x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
CULTURA Y SOCIEDAD

El coreógrafo Cesc Gelabert ofrece hoy en el Gayarre su último espectáculo

La compañía catalana regresa al teatro pamplonés dentro del ciclo "Otras Miradas, Otras Escenas"

Actualizada Miércoles, 13 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • AINHOA PIUDO . PAMPLONA

La compañía catalana Gelabert Azzopardi regresa al Teatro Gayarre tras cuatro años de ausencia. Lo hará hoy a las 20 horas, dentro del ciclo Otras Miradas, Otras Escenas. Las entradas cuestan entre 6 y 14 euros.

La nueva propuesta de Cesc Gelabert, uno de los puntales de la danza contemporánea de nuestro país, es un montaje de una hora y veinte minutos compuesto por dos piezas totalmente distintas. Diez bailarines, incluido el propio Gelabert, dan vida a un espectáculo que llega precedido de un gran acogida por parte del público y de la crítica. "En Barcelona el éxito ha sido increíble, el mayor de mi carrera", apuntó ayer Gelabert.

La primera parte es una obra llamada Sense Fi. Con música de Pascal Comelade, compuesta expresamente para la ocasión, Sense Fi es una coreografía "intimista y naif" que se sumerge en un viaje interior. El hilo conductor es un personaje central que se sirve del resto de bailarines para proyectar sus emociones internas.

La segunda pieza es Conquassabit, en latín, "conmocionar, convulsionar, dividir,". Según explicó el coreógrafo, la idea central de la obra es la de la "aceleración", "un concepto que está muy presente en nuestras vidas, para bien o para mal", reflexionó. Esta segunda parte es "un huracán" construido a través de distintos fragmentos de partituras de Haendel. "El ritmo cada vez es más rápido, y el final es una especie de paroxismo", apuntó.

Gelabert invitó a todo el mundo a "no tener miedo a la danza", una disciplina mucho más presente en la vida diaria de lo que solemos pensar. "Creo que sería muy bueno que en las escuelas la gente hiciera danza" porque, según argumentó, es un modo de ejercitar el cuerpo, pero también "el alma, el corazón y la voluntad".

Encuentro con el público

Gelabert defendió ayer la necesidad del público para que exista arte. "Sin espectadores, el arte no tiene sentido, no existe". Por eso, el coreógrafo suele mantener encuentros con ellos para intentar acercarles su universo creativo e intercambiar impresiones. Pamplona, "una ciudad con un alto nivel cultural", dijo, no fue una excepción, y ayer por la tarde el bailarín organizó una sesión en la que explicó los pormenores del repertorio de hoy. La participación del público es clave en estas sesiones, de modo que son ellos mismos los que terminan bailando y haciendo sugerencias. "Para mí supone un aprendizaje enorme", admitió el catalán. "El público, en conjunto, es siempre es sabio, y nunca apuesta por lo más obvio", terminó.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Cinco de los bailarines de la compañía en plena ejecución de unas de las piezas. CEDIDA

Gesc Gelabert, director artístico.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual