x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

Entunicados, a Roncesvalles

Durante mayo y junio, buena parte de los valles y municipios del Pirineo visitan, en romería, a la Virgen de Roncesvalles. Ayer, bajo la lluvia, fue el turno de los vecinos de Arce y Oroz-Betelu, unos 400.

Actualizada Lunes, 11 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • ASER VIDONDO . RONCESVALLES

JOSEBA Abaurrea Oroz tomó su cruz de madera de casi 20 kilos a las 7 de la mañana de ayer, y caminó con ella sobre sus espaldas durante más de 3 horas. Fue uno de los 400 vecinos del valle de Arce y Oroz-Betelu, o descendientes de la zona, que marcharon a Roncesvalles dentro del ciclo de romerías que, de mayo a junio, lleva a buena parte del Pirineo hasta este lugar (7 jornadas). La única pega fue la lluvia, que cayó durante casi todo el recorrido.

Abaurrea, vecino de Arrieta (Arce) de 33 años, aseguró que "sólo" se ha perdido una romería desde los 12 años. "Fue una vez que tenía la pierna rota, pero vine en coche", afirmó.

Ayer, los romeros de Oroz-Betelu, junto con vecinos y ex vecinos de otras tres poblaciones de Arce (Azparren, Muniáin y Artozqui, las dos últimas ya desaparecidas bajo el embalse de Itoiz), salieron de Oroz a las 6 de la mañana. Los del resto del valle de Arce (de al menos otras 14 poblaciones, varias también deshabitadas o desaparecidas), partieron del puente de Arrieta a las 7. Todos confluyeron a las 9 en la Venta de Espinal, a la entrada de Burguete, donde almorzaron. De allí marcharon en procesión, a las 9.30, hasta Roncesvalles. Llegaron a las 10.20 horas.

De los 400 romeros, 150 caminaron como penitentes, entunicados y portando pesadas cruces de madera. También participaron en la comitiva los alcaldes de Arce (José Ignacio Videgáin) y Oroz-Betelu (Ainhoa Mendía), vestidos con trajes tradicionales de autoridades, así como una decena de jóvenes con trajes típicos, y vecinos con cruces parroquiales.

A su paso por Burguete, los recibió y acompañó el alcalde, Joxepe Irigaray, y en Roncesvalles les dio la bienvenida el prior de la Colegiata, Jesús Idoate. "Al mal tiempo, buena cara. Espero que disfrutéis de un día religioso y de encuentro", afirmó. Cantaron una Salve a la Virgen en la iglesia, y escucharon misa a mediodía. Abandonaron Roncesvalles a las 16.30 horas, muchos, de nuevo, a pie.

"Es un día muy sentido por la gente de la zona", aseguró otro romero, Benito Nagore Goñi, de 65 años y oriundo de Imízcoz (Arce), aunque vive en Villava. "En días así me acuerdo de todos los antepasados que habrán caminado hasta aquí, pues es una romería de, al menos, el siglo XI. Además, se reencuentra mucha gente que se marchó en su día, pero que mantiene un vínculo con el valle, y con esta cita especial", sentenció.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Llegada de los romeros de Arce y Oroz-Betelu a Roncesvalles, ayer a las 10.20 horas. ASER VIDONDO


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Aunque es cierto que se queda en la venta de Arrieta a las 7 de la mañana, también salen desde Úriz y Nagore los romeros del valle de Arce, sobre las 6 y no es que ayer lloviese, es que les cayó el diluvio universal. Mi hijo, con 13 años y una cruz de 20 kilos, llegó tan calado que se podía escurrir su túnica. El Valle de Arce y Oroz Betelu siempre han dado una lección al resto de procesiones por el fervor y la seriedad con el que viven esta procesión. Por cierto, algunos no, bajó más gente que la que subió.valledearce

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra