x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
POLITICA

El del Puente Colgante

Patxi López, hijo de un sindicalista de Portugalete, se ganó paso a paso la confianza del partido

Actualizada Miércoles, 6 de mayo de 2009 - 04:00 h.
  • A. TORICES . COLPISA. MADRID

ZAPATERO no confiaba en él. En las vísperas del congreso de los socialistas vascos de marzo de 2002, el líder del PSOE comentó que Patxi López aún no estaba "hecho" para la secretaría general del PSE. Ramón Jáuregui o Javier Rojo eran, a su juicio, cartas más cabales.

Pero aquel político "verde" se hizo con el liderazgo del partido y siete años después va a cruzar el umbral de Ajuria Enea como nuevo "lehendakari".

"Soy vasco de Coscojales", responde a quien cuestiona sus señas de identidad. Se refiere a su calle natal, a la sombra del Puente Colgante de Portugalete. Toda una declaración de intenciones de sus raíces físicas e ideológicas.

Si alguien mamó política desde la cuna, ése es él. Cumplirá 50 años en octubre, pero acredita una trayectoria kilométrica. Se afilió casi con pantalones cortos a las Juventudes Socialistas de Euskadi, una decisión inexorable en aquel hogar.

El padre, "Lalo" López Albizu, dirigente socialista de los astilleros de La Naval que conoció cárcel y destierro. La cama del niño era el escondite de panfletos, y la casa, además de aula sindical, sirvió en plena dictadura de punto de cena y pernocta para Felipe González o Alfonso Guerra.

Se hizo con la secretaría general de las Juventudes a los 26 años, y un año después aterrizó en el hemiciclo de la carrera de San Jerónimo. Era el segundo diputado más joven del Congreso, detrás de un tal Rodríguez Zapatero.

Un tipo normal

Sus amigos coinciden en que quizá su rasgo más acusado es que es un tipo de lo más normal. Aficionado al baloncesto y devoto del Athletic de Bilbao, la fotografía y la música: pinchó discos en la boda de su amigo el diputado Eduardo Madina y se ufana de tener más de 8.000 vinilos. Bruce Springsteen está en sus altares musicales.

El 23 de marzo de 2002, se hace con las riendas del PSE. En el congreso del Kursaal donostiarra, derrota a los partidarios, encabezados por Rosa Díez, de ir de la mano del PP, una estrategia puesta en práctica en las elecciones de 2001 por su antecesor y amigo de la infancia, Nicolás Redondo Terreros.

Patxi López se empeñó en buscar un espacio identificable para el PSE. La fórmula resultó exitosa. En las elecciones de 2005, el PSE pasó de 13 escaños en el Parlamento vasco a 18; y en las de 2009, coronó los 25.

Pasito a pasito, sin deslumbrar pero sin errores, se afianza. Tres ideas trufan su discurso: cambio, diálogo y pacto.

Ha acabado con las "familias" en el partido y ha desarrollado una oposición sin estridencias y sin escándalos.

Apuntaló su protagonismo político con el llamado "proceso de paz" durante la última tregua de ETA. Estuvo en las umbrías conversaciones con Batasuna y PNV, y se entrevistó con luz y cámaras con Otegi, una charla que le llevó a los tribunales.

Será el primer "lehendakari" socialista. López, de la margen izquierda, la de los "maketos".

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso

Patxi López, al lado de su esposa, Begoña Gil, ayer a su llegada a la Cámara vasca. ARCHIVO


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar con muy poca publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra