x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

Animales que se aventuran al asfalto estellés

En la actual época de reproducción de aves muchas personas llevan a las clínicas veterinarias gorriones y vencejos

Actualizada Martes, 9 de junio de 2009 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

Perros, palomas y gatos son habituales de los asfaltos de las ciudades. Pero en Estella recientemente se ha unido una liebre en la calle Navarrería que, parece, se aclimata bien a su nueva condición de "urbanita" saltando entre los tejados y alimentándose de las plantas de los tiestos. En este caso, su irrupción en Estella no fue voluntaria, o no del todo: un residente de la calle se la trajo a casa del campo y el animal huyó.

Otra historia de protagonismo involuntario se produjo la madrugada del jueves cuando un conductor atropelló a un corzo que, desorientado, cruzaba la carretera entre Estella y San Sebastián a la altura de Bearin. Pero la mayoría de anécdotas protagonizadas por animales salvajes, por suerte, no traen daños ni materiales ni personales. Aunque en la mente de algunos perdura el recuerdo de aquel mono que, cuando se escapaba, se dedicaba a morder a quien se le ponía por delante.

Llamar al 112

Pero aquella es una historia aislada, como la cobra falsa que a un estellés se le escapó en junio del 2001 y apareció en las cercanías del frontón Lizarra. En la ciudad, el contacto con especies salvajes se limita la mayoría de los casos a crías de gorrión o vencejos. Una tormenta o un golpe de aire puede desestabilizar estos animales recién nacidos que caen al suelo. Algo bastante común en los actuales meses de reproducción. "Yo en estos casos aconsejo llamar al 112. Ellos mismos se encargan de ponerte en contacto con sociedades protectoras de animales", dice Valentín Luceño Arias, de Clínica Veterinaria Haizea que, como el resto de sus compañeros, recibe estos días muchas consultas sobre "polluelos" de gorriones y vencejos.

"Las posibilidades de sacar adelante a una cría de gorrión en un domicilio particular son muy escasas. Todo depende de la paciencia de quién lo encuentra, porque debe alimentarlo a través de una jeringuilla cada dos horas con una pasta especial para embuchar y tenerlo pegado a una fuente de calor, ya sea una bolsa de agua o con una bombilla. En caso de los vencejos aún es más complicado porque son insectívoros y no existen esas otras pastas", añade.

Aunque para esas últimas especies hay una pequeña esperanza. "Los que aparecen en el suelo generalmente son crías más adultas que no saben remontar el vuelo; hay que ayudarles a planear, echándolas al aire desde un punto alto", aconseja Luceño, que también le han aparecido en su clínica con una cría de aguilucho, una lechuza y un abejaruco. "En todos estos casos, me puse en contacto con Gurelur".

A la cínica de Víctor Andueza también acuden con palomas, ardillas o hasta patos. Aunque Javier Martínez Beruete ha atendido una boa de dos metros y medio. Que nadie se asuste, la explicación es sencilla: pertenecía a un circo de paso por Estella.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Una imagen habitual en la ciudad del Ega, gente dando de comer a los patos en este caso en el embarcadero natural de Curtidores. M.M.

Imagen de archivo de un corzo DN

Un ejemplar de ardilla. DN


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Asados están muy ricos los corzos estosGastrónomo
  • De montejurra se pasarón hace años al coto baigorri entre entre Oteiza- Lerín y Allo- Larragagato
  • Tierra estella está plagada de Corzos, han bajado de Loquiz donde se introdujeron hace unos 6 años.De madrugada si sales a correr o pasear te los encuentras.se han atropellado más, tambien en la zona de Monjardin, vienen de Allín para ir a Montejurra.Ardillas hay varias en los llanos pero las picarazas se estan comiendo las criasCorzos

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra