del ministro de Exteriores Bernard Kouchner, la "represión brutal" de las fuerzas de seguridad iraníes y pidió la "liberación inmediata" de los detenidos en las protestas contra el régimen de Teherán.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual