Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra

Sale del hospital el joven boliviano que perdió un brazo en una panificadora de Valencia

El joven inmigrante, que ya ha recibido el alta, dijo que se encontraba más tranquilo porque ice que está más tranquilo porque viene su madre a España

Actualizada Lunes, 15 de junio de 2009 - 16:49 h.
  • AGENCIAS. Valencia

Frans Riles Melgar, el joven boliviano que perdió un brazo en una panificadora de Real de Gandia (Valencia) y que, supuestamente, fue abandonado antes de llegar al hospital, recibió hoy el alta en el Hospital Virgen del Consuelo de Valencia en el que estaba ingresado. El joven inmigrante, de 33 años, recibió esta mañana la visita del médico, que le realizó una cura y le dio el alta. El trabajador abandonó el Hospital pasadas las 12 del mediodía acompañado de su familia y del cónsul de su país.

Melgar, antes de abandonar el centro médico, indicó que se encuentra "un poco mejorcito", si bien tiene que tomar medicación "todos los días" porque siente dolor.

El joven indicó que "en parte" está contento, aunque manifestó que "dentro" de su corazón está "muy herido" por la actuación de sus jefes. En este sentido comentó que no tiene "nada que hablar" con ellos, y pidió que "se haga justicia". "No sólo por mí", agregó.

Melgar, que espera la llegada de su madre a España "en las próximas semanas", señaló que ahora "no le queda otra" que "tirar para adelante". Con el permiso de residencia que le concedió el Gobierno el pasado viernes, aún no sabe si se quedará en España, si bien comentó que le han ofrecido trabajo desde asociaciones de incapacitados y "gente de buen corazón".

Por su parte, la hermana de Frans, Silvia Melgar, indicó que está "contenta" por una parte porque su hermano "está un poco recuperado", si bien cree que no lo está "del todo". No obstante, manifestó que "los médicos saben lo que hay y ha recibido el alta".

Silvia está "contenta", asimismo, porque el Gobierno "ha dado la residencia" a Frans "para que él esté legal en España", y solicitó al Ejecutivo que "dé los papeles" también a los familiares, "porque nosotros somos los que lo vamos a cuidar en estos momentos en que él lo necesita".

Sin noticias de los jefes

Por último, indicó que la familia quiere que "se haga justicia" y criticó la actitud de los jefes de su hermano. "Hemos esperado más de una semana para que ellos recapaciten y digan qué es lo que podían hacer por nosotros o llegar a una solución, pero en ningún momento se han acercado a nosotros ni nos han dicho nada", señaló.

Silvia señaló, asimismo, que esperan la llegada de su madre desde Bolivia para dentro de unos días, si bien no sabe la llegada exacta debido a los trámites que tienen que realizar. No obstante, comentó que está "muy contenta" porque va a poder verla "después de dos años y medio" sin hacerlo.

Frans perdió el brazo el pasado 28 de mayo en una panificadora de la localidad valenciana de Real de Gandia, en la que trabajaba sin contrato desde hace algo más de año y medio. En el momento del accidente, el trabajador se encontraba amasando 40 kilos de harina y, cuando se le cayó una bolsa, se le quedó enganchado el brazo izquierdo en la máquina.

Tras el incidente, el jefe del joven lo subió a su vehículo para llevarlo al hospital San Francisco de Borja de Gandia, aunque unos 50 metros antes de llegar, le obligó a bajar y lo abandonó en plena calle, según denunció la pasada semana la hermana del herido, Silvia.

Un viandante fue el que ayudó al joven a llegar al servicio de Urgencias del hospital de Gandia, y una vez allí los médicos se pusieron en contacto con el cirujano Pedro Cavadas y su equipo para ver si le podían reimplantar el brazo, que había sido tirado por los empresarios a un contenedor, según la denuncia.

El trabajador fue trasladado hasta el Hospital Virgen del Consuelo de Valencia, para tratar de llevar a cabo el reimplante, aunque no se pudo realizado dado que el brazo amputado se encontraba en muy mal estado.

La Guardia Civil detuvo la semana pasada a los dos jefes del joven, hermanos propietarios del horno, por un delito contra los derechos de los trabajadores, ya que, supuestamente, tenían trabajando a su cargo a personas sin ningún tipo de contrato. Ambos declararán en calidad de imputados ante el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 6 de Gandia, que ha abierto diligencias previas para investigar las circunstancias del suceso.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Franns Melgar Vargas (i), el trabajador boliviano que perdió un brazo en un accidente laboral en una panificadora de Real de Gandia (Valencia) en la que estaba empleado sin contrato, muestra el alta médica a su salida del Hospital Virgen del Consuelo de Valencia, donde estaba ingresado, acompañado por el cónsul de Bolivia en la Comunidad Valenciana, Mario Touchard.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Sin Band, el único mensaje perverso en toda esta tremenda historia es el tuyo. Que conclusiones dios mio!! Leire
  • Estoy con asun, una cosa es compensar al muchacho porque se aprovecharon de el y perdio un brazo, pero eso nada tiene que ver con tener que dar papeles a toda la familia. De ese modo se deslegitima él mismo. un poco de sentido comun
  • Por Dios, Sin Bad! pero como se pueden decir tantas barbaridades, vamos, que encima habria que darles las gracias a los jefes por haberle dado trabajo!. Pues no, seguro que sera un pobre hombre que para vivir no tenia mas remedio que aceptar una miseria de sueldo , sin papeles, por muchas horas y mal trabajo. Los que SI que podian decidir eran los empresarios que no querian hacerle papeles, y encima le tiraron el brazo a la basura y lo dejaron en la puerta del hospital!eso si que tiene un nombre , pero si lo pongo no me lo publican. Y darle papeles, pues me parece normal, porque tambien hay un fallo de los inspectores de trabajo! Ya me gustaria a mi verte en su misma situacion como reaccionarias!un poco de sentido comun
  • me parece fatal lo que le ha pasado a este pobre chico deberia de recibir unapension de por vida del empresario que lo tenia trabajando pero me parece fatal que la familia pida papeles para todos ellosasun
  • Sintiendo mucho lo sucedido no comprendo su malestar e indignacion y el deseo aferrimo de seguir por estas tierras.no me lo explico
  • A cada quien su parte de responsabilidad, que no se puede establecer con los únicos datos de las crónicas informativas. Y es simplón pretender linchar al empresario al tiempo que se bendice la concesión de “la residencia” al afectado sin pasar por los trámites administrativos legales. Qué tendrá que ver un accidente laboral con la legislación en materias de emigración y laboral. Un empleado mayor de edad, perfectamente consciente de sus actos (eso creo) que estaba cometiendo ambas ilegalidades (laboral y emigración) EN COMPLICIDAD con el empresario es al menos tan responsable como éste, si no más. Visto lo visto, quienes aspiran al permiso, ¿tendrán que cortarse un brazo, bastaría quizá con un dedo para obtener automáticamente “la residencia”? La emigración y la contratación laboral ilegales se curan con sangre: este el mensaje perverso de toda esta historia. Otra consecuencia del papanatismo falsamente solidario de la ideología dominante.Sin Bad
  • Es vergonzoso lo que está sucediendo.El mundo laboral va a peor. Me gustaría que se hagan públicas las fotos y nombres de estos empresarios para que todo el mundo les conozca. Abusos similares suceden dia tras dia en nuestras ciudades,en Noain la empresa dedicada la fabricación de sistemas modulares Consmetal les debe a 35 familias el sueldo de 4 meses y medio.Consmetal NO PAGA

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra