x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
ARQUITECTO

Emiliano López: "El verdadero lujo es poder habitar lo que tenemos delante"

La Fundación Arquitectura y Sociedad publicará un libro con las intervenciones de estos tres días

Actualizada Sábado, 20 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • ION STEGMEIER . VALLE DE ULTZAMA

Emiliano López mostró ayer 150 fotos en el Centro Hípico Ultzama. Eran imágenes que le han llamado la atención a lo largo de los últimos diez años. López y su mujer, Mónica Rivera, forman un joven estudio que ha levantado por ejemplo unas VPO para jóvenes en Barcelona que han ganado el premio FAD. La última foto que mostró ayer era de una cena. Unos vecinos de esas viviendas les invitaron a cenar y hablaron de sus miedos, sus dudas..

. "Es la manera de aprender", asegura con un levísimo acento argentino, ya que nació allí en 1971. En su cinto, la cámara espera la foto 151.

Se les presenta como "arquitectos emergentes", ¿qué es eso?

No lo sé. Creo que es más cosas de los periodistas que de los arquitectos. Intentamos pasarlo bien haciendo arquitectura. Y hacerla nosotros. Somos un despacho pequeño, llevamos nueve años e intentamos llevar nosotros los proyectos, dibujarlos... no nos interesa crecer o tener una fábrica de arquitectura.

Como el modelo Foster.

No nos interesa. Por suerte puede haber de todo. A nosotros nos va bien. Ese mito de que el cliente se tiene que pelear con los arquitectos, por ejemplo... nosotros llevamos cuatro años trabajando con el hotel [Aire de Bardenas] con una relación buenísima.

¿Esperaban la lluvia de premios?

No. Hay que decir que tiene unas condiciones particulares. Los clientes tienen mucho mundo y querían hacer algo diferente pero muy de Tudela, con la esencia de la zona. A nosotros nos gusta eso, ir detectando las cosas cotidianas, rescatarlas y ponerlas en valor. Quizá eso es lo que más ha gustado del hotel, que es de Tudela.

Ventanas habitables... ¿buscaban sorprender?

No. Era una condición del paisaje. ¿Cómo podemos conseguir habitar con confort un campo de trigo con un cierzo que sopla todo el tiempo? Pensamos en la mejor manera de poder estar en ese campo con viento, tierra, el tractor que sigue pasando a tres metros del hotel, insectos, cambios bruscos de temperatura... que uno pueda de verdad habitarlo. En todas las habitaciones de hotel siempre hay el típico cuadro horrible, que dan ganas de descolgarlo. Quisimos generar ese cuadro, y poder habitarlo, un cuadro cambiante, porque el propio viento hace que las nubes pasen y el trigo nunca está igual.

Y sacan la bañera fuera y la plantan en medio del desierto, ¿dónde se inspiran, en los westerns?

Es el lujo de poder vivir la naturaleza. Algunos interpretan el lujo poniendo materiales muy caros que traen de otros continentes, pero el lujo de verdad es poder habitar lo que tenemos delante. Y poderlo habitarlo de una manera confortable pero natural. No es una bañera de lujo, sino un caldero oxidado en medio de la naturaleza. Quizá no haya tanto de esta naturalidad hoy en día.

El campus Ultzama precisamente tiene como lema Arquitectura, Conocimiento y naturaleza. ¿Se llevan mal las tres?

No. Todo es naturaleza. La naturaleza va trasformándose. Yo no creo que nos estemos cargando el planeta. El planeta evoluciona y va a vivir muchísimos más siglos que los humanos.

¿Aprenden en estas reuniones? Se dice que forman un colectivo muy poco colectivo.

Nosotros estamos intentando romper con esos tópicos. Será un colectivo endogámico pero a la vez siempre se está criticando. Justamente esto lo que puede ayudar es a poner encima de la mesa diferentes maneras de ver y sacar conclusiones, a dialogar.

Nació en Argentina pero vivió allí poco, ¿no?

Yo no soy ni de allí ni de acá. Mis abuelos cruzaron los Pirineos caminando al final de la guerra, cogieron un barco para Argentina, y en casa de mis abuelos, en Mendoza, se hablaba catalán. Fue un barco que fletó Pablo Neruda, uno de los últimos barcos que recogió a todos los profesionales que había en los campos de concentración en Francia. Después mis padres con el golpe militar volvieron para acá.

Argentina fue recientemente la invitada en la Bienal de Arquitectura Latinoamericana. Decían que el haber pasado penurias les había empujado a hacer una arquitectura más creativa, ¿es así?

Se está haciendo mucha arquitectura. Latinoamérica por su clima ha sido un campo de investigación muy fértil. Allí todavía no han normativizado todo y puedes construir en cualquier parte.

¿Son más libres, entonces?

Mucho más libres. Con todo lo que eso lleva. Al final la libertad se puede convertir en liberalismo a ultranza.Pero me parece que son más focos puntuales de pequeños grandes genios. En España se está haciendo mucha arquitectura anónima que construye ciudad y da servicios, que genera, que no sale en las revistas pero de una calidad muy buena.

¿Y si les proponen algo gigantesco como la T1 recién inaugurada?

Siempre se ha dicho que da igual si te encargan un gallinero que una catedral. Todo tiene un contexto. El tema es que el encargo tenga sentido, haya gente que se involucre, que se forme un equipo... El hotel salió así porque trabajamos en conjunto.

¿Por qué les gusta tanto trabajar con maquetas para sus obras?

La arquitectura se piensa a veces demasiado como un objeto, y la arquitectura en realidad es un espacio. Estas maquetas-escenarios de ambientes, de atmósferas, de ver cómo la luz trabaja... El ordenador todavía no es capaz de calcular todos los rebotes de la luz como lo hace una maqueta a escala, que es real.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Emiliano López, ayer, en un rincón del Centro Hípico de Alto Rendimiento Ultzama, donde intervino en el primer Campus de la Fundación Arquitectura y Sociedad. JOSÉ ANTONIO GOÑI


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual