x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JOAQUÍN PRAT PRESENTADOR

"La llamada de la televisión era muy fuerte"

El periodista, hijo del mítico presentador de "El precio justo", lleva dos meses en "El programa de Ana Rosa" como co-presentador. "En el plató me siento como en casa, y eso favorece la naturalidad y espontaneidad", asegura

Actualizada Viernes, 12 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • CHUS L. MONJAS . COLPISA. MADRID

Ni nervios, ni miedo y tampoco vértigo. A Joaquín Prat le pone la televisión, medio en el que, desde el pasado abril, comparte sofá con Ana Rosa Quintana, a la que no sustituirá este verano.

Hijo del desaparecido Joaquín Prat, una figura emblemática de la radio y la pequeña pantalla, el periodista lleva con "gran orgullo" el que le digan "de tal palo, tal astilla", aunque advierte que, además de ser hijo de quien es, tiene un bagaje, una trayectoria de nueve años que inició como becario en la radio, "donde he hecho de todo", apostilla este rostro de El programa de Ana Rosa que sueña con presentar un concurso "que eleve el nivel cultural de los españoles".

¿Qué le llamó la atención de la propuesta de Telecinco?

Cuando tuve la posibilidad de firmar con esta casa no lo pensé dos veces porque coincidió con mi deseo de un cambio de aires. Quería dedicarme a la televisión que, como me habían dicho, es verdad que te atrapa, te engancha. Llevaba nueve años en la radio -Ser- y después de Visto y oído -magazine vespertino de Cuatro que copresentó con Raquel Sánchez Silva- buscaba la tele. Quería probar porque me había hecho gracia.

Y hubo suerte.

Sí. Quedó una vacante -la de Oscar Martínez- y aquí estoy con una jefa que es un crack y que me ha recibido con los brazos abiertos. Aprendo mucho de ella y de todo el equipo, que está muy rodado. Lo que quiero es encajar lo antes posible y sin hacer ruido.

¿Lo ha conseguido ya?

Bueno...Lo que sí he notado es mucho cariño y complicidad. He tenido días complicados con lo de las fotos en una revista -las imágenes en un parque con Yola Berrocal- y mis compañeros me han apoyado y han cerrado filas con esta historia.

Se le ve bastante suelto en pantalla.

Mi primera opción siempre ha sido compaginar ambos medios, pero hasta ahora no ha sido posible. La llamada de la tele era muy fuerte, pero entré en la radio y me pasé nueve años. Allí era redactor, no les dejaba tirados. No sé si algún día esto cambiará, pero la imagen y el impacto mediático te lo da la tele. Sales y todos saben quién eres. En la radio, donde hay profesionales muy currantes y muy formados, juegas más con un nombre, por eso, cuando queda un programa libre, fichan a alguien con una dimensión mediática, de fuera.

Su padre compaginó las ondas con las 625 líneas.

Si, tuvo esa suerte. A mí sólo me pasó con Visto y oído. Trabajaba más de doce horas diarias... De momento, no tengo nostalgia de la radio porque hago una pequeña colaboración en Cadena Dial.

Además, se le ve entusiasmado con la televisión.

Sí, todo son sensaciones positivas. El trabajo en la redacción es similar, cambia que tienes que pasar por maquillaje y vestuario. Luego, en el plató estoy en el saloncito comentando los realitiesy me siento como en casa, lo que favorece la naturalidad y espontaneidad. No te digo lo cómodo que estoy el día que viene mi hermana.

¿Le gusta comentar estos formatos de telerrealidad?

Soy espectador de realities porque siempre que pones la tele están emitiendo alguno. Ahora hago los deberes porque tengo que sacar mis propias conclusiones.

¿Qué ha aprendido de Ana Rosa Quintana?

Siempre he estado a la sombra de números uno, bajo el mando y la protección de Iñaki Gabilondo, Carlos Francino y ahora tengo el cobijo de Ana Rosa. Lo que más me gusta es lo natural que es, es una mujer muy cercana, te arropa y busca la complicidad contigo. Es una gran comunicadora. Con otros jefes no he tenido tanta sintonía como con ella.

Supongo que su progenitor será su referente.

Mi padre es mi herencia. Lo llevo en la sangre. De pequeño, jamás pensé que me dedicaría a esto. Yo quería ser piloto y mi padre se murió pensando que esa sería mi profesión. Fue emocionante ir a un casting en los estudios en los que hizo El precio justo y en Telecinco hay mucha gente que trabajó con él, que dejó muy buen recuerdo.

Por su progenitor, desde pequeño sabe lo que es la popularidad.

Ahora que estoy más visible, lo noto mucho más, con todo lo que tiene de bueno, que es mucho, y de malo.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Joaquín Prat, en el plató de El programa de Ana Rosa. TELECINCO


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual