x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
TIERRAESTELLA

A oscuras en Gebala desde las doce de la noche

La mayoría de los residentes en las 90 viviendas de la zona usa el vial como acceso a sus aparcamientos

Actualizada Miércoles, 6 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • M.M. . ESTELLA

Como en el cuento de La Cenicienta, en la calle Gebala de Estella las doce de la noche marca también la hora del antes y después. A media noche, el vial del barrio Rocamador se queda completamente a oscuras porque Eroski apaga las cinco farolas colocadas en la fachada posterior del supermercado por donde discurre la calle.

Y los residentes de la zona -repartidos en unas 90 viviendas entre las plazas Río Urederra y Sucesos de Montejurra y la calle Gebala- critican que la iluminación del vial se dejara en manos de una firma privada en lugar de tratarse de un servicio público. La empresa, por su parte, alega que el corte de suministro obedece a un ahorro energético.

La construcción de esta superficie comercial a la entrada de la ciudad por el polígono de Merkatondoa se aprobó en la anterior legislatura con el acuerdo de que Eroski se encargara de urbanizar la zona. Su implantación trajo pareja una rotonda de acceso, un aparcamiento frente a la fachada principal abierto también a los vecinos de 100 plazas y la peatonalización de la calle Lazareto -donde se incluyó un parque infantil- entre el supermercado abierto a finales del año pasado y la plaza Sucesos de Montejurra.

Este vial era el utilizado por los vecinos para acceder a sus plazas de garaje o estacionamientos en superficie, por lo que ahora deben entrar a través de un corredor paralelo que desemboca en la calle Gebala. "Pero por la noche da verdadero miedo. Y pasear por aquí ni se nos pasa por la cabeza. Además de no estar iluminado, el vial discurre junto al monte y la maleza, con lo que aún asusta más", comentaba ayer Jesús Ortega Mazquiarán, vecino de la calle Merkatondoa que aprovechó el buen tiempo para columpiar a su nuestra Iraia Ortigosa Remón en el parque infantil. "Menos mal que la farola del recinto de juegos sí se queda encendida toda la noche", añadió.

"Es una vergüenza". Así de rotundo se mostraba Mariano Marco Barcelona, residente de la calle Rocamador. "No entiendo porque la iluminación de una calle pública depende de un supermercado cuando nosotros pagamos impuestos como todos". Este vecino de la zona también se refirió a la falta de alumbrado en el resto del vial. "Al menos los vecinos tenemos luz hasta las doce de la noche. Pero en el tramo de las naves, aunque cuentan con los enganches y las farolas, ni tan siquiera tienen suministro".

Con la luz del mechero

Esta situación apenas perjudica a los talleres que se distribuyen a lo largo de la calle porque su actividad cesa a las ocho de la tarde. Pero sí a los 15 empleados del servicio de ambulancias Baztán Bidasoa. "Sobre todo a los compañeros que comienzan el turno a las cinco y media de la madrugada. Para abrir la puerta se tienen que iluminar con el mechero o los focos del coche", apuntaba uno de los trabajadores.

Pero también afirmaron que sus condiciones de acceso habían mejorado cuando el año pasado el Ayuntamiento asfaltó la calle, hasta entonces de tierra. En este sentido, el edil de Urbanismo, el regionalista Javier Soto, aclaró que los trabajos se sufragaron entre los propietarios de las naves, el propio consistorio y Eroski.

Javier Soto desveló que ahora trata de negociar con la firma un mayor aporte de luz. "El problema es que en la anterior legislatura cuando se urbanizó la zona ni tan siquiera contemplaron este servicio", añadió el concejal, que dijo estar a la espera de noticias desde Eroski para tramitar su propuesta.

Los vecinos confían en que esta vez se llegue a una solución. "Cuando por mediación del Ayuntamiento nos reunimos con Eroski todo eran ventajas con la urbanización de la zona pero ahora a partir de las doce de la noche nos dejan a oscuras. ¿Y por qué en una calle pública dependemos de un supermercado?, se preguntaba José Ángel Urío Beltrán, de la calle Gebala. Su vecina de portal, Aurora Anchesqu, también se mostró crítica. "Tenemos un perro al que por la noche no sacamos a pasear. Aquello parece un pozo y está demasiado cerca. Pasas miedo si, como yo, tienes una hija adolescente".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Jesús Ortega Mazquiarán con su nieta y su mujer en el parque a pie de la calle Gebala con una farola. M.M.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra
  • GRACIAS AL PARTIDO SOCIALISTA,(QUE ERA EL QUE GOBERNABA EN ESTELLA, EN LA ANTERIOR LEGISLATURA)POR PODER PAGAR IMPUESTOS Y NO PODER DISFRUTAR DE LUZ A PARTIR DE LAS 00:00,DA GUSTO ENCONTRAR GOBERNANTES ASI DE INTELIGENTES,SEGURO QUE LA CALLE DONDE ELLOS RESIDEN NO SUCEDE ESTOJOSE FERNANDEZ
  • esto es ejemplo de la politica de barrios que se queria llevar acabo por UPN y la Pta. de Servicios.Anda ya.menos flores

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual