Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Sanz y Barcina, separados por el PP

Sanz y Barcina han discrepado tanto en la orientación del voto de sus simpatizantes como al analizar los resultados

Actualizada Domingo, 14 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • NATALIA AYARRA . PAMPLONA

LA preparación del último congreso de UPN estuvo marcada por las maniobras de la que finalmente resultó elegida presidenta de la formación regionalista, Yolanda Barcina, para evitar posibles situaciones de bicefalia.

Cuando la corriente de militantes que animaba al entonces secretario general y hoy vicepresidente regionalista, Alberto Catalán, a competir con la alcaldesa en la carrera por llegar a lo más alto de UPN, Barcina echó públicamente un órdago a Catalán con el que pretendía, y consiguió, paralizar su posible candidatura. O todo, o nada, advirtió entonces Barcina, en un mensaje que daba a entender que, o presidía el partido, o no estaba dispuesta a encabezar su cartel electoral dentro de dos años.

Aunque aquella jugada tuvo el efecto deseado y neutralizó la candidatura de Catalán, el objetivo final que perseguía Barcina no se ha logrado: en UPN existen hoy dos voces autorizadas que no sólo hablan con matices diferentes, sino que el rumbo que consideran oportuno para el partido es divergente. La bicefalia no ha venido de la mano de Catalán, sino del propio antecesor de Barcina y presidente del Gobierno, Miguel Sanz. Y eso que, cuando antes de resultar elegida presidenta, se preguntó a Barcina sobre si Sanz iba a ser el presidente en la sombra, la entonces candidata respondía con rotundidad que Sanz no iba a mandar ni en sol ni en sombra.

Ambos protagonistas niegan categóricamente que exista una bicefalia en su partido. "La voz del partido es la de su presidenta", advierte Sanz. Pero lo cierto es que la suya también suena, en ocasiones con fuerza, y con un mensaje diferente al de su líder en la formación regionalista.

El desencuentro entre los dos máximos responsables de UPN gira en torno a la relación entre su partido y el PP. La disparidad de criterios se hizo evidente ya durante la crisis con los populares previa a la ruptura, en la que Barcina intentó hasta el último momento evitar la desaparición del pacto por el que UPN y PP habían permanecido unidos desde 1991. Sanz, sin embargo, asumió la ruptura y dijo que ya no era el momento de mirar atrás.

Tras el congreso en el que Barcina sucedió a Sanz en la presidencia de UPN, las discrepancias entre ambos se pusieron de manifiesto de forma especialmente brusca en la primera reunión que celebró la nueva ejecutiva recién salida del congreso regionalista el pasado mes de abril. El contenido de aquella reunión no trascendió y su repercusión pública se limitó a la foto de familia en la que, por primera vez en 12 años, Sanz no ocupaba el asiento presidencial. Públicamente quedó como una mera sesión de trámite, pero aquella primera ejecutiva tuvo contenido político. Y mucho.

Fuentes regionalistas explicaron que el enfrentamiento entre Sanz y Barcina fue "de los que acostumbran", es decir, una discusión acalorada y prolongada en el tiempo en la que los dos exponen sus argumentos y ninguno da su brazo a torcer. Barcina era partidaria de lanzar un mensaje de acercamiento al PP. Sanz, por el contrario, veía prematuro ese giro de rumbo porque la ruptura con los populares, ocurrida en octubre, estaba todavía muy reciente en el ánimo de la militancia regionalista.

Sanz expuso su postura: el futuro del Gobierno de Navarra pasa porque UPN mantenga una posición centrada. "Hasta ahora no teníamos a nadie a la derecha, ahora tenemos al PP. Está claro que no vamos a lograr con ellos mayorías absolutas, así que UPN tiene que ocupar el centro, que no es una ideología, sino un lugar estratégico que le permite pactar con unos y con otros. La clave es, dentro de dos años, sacar más parlamentarios que el PSN", resumen dichas fuentes las palabras de Sanz.

Pese a estar básicamente de acuerdo con este planteamiento, Barcina puso el acento en que la ruptura con el PP reduce el horizonte electoral de UPN. Fuentes regionalistas aseguran que las elecciones de 2011 son el único punto de mira en el que tiene puestos sus ojos la presidenta de UPN, y que su discurso obedece a dicha clave electoral. Barcina entiende que el examen que la ratificará como líder de UPN son las próximas elecciones forales, y no quiere tener que gestionar un fracaso. Y todo lo que no sea resultar elegida presidenta de la Comunidad foral representa para ella un fracaso. Barcina quiere sumar, por eso mira al PP.

Las elecciones europeas

La disparidad de criterios se hubiera quedado en el ámbito interno de UPN de no ser por la presión añadida que supuso el comienzo de la campaña para las elecciones europeas. Tras su ruptura con el PP, UPN no tenía posibilidad de presentarse a estos comicios puesto que, al ser España una demarcación electoral única, necesitaba los votos de todos los electores navarros para lograr un escaño. Así que la atención pública se fijó en qué criterios iba a adoptar UPN con respecto a la cita con las urnas.

Y así comenzaron a salir a la luz las dos sensibilidades que convivían en el seno de la dirección regionalista. Mientras Barcina decía públicamente que UPN tenía que pronunciarse sobre las elecciones europeas y que la decisión correspondía a los órganos de gobierno del partido, Sanz advertía que "UPN no tiene nada que decir" sobre unos comicios a los que no concurría.

Miguel Sanz no ha vuelto a participar en ninguna de las ejecutivas que UPN ha celebrado después de aquella primera. En la siguiente reunión de la dirección regionalista, Barcina volvió a abordar el tema y decidió dar después una rueda de prensa con el pronunciamiento oficial del partido sobre las elecciones, es decir, lo contrario que había reclamado Sanz. Barcina dijo que UPN no iba a pedir el voto para ninguna de las candidaturas que sí se presentaban a las europeas. Y añadió que los votantes de UPN son lo "suficientemente inteligentes" como para saber escoger la opción que más se acerca a los "principios y valores" regionalistas. Unas palabras que fueron interpretadas en muchos ámbitos como una petición de voto para la candidatura popular.

Al día siguiente, Sanz puntualizó de nuevo a Barcina al reconocer que él iba a votar con "valores y principios", pero con los suyos, y añadió una frase de Groucho Marx: "Estos son mis principios, pero si no le gustan, tengo otros".

Tampoco coincidieron cuando Barcina dijo que la designación del navarro Pablo Zalba como número ocho de la candidatura que encabezaba el popular Mayor Oreja le parecía una "buena elección". Sin criticar a su presidenta, Sanz prefirió no opinar sobre un candidato al que no conocía.

En este contexto llegó la campaña electoral para aportar nuevos datos y más declaraciones de los líderes de UPN. Miguel Sanz acababa de estampar unos días antes su firma en el protocolo que permite el desbloqueo del corredor ferroviario de Alta Velocidad de Navarra con el ministro de Fomento, el socialista José Blanco. Ambos habían calificado de "histórica" la firma. Pero el líder del PP, Mariano Rajoy, en uno de los actos de campaña, cuestionó la validez del documento firmado y dijo que si el PP gobernara en España, el TAV sería ya una realidad en Navarra y no una entelequia. Quiso ser una censura a la gestión del Gobierno de Zapatero, pero no sentó nada bien en el Palacio de Navarra, es decir, en Miguel Sanz, que al día siguiente subió el diapasón de su mensaje: "El PP no hizo nada sobre el TAV cuando gobernó", criticó.

Unos días después, en la plaza de toros de Las Ventas de Madrid, Barcina volvió a repetir que UPN no pedía el voto para nadie y añadió que le parecía "bien que Rajoy pida el voto" a los simpatizantes de UPN.

La misma noche del 7-J, después de haber resultado elegido como único europarlamentario navarro, el popular Pablo Zalba reconocía que la única felicitación telefónica que había recibido por parte de UPN procedía de Yolanda Barcina. La presidenta de UPN, además, recalcó esa misma noche electoral su satisfacción por la victoria del PP y consideró que los resultados eran "un fiel reflejo de la sociedad navarra". "No cabe duda de que nuestros votantes han depositado su voto en la misma formación que hace cinco años, en el PP", interpretó Barcina.

Miguel Sanz, por su parte, ofreció su interpretación al día siguiente con un análisis muy dispar al realizado por Barcina. Para el presidente del Gobierno, los 15.000 votos que ha perdido el PP obedecen a que "los navarros no aceptamos las deslealtades", en referencia a los cargos públicos regionalistas que se dieron de baja en UPN para ingresar en el PP. De forma que, mientras la presidenta de UPN declaraba su satisfacción por los resultados, su mano derecha ponía el acento en la pérdida de respaldo electoral del PP en Navarra.

La realidad es que UPN, desde el relevoal frente del partido, continúa todavía sin un mensaje unívoco. Y no faltan tampoco las voces que aseguran que esta aparente falta de cohesión interna no es más que una estrategia en la que Sanz se dedicaría a pescar votos para UPN en el caladero socialista mientras Barcina estaría haciendo lo propio en el espacio electoral del PP.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Yolanda Barcina y Miguel Sanz, en la sede regionalista. IVÁN BENÍTEZ


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Teatro. Puro teatro. Si es que prácticamente no hay diferencias entre UPN y PPN... Claro que cada vez hay menos con CDN, con el PSN y hasta ell PNV-EA si hiciera falta... Hay que cambiar toda la política actual; empezando por nuestra política navarra.Neopolitico
  • La Barcina de Burgos, Gª Adanero de La Mancha... ¿No hay ningún navarro más válido que Catalán? ¿Qué concepto tienen los extranjeros de los navarros y la historia de Navarra? ¿Les importa?De la historia se aprende
  • Navarra para la política española no somos nada. Tan solo 500.000 votantes. Pero en cambio puede ser la puerta para el nacionalismo y eso no gusta en Madrid. Por eso nos tienen olvidados excepto para lavarse la cara ante el resto del país. Desde Madrid nos manejan como marionetas. Ojalá hubiera un verdadero PSN o PPN. A ambos les sobran las "N"s.Antton2
  • Foral, foralillo. No hagas lo mismo que los abertzales: revovler y confundir. Las raices culturales de Navarra pasan por el euskera y toda la cultura que le acompaña. Otra cosa es que los mal llamados euskerikos quieran deshacer en 100 años lo que hicieron durante 1000 años: someter a Navarra para Castilla. Exactamente lo mismo que ahora los que os decís "navarros" Dime de qué presumes y te diré de qué careces.Antton2
  • Yolanda le da 1000 vueltas en todo a Sanz. Con ella llega la modernidad y la moderación al centro derecha navarro. Bienvenida sea.aupa yolanda
  • Como analista político avalado por mi experiencia en diferentes medios de comunicación nacionales e internacionales, es evidente que el comportamiento de Sanz se corresponde a un estado pre-INSERSO; dénle jotas y alguna cosica más y llevénlo a la playa a descansar...qué mal está este hombre!!!Ismael - La Gallina de Murchante
  • Estrategia. Una obra de teatro. Para las próximas elecciones todos junticos bajo el paraguas de la Barcina. Y luego venderán que defienden a Navarra y esas cosicas...Un navarrico cansado de todos sus políticos
  • La salida más inteligente para UPN en estos momentos es acercarse al PNV. Entre ambos, defenderían los fueros ante los partidos de ámbito estatal. UPN se volvería a anclar en sus raices, y conseguiría un rotundo éxito en Navarra.Los fueros son los más "in"
  • Oiga foral que tiene que ver lo euskaldun con Euskadi?????, Dices que solo nos una la autopista, hasta en eso estas equivocadao,la AUTOPISTA es de peaje, AUTOVIA es libre, por otro lado enta tierra hay mucho borrego que no sabe distinguir las pegatinas de las ovejas latxas y las potokos con los toros de osborne ¿quiza porque es lo unico que han visto en su vida?, que defiendes la barciana es tu problema te lo respeto, pero almenos respetame a mi que creo que es una politica trapa y aprovechada.DESDE EL BURGO DE S. CERNIN
  • UPN, en estos momentos de cambio, debería sellar una alianza estratégica con el PNV por la defensa de los fueros. Así sería como el partido saldría reforzado, y con las ideas muy claras.Mediamark
  • Al de UPN=PPN POR NUESTRA NAVAVARRA FORAL Y ESPAÑOLA, Mecachis en la mar, te crees todo lo que has dicho, e intentado analizarlo y solo he sacado una conclusion que Barcina es del PP y que el PP esta esperando el momento de lanzarla, pero como ahora es pronto le esta haciendo solo propaganda gratuita, hay si nuestros antepasados levantasen la cabeza.iruindarra
  • Yo creo que no somos nosotros, ni ellos, los que dividen Navarra, o nafoarroa, (que ya veo por donde) en esta tierra, en este VIEJO REYNO, cabemos todos, y así ha sido durantre siglos. pPero una cosa es la cultura, la constumbre, y la tradición, y otra la política "mal intencionada", y esa contamina. La división se genera por no haber más que un SILLON, a amigo y aquí todos lo queremos para nosotros. ¿ciert? José Javier Solabre Heras
  • A Navarra le va muy bien con la aquiscencia del PSOE, lo sabe Sanz y lo sabe Barcina.En definitiva es seguir la tradición politica de Navarra, siempre entre dos rivales enfrentados y poderosos, llámase Castilla y Aragón, Castilla y Francia o PP PSOE. Creo, pues, que la aparente discrepancia Sanz Barcina es estrategia .Y de la buena.Teresa
  • La crisis económica debe cambiar nuestra forma de pensar y de actuar si realmente queremos salir de ella. Haciendo y pensando lo mismo que en tiempos de bonanza no saldremos nunca.En política debemos hacer lo mismo. Hasta ahora he sido fiel votante a las siglas de un partido, pero ahora, ante la duda de PPN-UPN me guiaré por la mejor candidatura, ya que los 2 partidos encajan en mi ideología. En este momento lo tengo muy claro,votaría a Yolanda Barcina ya que hoy por hoy ,en mi humilde opinión, es la mejor y más méritos tiene. Sin embargo soy consciente de que en política tiene cabida "casi" todo , y después de las elecciones, cuando no se tienen mayorias absolutas, debemos ser lo suficientemente ágiles y flexibles para poder gobernar con otras opciones. No es fácil pero no es imposible.Barcinaforever
  • Miguel te equivocasre con la BARCI.todo iria mejor con ALBERTO.Esrta revuelve todo el partido,al tiempo.Espero que no te vayas del todo Miguel.PPdesagradecidos de donde eran los votos que sacasteis?YA LLEGARAN LAS OTRAS.Martintxo
  • ¡Cuánta palabrería!. Todo navarro sabe ya que el interlocutor de Miguel Sanz no es el PSN sino el PSOE. También se sabe que el interlocutor de Barcina no es el PSOE sino el PP, hoy de Rajoy, mañana quizás de Esperanza Aguirre. El PP en Navarra va a ser el monaguillo predilecto de Barcina. Y si hace falta otro monaguillo estará el CDN. Y si hace falta un tercero, para una ceremonia religiosa por todo lo alto, estará el PSN. Todo esto es lo que va haciendo cada día más fuerte a NaBai, que será la segunda fuerza política en Navarra, pero jamás llegará a gobernar, mientras Zapatero siga en Moncloa. Ese es nuestro sino. ¡Navarra siempre p,alante!. Si se hunde el mundo, que se hunda...NTV navarro de toda la vida.
  • Cuánto más habla Sanz, MAS VOTOS VAN PARA EL PPN. Upn, como bien apuntan muchos comentarios, es algo ya caduco, son las viejas formas y el localismo más cerrado. Por si fuera poco, apostar por upn ahora es apostar por el socialismo. La etapa de crisis, paro y socialismo, debe pasar a otra en la que se apueste por las reformas, la ilusión y la buena gestión de la mano del partido ganador, que no es otro que el PP. Yo desde luego lo tengo claro, y votaré siempre por los principios que únicamente el PP defiende ahora en Navarra.Ex-upenero, futuro votante del PPN
  • Sanz como Aznar: SEGUIRA OPINANDO!. Le guste o no Barcina o Rajoy.RG
  • Aupa Sanz y Aupa Catalán!por la dignidad y los principios.
  • crescencio , raices euskaldunes en navarra??? eso no existe . como te he de decir que lo unico que tenemos de union con euskadi es la autopista .. por favofr menos borregos en forma de pegatina y mas banderas españolas . barcina es una gran persona , luchadora y trabajadora y que cree en los que es navarra , una comunidad forañl y españolaFORAL
  • Solabre: ¿Quien divide Navarra? Vosotros.Leonidas
  • Yolanda Barcina es un peligro para la convivencia en Navarra, ya lo ha demostrado con su actitud inflexible en muchos temas, como la prohibición de la ikurriña o las trabas a toda manifestación popular de nuestra raíz euskaldún. Barcina: te pedimos respeto y tolerancia con nuestra rica diversidad, que los sentimientos nadie los ha inventado. Viva la cultura.Crescencio Goñi
  • ¿Sanz Y Barcina separados por el Partido Popular?. Pero a mi, a mucha gente, lo que le preocupa es ¿quien divide Navarra? y si nos vamos a dejar.JOSE JAVIER SOLABRE
  • Si Barcina y Sanz quisieran acabar con el PP en Navarra no tiene el Presidente más que convocar elecciones anticipadas para el próximo otoño. Sin duda alguna Yolanda Barcina lograría la mayoría absoluta. Si no lo hacen es porque siguen atados y bien atados al PP nacional y le han prometido no inmiscuirse en su refundación para pactar con ellos, si los necesitan, tras las elecciones de 2011. Que nadie dua en Navara de que UPN ganaá de cale las próximas autonómicas y municipales , porque el PSN ya no puede hacer más el ridículo de lo que lo viene haciendo en Navarra desde 1996. Está totalmente de felpudo del PSOE y eso, en Navarra, lo va a pagar muy caro.Nostradamus foral.
  • Confío en Barcina, aunque se echa de menos a Sanz. Creo en UPN y, si después de ganar las elecciones hubiera que hacer un nuevo acuerdo con PPN,ya se vería cómo, qué, cuándo y con quién. Navarra lo primero

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra