x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

El Centro para la Competitividad pide repartir riesgos entre empleados y empresa

Las empresas navarras, muy lejos de las cifras de Alemania en horas dedicadas a la formación de sus trabajadores

Actualizada Domingo, 10 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • G.A. . PAMPLONA

Que Navarra pierde competitividad por una obsoleta gestión de los recursos humanos en las empresas industriales es una de las conclusiones que se exponen en el libro La innovación en la Empresa: políticas Avanzadas de gestión de Recursos Humanos,presentado el jueves por el Centro para la Competitividad de Navarra (CCN) que preside el catedrático de la UPNA Emilio Huerta, a su vez, coordinador de la publicación.

Junto a Emilio Huerta han participado en el libro Alberto Bayo Moriones y Javier Merino Díaz de Cerio, profesores de la UPNA.

La obra analiza la industria navarra por medio de una investigación sobre 203 empresas de más de 20 trabajadores, con el objetivo de conocer el esfuerzo de innovación oganizativa y de gestión de las personas. Entre otras medidas se propone establecer un nuevo reparto de riesgos entre empleadores y empleados y fomentar el compromiso y las responsabilidad de los empleados en las empresas. Según se destaca en las propuestas, si los empleados deben asumir más riesgos, flexibilidad de horario y jornadas, remuneraciones variables o aumento de movilidad, significa como contrapartida que han de estar más informados de la situación económica y financiera y de los riesgos de las organizaciones empresariales a las que pertenecen.

Coincidiendo con lo expuesto por Javier Troyas, presidente de la Institución Futuro, de que la tecnología la puede adquirir la competencia, pero lo que diferencia a las empresas son las personas, el profesor Huerta subrayó que "los modos de organizar la producción y el trabajo en Navarra son muy tradicionales y, en muchos casos, crecientemente obsoletos".

Apoyándose en las cifras del estudio, para Emilio Huerta resulta revelador que el 15% de las empresas navarras no invierte nada en formación de su personal. "El 50% invierte menos de diez horas por trabajador al año, el 23% invierte entre 10 y 24 horas por trabajador y año, y sólo el 5% invierte más de 25 horas por trabajador y año". En comparación, la media de inversión de las empresas alemanas es de 55 a 60 horas por trabajador y año. ¿Cuánto invierten las mejores empresas del mundo? Entre 85 y 90 horas por trabajador. "En nuestro escenario un 65% de nuestras empresas industriales invierten menos de 10 horas por trabajador y año" resaltó el profesor Huerta.

Para el Centro para la Competitividad en Navarra, "tenemos un marco de incentivos antiguo, fundamentalmente centrado en el salario fijo y, por tanto, poco diseñado para comprometer e implicar a los trabajadores en el proyecto colectivo de la empresa", mientras que "empresas y sindicatos continúan desarrollando gran cantidad de esfuerzos batallando sobre viejas agendas laboral de negociación de salario y reducción de jornada". El estudio recoge que únicamente un 27% de las empresas industriales en Navarra han fijado un sistema de incentivos individuales y que sólo en el 15% de las empresas existe la rotación en los puestos de trabajo. El informe resalta que la manera de gestionar los recursos humanos en Navarra se construye sobre la base de supervisión y control frente a modelos en los que reduce la jerarquía que son los modelos de las empresas excelentes.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Javier Troyas (centro), presidente de Institución Futuro y a la derecha, Emilio Huerta, director de Institución Futuro y del Centro para la Competitividad. JOSÉ ANTONIO GOÑI


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • Sí claro que listo es el tipo éste a la hora de repartir: cuando va bien el beneficio para mí (el empresario) y cuando va mal las pérdidas para ti (el obrero). A eso se le llama repartir al fifty fifty
  • Eso me gusta repartir las responsabilidades: en unas empresas depiden a empleados y en otras a los directivosdespidos corresponsables
  • Las políticas Avanzadas de gestión de Recursos Humanos, se concretan en la selección de éstos entre las plantillas de CASTORES, pues su voracidad les hace aumentar el ritmo de trabajo frente a otras especies. Por otra parte al no depender los CASTORES del erario público, como hasta ahora, sería posible reducir las cargas fiscales a las industrias. De ese modo habría más producción y un más ventajoso precio de venta como consecuencia de la reducción de impuestos. Eso si que sería un Nuevo y Esplendoroso Futuro.JAVIER
  • Si las empresas navarras han de hacer caso a estos señores, solo aplicaran lo de que el empleado asuma mas riesgos, mas flexibilidad laboral y economica y punto, ni informacion ni formacion, solo produccion y amenaza de ir a la calle.La formacion la guardan para directivos y jefes, eso si, con todos los gastos pagados y en buenos hoteles ( por que siempre van a ''formarse'' fuera ) En mi empresa justo te ensñan lo que has de hacer en tu puesto de trabajo y arrea y no pares.Yo Mismo

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual